polémica medalla de oro a los autores de la bandera

Barkos la vuelve a liar con la enseña navarra: "xenofobia", "fascismo", "error histórico"...

Izquierda-Ezkerra, su socio de gobierno, y el PSN no acudirán al acto de entrega de la máxima distinción de la Comunidad a título póstumo a Arturo Campión por su trayectoria "golpista" y "sectaria"

Foto: Manifestacion celebrada en junio en Pamplona en defensa de la bandera de Navarra tras la derogación de la Ley de Símbolos. (EFE)
Manifestacion celebrada en junio en Pamplona en defensa de la bandera de Navarra tras la derogación de la Ley de Símbolos. (EFE)

Nuevo cisma en Navarra a cuenta de las banderas. La decisión del Ejecutivo de Uxue Barkos de conceder la Medalla de Oro de la Comunidad Foral a título póstumo a los historiadores Arturo Campión, Hermilio de Olóriz y Julio Altadill, autores en 1910 del diseño de la actual enseña de Navarra, ha provocado una fuerte polémica que ha salpicado al cuatripartito y que va a provocar ausencias políticas e institucionales en el acto de entrega de la que es la mayor distinción del territorio. La controversia llega además por varios frentes con acusaciones de "fascista", "racista" y "xenófobo" hacia uno de los galadornados (Arturo Campión), la denuncia del “error histórico” en el que se ha incurrido con esta condecoración y la censura de las intenciones "políticas y partidistas" del premio.

La medida adoptada por el gabinete de Barkos se ha topado con el rechazo frontal de uno de los cuatro partidos que sustentan el Gobierno foral, Izquierda-Ezkerra, que se ha pronunciado en términos muy duros por la concesión de la Medalla de Oro a quien apoyó “el golpe fascista de 1936 que tantos asesinatos y represión conllevó en Navarra”. En la defensa de su ideología, según censura esta formación, Campión “tomó posiciones abiertamente racistas y xenófobas contra las personas que ya entonces llegaban de otras tierras”. Esta actitud, remarca, “supera lo asumible” e “invalida absolutamente” la entrega de la máxima distinción de la Comunidad Foral.

El Gobierno foral se reafirma en su decisión, ya que Campión es autor del diseño de "un símbolo que en la actualidad une a la pluralidad de los navarros"

Izquierda-Ezkerra no acudirá al acto de entrega de la Medalla de Oro, que se celebrará el 3 de diciembre con motivo del Día de Navarra, ya que el gabinete de Barkos no va a atender a su petición de rectificar la decisión. El Ejecutivo foral, por boca de la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo, se ha reafirmado en la decisión adoptada, que se sustenta en el reconocimiento como “autores del diseño de un símbolo que une a la pluralidad de los navarros en este momento”.

La decisión de mantener el galardón también provocará bajas desde la oposición con la anunciada ausencia al acto de entrega del Partido Socialista. El PSN se ha sumado a la postura de Izquierda-Ezkerra por el “perfil controvertido en términos democráticos” de Campión y “la historia que le acompaña”. Los socialistas navarros aluden a sus “posicionamientos y discursos políticos del todo alejados de una apuesta por el respeto, la integración, la pluralidad y la convivencia”, y que están “más próximos al sectarismo y la xenofobia, como los de Sabina Arana”. A este respecto, constatan que Campión “fue el adalid del nacionalismo vasco” con unos planteamientos que “no representan a Navarra ni a una mayoría social, que están en posiciones muy alejadas a las que representó y defendió” este político e intelectual.

Frente a estas acusaciones, Ollo replica que hay “historiadores muy renombrados”, como José Luis de la Granja o Bernardo Estornés, que “ponen en tela de juicio” el argumento de que Campión apoyo el golpe de Estado de 1936. A este respecto, en la biografía de Campión que se ha facilitado con motivo del galardón, el Gobierno de Navarra reconoce su carácter “polemista” aunque se ‘diluye’ entre sus múltiples facetas y calidades. “Arturo Campión (Pamplona 1854-San Sebastián 1937) fue escritor, político e intelectual, con obra en castellano y euskera, y uno de los fundadores de la Real Academia de la Lengua Vasca. También fue académico de la Real Academia de la Lengua Española. Campión es autor de una obra amplia y variada, singularmente ligada a temas navarros y vascos, y compaginó la literatura, la investigación histórica y lingüística con su faceta de jurista, crítico literario y musical, conferenciante, polemista y colaborador en más de 40 diarios y revistas”, refleja.

Pero más allá de las críticas hacia su pensamiento político, y que "respeta", el Gobierno de Barkos insiste en que el premio se sustenta en la aportación “a la historia, la cultura y la identidad de la Comunidad Foral” de los tres historiadores, que en 1910, a instancias de la Diputación Foral de Navarra, fueron los encargados de proponer “el diseño de un símbolo que Navarra no tenía en ese momento”.

En todo caso, Izquierda-Ezkerra tampoco traga con este argumento, ya que considera que participar por encargo de la Diputación en el diseño de la bandera de Navarra no es “motivo suficiente” para otorgarles a título póstumo la mayor distinción de la Comunidad Foral. Esta condecoración está destinada a premiar a las personas, instituciones, entidades o colectivos “cuyos méritos en la defensa, promoción o fomento de los intereses de Navarra resulten estimados por el conjunto de la sociedad”.

UPN denuncia que los tres galardonados "no son los verdaderos creadores de la enseña foral"

Pero los razonamientos esgrimidos por el Ejecutivo foral para conceder la Medalla de Oro son cuestionados con argumentos históricos por UPN, que denuncia que los tres galardonados “no son los verdaderos creadores de la enseña foral”, ya que “hay constancia documental de la existencia de la bandera de Navarra desde hace al menos cinco siglos”. Para demostrar el “error histórico” en el que ha incurrido el Gobierno, los regionalistas navarros han constatado que el Libro de Consultas del Regimiento de Pamplona como cabeza del Reyno de Navarra “evidencia que el primer acto oficial donde se exhibe la actual bandera de Navarra es la proclamación de Felipe II como rey de Navarra”, acto para el cual se tuvo que confeccionar la “vandera… la qual es colorada, sembrada en ella cadenas y una corona doradas”.

Ante esta situación, el presidente de UPN, Javier Esparza, denuncia la existencia de motivos políticos para otorgar a los tres historiadores esta distinción. “El nacionalismo vasco manipula y desprecia la historia de Navarra y la reinventa a su conveniencia”, censura.

La decisión del Gobierno de Barkos de reconocer con la máxima distinción del territorio a “los artífices a comienzos del siglo XX del diseño de la actual bandera” llega siete meses después de derogar la Ley de Símbolos de Navarra para ‘oficializar’ la ikurriña. Al dejar sin efecto la normativa que estaba vigente, y que excluía el uso de banderas diferentes a las oficiales de la Comunidad Foral, el Ejecutivo facultó a las instituciones navarras a izar la bandera del País Vasco sin impedimentos legales, sin tener que estar expuestos a sanciones o prohibiciones. En todo caso, el Consejo de Navarra, un órgano consultivo superior, alertó en un informe que esta revocación podía producir "una situación de incertidumbre jurídica sobre la utilización de los símbolos en los edificios oficiales” de la Comunidad Foral, de modo que izar la ikurriña “puede seguir siendo contrario al ordenamiento jurídico”.

La oposición denuncia que Barkos quiere "limpiar su conciencia" tras haber "despreciado" la bandera de Navarra con la derogación de la Ley de Símbolos

Esta decisión provocó una fuerte controversia social que llegó a la calle con una manifestación masiva por las calles de Pamplona en defensa de la bandera de Navarra. Ahora, la oposición censura que la concesión de la Medalla de Oro obedece a un intento de “lavar su imagen” en la guerra de las banderas que vive la Comunidad Foral tras la derogación de la Ley de Símbolos. “Se trata de una argucia partidista con la única finalidad de limpiar su conciencia tras haber despreciado la bandera de Navarra con la derogación de la Ley de Símbolos. Si de verdad quieren homenajear a la bandera de Navarra, lo mejor que pueden hacer es no permitir la ikurriña en las instituciones navarras”, asegura Esparza, que acusa a Barkos de “pretender confundir a la ciudadanía navarra, ya que su objetivo es imponer la ikurriña”.

En esta misma línea se expresa la presidenta del Partido Popular de Navarra, Ana Beltrán, que denuncia la “hipocresía” y el “cinismo” del Gobierno de Barkos por condecorar a quienes dieron oficialidad a la bandera de Navarra y al mismo tiempo “despreciar” la enseña de la Comunidad, ya que la “única” bandera que le interesa es la ikurriña. La líder del PPN no se opone a la concesión de la Medalla de Oro (“merecen la distinción”, sostiene), pero critica que esta medida responde a un intento de la presidenta de Navarra de “lavar su cara”. “Pero no engaña a nadie”, remarca.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios