resultados del barómetro de opinión

El Gobierno de Barkos pierde la mayoría y el PP desaparece del Parlamento de Navarra

El cuatripartito que sustenta el Ejecutivo de Navarra no podría reeditar su acuerdo de gobierno de celebrarse elecciones por el desplome de Podemos, que se dejaría cuatro de sus siete escaños

Foto: La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, (EFE)
La presidenta de Navarra, Uxue Barkos, (EFE)

El cuatripartito que sustenta el Ejecutivo de Uxue Barkos perdería su mayoría y no podría reeditar su acuerdo de gobierno por el desplome de Podemos, que se dejaría cuatro de sus siete escaños en el Parlamento de Navarra de celebrarse ahora las elecciones autonómicas. Por su parte, el PP se quedaría sin representación institucional en la Cámara territorial, en la que se estrenaría Ciudadanos, que se aprovecha de la caída de los populares, que pierden sus dos escaños.

Este es el panorama que dibuja el barómetro de opinión que elabora el Parlamento de Navarra, conocido como Navarrómetro, y que ha sido presentado esta mañana por la presidenta de la Cámara, Ainhoa Aznárez (Podemos). Se trata del último barómetro antes de las elecciones autonómicas del próximo mes de mayo.

UPN mantiene su liderazgo al reeditar sus 15 escaños y el PSN crece por la caída de Podemos y se sitúa como tercera fuerza por delante de Bildu

Los partidos que conforman el Gobierno de Barkos –Geroa Bai (la marca del PNV en Navarra), EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra– arrastran la fuerte caída de la formación de Pablo Iglesias, cuya fractura interna, que ha derivado en la división del grupo parlamentario en dos bloques de forma oficial, es castigada con dureza por el electorado. Su debacle es aprovechada por el PSN, que sube dos escaños y se sitúa como tercera fuerza parlamentaria con nueve representantes, por delante de la coalición 'abertzale'.

Según la intención de voto que refleja el Navarrómetro, UPN mantiene su posición actual como primera fuerza con los mismos 15 escaños. Geroa Bai crece un escaño y obtiene diez, mientras que EH Bildu conserva sus ocho representantes, aunque pasa a ser la cuarta fuerza en la Comunidad Foral ante el ascenso de los socialistas. Por su parte, Ciudadanos se estrena en el Parlamento de Navarra con tres escaños a cuenta de la caída del PPN, que se queda sin representación en la Cámara territorial, en la que Izquierda-Ezkerra sigue contando con dos escaños.

El PSN tiene la llave de la gobernabilidad: puede optar por conformar un gobierno con Geroa Bai o enterrar al Ejecutivo de Uxue Barkos y aupar a UPN

El Navarrómetro refleja que en un año se ha producido un significativo descenso del apoyo al cuatripartito, que en la actualidad suma 26 escaños en el Parlamento foral frente a los 24 de UPN, PSN y PPN. El barómetro de opinión de 2017 pronosticaba un empate técnico a 25 representantes entre las fuerzas que integran el Gobierno foral y los partidos de la oposición, mientras que ahora el cuatripartito suma 23 representantes por los 27 de las demas formaciones. El cambio se debe al desplome de Podemos y al ascenso del PSN, que tiene la llave de la gobernabilidad en Navarra. Los socialistas pueden optar por conformar un gobierno con Geroa Bai en la línea del pacto de gobernabilidad suscrito por el PNV y el PSE en el País Vasco, si bien esta opción implicaría sumar a EH Bildu, o, por el contrario, posibilitar el regreso de UPN al poder y enterrar al actual Ejecutivo de corte nacionalista una legislatura después.

A este respecto, el actual cuatripartito es la fórmula preferida por la ciudadanía en relación a los posibles acuerdos post-electorales, al ser defendida por el 37% de los ciudadanos. Por su parte, la opción UPN-PPN-PSN es apoyada por el 19,6% de la población, mientras que un Gobierno conformado por UPN, PP y Ciudadanos es avalado por el 12,3%. No obstante, se impone el sentir de que "lo más importante" a la hora de ir a votar es "evitar con su voto una mayoría nacionalista" al ser respaldado este planteamiento por el 53,9% de los navarros, frente al 40,7% que lo rechaza. Si se pregunta a la inversa, el 29% asegura que "lo importante" en las próximas elecciones autonómicas es "conseguir de nuevo una mayoría nacionalista" frente al 65% que se opone a esta tesis.

El Navarrómetro pone de manifiesto un dato relevante que puede ser clave de cara a los comicios autonómicos del próximo año: el notable descenso en la intención de ir a votar. A día de hoy, un 58,39% de la población asegura que acudirá a las urnas "con total seguridad" frente al 68,30% de hace un año, lo que supone una caída de diez puntos en apenas doce meses. En 2016 el porcentaje se situaba en el 62,30%. En este sentido, la participación en las elecciones de 2015 fue del 68,2%. Estos resultados sobre la intención de voto se pueden interpretar como un síntoma de la desafección ciudadana hacia los partidos y las instituciones.

Se da un notable descenso en la intención de ir a votar: el 58% de la población acudirá a las urnas "con total seguridad" frente al 68% de hace un año

En este sentido, transcurridos tres años de la legislatura, un 30,9% de la población estima que el Ejecutivo de Barkos "no es consciente de los problemas de Navarra". En esta valoración del Ejecutivo foral, solo un 5,8% de los ciudadanos considera que "está resolviendo los problemas" existentes. Un 36,3% asegura que "sabe cómo resolver los problemas, pero necesita más tiempo" y un 22,7% opina que "no sabe cómo resolverlos". En cuanto a la valoración de los portavoces de los grupos parlamentarios, la principal nota la obtiene la representante de EH Bildu, Bakartxo Ruíz, con un 5,10, por delante de la socialista María Chivite (5,02). Ambas son las únicas que logran el aprobado. Las peores notas las obtienen los portavoces de UPN, Javier Esparza, con un 4,11, y del PPN, Ana Beltrán, con un 3,69.

Independencia de Navarra

El barómetro de opinión también interpela a la ciudadanía por si Navarra tiene "demasiada autonomía" o "debería ser independiente". La mitad de la población estima que la Comunidad Foral "tiene la autonomía necesaria", frente al 35,5% que defiende que "debería tener más autonomía". Los partidarios de la independencia suponen el 8,6%, al tiempo que un 2,8% considera que esta comunidad goza de "demasiada autonomía". En relación al índice de satisfacción ante el grado de autonomía, el 51,2% de los encuestados dice estar "bastante satisfechos", el 13,4% "muy satisfecho", el 23,7% "poco satisfecho" y el 4,3% "nada satisfecho".

La encuesta sociopolítica sobre "el estado de opinión" de la sociedad navarra y sus posiciones electorales ha sido elaborada por el Departamento de Sociología de la Universidad Pública (UPNA), en el marco de la Cátedra Parlamento de Navarra de opinión pública e innovación social, a partir de 955 entrevistas. El profesor titular de Sociología de la UPNA, Juan Mari Sánchez Prieto, ha dejado constancia que la opinión que evidencian a día de hoy los ciudadanos podría cambiar de cara a las elecciones autonómicas del próximo año en función de los acontecimientos de la política española y navarra. "En dos meses en política las circunstancias cambian mucho. Lo hemos visto con motivo de las elecciones en Andalucía", ha aseverado. No obstante, ante la irrupción de Vox en territorio andaluz, ha señalado que el intentar trasplantar este tipo de fenómenos al resto del Estado "hay que tomarlo con ciertas reservas", ya que "hay territorios que tienen especificidades o determinaciones que son diferentes a otras comunidades".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios