varias operaciones policiales en el último mes

Suecia-Costa del Sol-Marruecos: irrumpe un nuevo eje criminal con bandas muy violentas

En apenas un mes, tres operaciones policiales en Málaga y Suecia han acabado con el arresto de más de 20 personas dedicadas al asesinato por encargo y al narcotráfico

Foto: Restos de sangre de un asesinado tras un ajuste de cuentas entre bandas de Estocolmo. (Reuters)
Restos de sangre de un asesinado tras un ajuste de cuentas entre bandas de Estocolmo. (Reuters)

Operan en la provincia de Málaga armados hasta los dientes. Su material de trabajo incluye pistolas, fusiles de asalto AK-47 y chalecos antibalas. Practican la tortura a sus víctimas sin mayor contemplación y asumen su papel de sicarios hasta las últimas consecuencias. Pero el asesinato por encargo es solo una de sus actividades, ya que también trafican con droga, roban vehículos de alta gama, falsifican documentación y blanquean dinero. Se trata de bandas de facinerosos originarios de Suecia que han establecido uno de sus centros operativos en la Costa del Sol. Un eje de acción criminal que fluye desde ese país nórdico hasta España y que acaba en Marruecos.

A finales de noviembre pasado, sendas operaciones de la Guardia Civil y la Policía Nacional en colaboración las autoridades policiales suecas concluyeron con el arresto de un total de 17 personas, 11 en la provincia de Málaga y seis en las ciudades de Malmoe y Estocolmo. Los operativos de busca y captura de más delincuentes provenientes de Suecia no han finalizado. Fuentes policiales aseguran a este diario que se está poniendo cerco a esos grupos constituidos en suburbios del sur de Suecia y que ejercen una violencia extrema.

En la operación Rueda, la Policía Nacional arrestó a los presuntos autores del asesinato de dos narcotraficantes. En mayo pasado, frente a la iglesia de la localidad malagueña de San Pedro de Alcántara, David Ávila, alias 'Maradona', fue tiroteado hasta la muerte en el interior de su coche desde una moto de gran cilindrada. Se dirigía junto a su mujer y sus dos hijos al banquete de la comunión que acababa de celebrar uno de los niños. 'Maradona' tenía deudas con un cártel colombiano dedicado al tráfico de cocaína y las pagó con su vida. Según informó la policía, ya le habían avisado al incendiar un gimnasio y un chiringuito de playa en Estepona, ambos de su propiedad.

Policía: "La peor banda de sicarios que se ha visto en la Costa del Sol"

Ese mismo grupo habría asesinado también en agosto a Sofian Mohamed A. B., alias 'Zocato', un narco marroquí. El sicario lo disparó cuando llegaba a su casa de Estepona y huyó en bicicleta. Tanto la moto como la bici fueron halladas en uno de las cinco viviendas que habían alquilado los delincuentes en urbanizaciones de la provincia de Málaga.

Cuatro de los miembros más activos de "la peor banda de sicarios que se ha visto en la Costa del Sol", según describe un oficial de la Policía Nacional, son sendas parejas de hermanos de origen marroquí, pero educados en un barrio marginal de Malmoe.

La operación conjunta del Instituto Armado y la policía sueca, denominada Tijereta, habría esclarecido el asesinato de un narcotraficante el pasado verano. Varios miembros de la banda habrían torturado a dos ciudadanos suecos, quienes fueron conducidos engañados hasta un chalé ubicado en Mijas. En un despiste de los sicarios, una de las víctimas logró huir. De inmediato, los delincuentes descerrajaron varios tiros en la cabeza del segundo torturado.

Arriba, incautación de dinero en la operación Tijereta; abajo, restos de sangre del narco sueco asesinado. (EFE)
Arriba, incautación de dinero en la operación Tijereta; abajo, restos de sangre del narco sueco asesinado. (EFE)

Todos los miembros de ese grupo criminal organizado estaban afincados en Suecia. Operaban entre su lugar de origen, España y otros países europeos y Marruecos. A los arrestados se les imputan los delitos de tráfico de drogas, detención ilegal, torturas, asesinato, asesinato en grado de tentativa, tenencia ilícita de armas, pertenencia a organización criminal y robo de vehículos. Entre los objetos que se les incautó había dos fusiles AK-47.

Un eje criminal de 4.000 km

"Una de las razones por las que han elegido España para asentarse radica en que a estos individuos les resulta muy difícil llevar a cabo acciones criminales en Malmoe", señala Petra Stenkula, jefa de la Unidad de Investigación del Sur de la policía sueca.

Stenkula añade que ese exilio se debe a dos factores fundamentales: por un lado, hay una gran competencia entre las pandillas de Malmoe y se están produciendo numerosos asesinatos y amenazas violentas entre los propios delincuentes; por otro, la policía está ejerciendo una gran presión sobre ellos. "Ahora mismo resulta duro ser un criminal en Malmoe", sostiene la comisaria.

Han elegido España para asentarse porque a estos individuos les resulta muy difícil llevar a cabo acciones criminales en Malmoe

La paz y la seguridad de las calles de Suecia están llegando a un relativo fin. Las autoridades se muestran preocupadas por el auge de grupos organizados nacidos en los suburbios de las tres grandes ciudades —Estocolmo, Gotemburgo y Malmoe—, auténticos guetos donde han sido confinados los inmigrantes llegados por la generosa legislación sueca de acogida y asilo. Esos barrios son muy similares a los conflictivos 'banlieus' de París.

Edificios en el suburbio de Rosengard. (Malmoe)
Edificios en el suburbio de Rosengard. (Malmoe)

A esos inmigrantes se les ha concedido vivienda gratis, se les ha proporcionado clases de lengua sueca y una gran parte de los beneficios del paradigmático estado de bienestar del país nórdico. Pero el desempleo es un problema acuciante en esos guetos. En el barrio de Rosengard en Malmoe, el porcentaje de paro llega al 30 por ciento, cuando en el conjunto del país es del 6 por ciento.

Las acciones con 'Kaláshnikovs', granadas y coches-bomba están aumentando en los últimos años en los arrabales de las ciudades de Suecia. Las cifras de muertos por disparos son aún bajas si se comparan con países como Estados Unidos o con Centroamérica, pero se están multiplicando rápidamente debido a esas bandas. Según fuentes oficiales, en 1996 solo hubo 11 muertes por armas de fuego, en 2008 fueron 14, pero ya en 2017 ocurrieron 300 tiroteos, 41 homicidios y más de cien personas resultaron heridas.

Vehículo de un supuesto delincuente destrozado por una explosión en Rosengard, Malmoe. (Reuters)
Vehículo de un supuesto delincuente destrozado por una explosión en Rosengard, Malmoe. (Reuters)

Como consecuencia, la policía sueca ha aumentado su presión para acabar con la violencia en las calles. El pasado mes de octubre convocó a los cabecillas de los grupos más violentos en el estadio de fútbol de Malmoe para negociar con ellos. Ante el aumento de homicidios, la policía de esa ciudad ha puesto en marcha un programa llamado 'Sluta Skjut' ('para de disparar'), inspirado en políticas de diálogo que se llevan cabo en ciudades de Estados Unidos que soportan altos índices de criminalidad.

Los investigadores españoles aún están estudiando las razones por las que esas bandas de sicarios y narcotraficantes procedentes de Suecia están acomodándose en la Costa del Sol. Los hechos y las fuentes policiales apuntan a que el eje geográfico Marruecos-España-Suecia proporciona pingües beneficios y una seguridad relativa de acción a esos grupos criminales.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios