SESIÓN DE CONTROL EN EL CONGRESO

Sánchez culpa a PP e independentistas de ser "cómplices de la confrontación territorial"

El presidente insiste en su estrategia de "sentido común" y moderación frente a la "gesticulación" de Casado. Reitera que trabaja para llevar los PGE a las Cortes antes de final de año

Foto: Pedro Sánchez, este 14 de noviembre durante la sesión de control en el Congreso. (EFE)
Pedro Sánchez, este 14 de noviembre durante la sesión de control en el Congreso. (EFE)

Pedro Sánchez otra vez en el término medio. Frente a la "crispación" o la "gesticulación" de la oposición, él tirará de moderación y "sentido común". El PP y los independentistas, cada uno tirando de los dos extremos de la cuerda, son los verdaderos "cómplices" del conflicto territorial. El Gobierno seguirá mientras su trabajo, con su labor de gestión del país. Y la primera muestra es que el Ejecutivo "cumplirá y trabajará en plazo" para llevar los Presupuestos al Congreso antes de fin de año, como había prometido.

Otra vez la sesión de control en el Congreso volvió a girar, en el turno de preguntas de Pablo Casado al presidente, sobre Presupuestos y Cataluña. El jefe de los populares le inquirió por la "disociación de personalidad" que, a su juicio, admitió la vicepresidenta, Carmen Calvo, cuando tras una reunión del Consejo de Ministras y Ministros aseguró que cuando Sánchez habló de que veía rebelión en los cabecillas del 'procés' este aún no había llegado a La Moncloa. Ahora, a través de la Abogacía del Estado, el Ejecutivo opina que hubo sedición, un escalón por debajo. Por eso Casado le preguntaba este miércoles por los Presupuestos de 2019, para saber qué va a hacer el Gobierno teniendo en cuenta que ha intentado "engañar a Bruselas" con su borrador de las cuentas y cuando comprobó que "no colaba" desliza que las prorrogará los de Mariano Rajoy y gobernará por decreto pese que en su día las calificó de "antisociales".

Sánchez culpa a PP e independentistas de ser "cómplices de la confrontación territorial"

El Ejecutivo había deslizado en los últimos días que podía no llegar a presentar los Presupuestos de 2019 en caso de no tener las alianzas amarradas. Más aún, en el Gabinete ya dan por hecho que no aterrizarán nunca en el Congreso a la vista de que los independentistas se niegan a respaldarlos. Pero Sánchez tiró la pelota hacia delante y aseguró, en sede parlamentaria, que su Gobierno trabaja para presentar los PGE en la Cámara "antes de que termine el año". Lo cual no es incompatible con no presentarlos si al final no tiene el aval garantizado. Casado le había recordado sus palabras como líder del PSOE, cuando le decía a Rajoy que debía someterse a una cuestión de confianza si no sacaba adelante su proyecto de ley. Sánchez le replicó que al ya expresidente le costó registrar esas cuentas, y que de hecho no las llevó al Congreso hasta abril de 2018, por lo que el actual Gabinete tiene aún "cuatro meses" por delante, según el "cronómetro" del PP, ironizó.

Casado se ríe de la "disociación de personalidad" que puso en circulación Calvo al diferenciar entre el presidente Sánchez y el secretario general


Casado recordó entonces al presidente que en la reunión que ambos mantuvieron en agosto, justo después de ser él elegido jefe del PP, le propuso tres acuerdos. Entre ellos, pactar unos PGE basados en una política económica "responsable", pero el PSOE optó por entnderse con Podemos y buscar el apoyo de las formaciones nacionalistas y separatistas, subiendo el déficit y "arriesgando" el empleo. También le planteó la aplicación de nuevo del artículo 155 para "poner orden en Cataluña", y sin embargo el jefe del Ejecutivo prefirió echar "más madera, poner 1.600 millones de euros más" para Quim Torra. Y la tercera fue un acuerdo educativo, pero el Gobierno anuncia que quiere "cargarse" la enseñanza concertada y la libertad de elección de los padres.

"Convoque elecciones"

"Si fuera responsable pacatía más con los partidos que defendemos España y no con los que quieren romperla", reprochó el presidente del PP. Entonces recriminó a Sánchez que su grupo rechazara ayer la proposición de ley de uso de los símbolos que patrocinaban los conservadores o que no respalde su propuesta de impedir los indultos a los condenados por rebelión. Casado acabó pidiéndole al presidente, como en todas las sesiones de control, que ponga ya las urnas. "Haga caso al otro señor Sánchez y póngase de acuerdo con él y convoque elecciones. Y, presente a quien presente de los dos, ganaremos los españoles echándole del Gobierno".

Desde la moderación, el sentido común, el diálogo y el respeto se puede construir un proyecto político y usted no lo está haciendo

"No sé qué prisa tiene por perder elecciones", le devolvió Sánchez como respuesta mordaz. "Habrá elecciones y entonces podremos debatir", señaló sin, por descontado, dar la fecha de la convocatoria. "Le diré una cosa: en política como en la vida no se puede sorber y soplar al mismo tiempo". Y por eso, a su juicio, "no se puede acusar al Gobierno de ser cómplice de los independentistas", y que estos, a su vez, acusen al Ejecutivo de ser "cómplice con los que reprimen al supuesto pueblo catalán". "Los que están siendo cómplices de la confrontación y del agravio territorial son ustedes y los independentistas. Esa es la gran verdad de todo el debate que están manteniendo".

Sánchez, como ya viene haciendo en las últimas semanas y rubricó el pasado sábado tras el comité federal del PSOE, en el que ya anunció que no caería en la "política pendenciera" de la oposición, se situó en el punto medio. Sin bajar al barro. "Yo creo que desde la moderación, desde el sentido común, el diálogo y el respeto se puede construir un proyecto político y usted no lo está haciendo", señaló. De nuevo, insistió en que sus Presupuestos, "antes de ideológicos", son de "puro sentido común", positivos para el país, porque "reducen el déficit público y la deuda pública", recuperan el subsidio para los parados de más de 52 años o aumenta el gasto en becas.

El presidente volvió a ofrecer a Casado diálogo sobre los Presupuestos. Si el PP está "dispuesto a sentarse con el Gobierno", el Ejecutivo "tenderá la mano". Pero si los conservadores optan por seguir con la dinámica de la "gesticulación" y no por la "oposición útil de Estado", su partido "lo pagará en las urnas", advirtió.

Sánchez culpa a PP e independentistas de ser "cómplices de la confrontación territorial"

Críticas por el "pasteleo" con el PP

El conflicto en Cataluña volvió a salir en la pregunta siguiente, la del portavoz de ERC, Joan Tardà, quien lanzó duras críticas a la Justicia española por la causa del 'procés'. Es "machista", "endogámica", "clasista", con "reminiscencias fascistas", con una Fiscalía "equiparable a la Brigada Político Social" o una Audiencia Nacional "heredera del Tribunal de Orden Público". El sistema judicial español, reprochó el diputado, actúa "inspirado por la venganza", por la "crueldad", y por eso la sentencia, aunque no haya empezado aún la vista, "está firmada". Tardà pidió entonces a Sánchez que reclame de manera inmediata la dimisión del presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes y se disculpe por el "pasteleo" con el PP para acordar la renovación del órgano de gobierno de los jueces. Si no, no será posible salir de este "estercolero", avisó.

Sánchez recrimina a ERC que pida la "politización de la Justicia". "Pues no. España es un Estado social, democrático de derecho", contesta

Lo que piden los separatistas es la "politización de la Justicia", la injerencia del Gobierno en las decisiones de la Fiscalía, concluyó en su turno el presidente. "Pues no. España es un Estado social, democrático de derecho y el Poder Ejecutivo va por un lado, el Legislativo por otro y el Judicial por otro". Pero Sánchez no quiso el choque directo con Tardà. "Todas las instituciones pueden ser objeto de crítica y algunas merecen la autocrítica, pero no solo el Poder Judicial y no solo en Madrid", señaló, indicando que también los soberanistas han de hacérselo mirar.

El líder del Ejecutivo aprovechó su réplica para remarcar que España está considerada como una democracia de primer nivel, según apuntan distintos indicadores internacionales, como las encuestas de Freedom House (con una puntuación de 94 sobre 100), por encima de países como Francia (90/100), Italia (89/100) o Estados Unidos (86/100) o de la revista británica 'The Economist'. Y recordó también que desde 1979 el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha dictado solo 98 sentencias en las que condena a España por vulneración del convenio de derechos humanos. En ese mismo periodo, Alemania ha recibido 186 fallos adversos; Francia, 722; Bélgica, 164; Reino Unido, 312, e Italia, 791.

Calvo a Montserrat: "Necesita una pareja artística, y esa no soy yo"

Los careos entre la portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, y la vicepresidenta del Ejecutivo, Carmen Calvo, son cada vez más ásperos. La dirigente popular tiende a hacer preguntas "oceánicas", nada concretas, y a la número dos del Gobierno cada vez le sientan peor. "¿Es infinita la paciencia de los españoles?", le inquiría este 14 de noviembre. "Muchos están al límite cuando la escuchan a usted", le contestó en su primer turno Calvo.

"Son un Gobierno sin votos, no avanzan ni gobiernan y como no saben gobernar lo único que hacen es manipular, mentir y lanzar cortinas de humo", se despachó la portavoz popular, para rematar con un "mienten aquí, en Europa y en Roma. Por ello Europa no acepta sus cuentas y el Vaticano no acepta sus cuentos". 

 

Calvo no se molestó en entrar a los distintos trapos mostrados por Montserrat. La pregunta de este miércoles es, otra vez, se quejó, "un 'totum revolutum' que no tiene nada que ver reglamentaria ni políticamente con el control al Gobierno".

"No les interesa y no les interesa porque usted hace cinco meses era [ministra de Sanidad] responsable de políticas sociales y de igualdad y fue el desgobierno en persona, el antigobierno, el abandono de todos los criterios de justicia social este país", respondió.

 

"Se lo tenía que pensar un minuto, necesita una pareja artística y no soy yo, y hablando de arte se me viene a la cabeza Cicerón y cada día se parece más a Catilina", remachó. Tiró de la historia de Roma, de la conjura de Catilina contra el célebre cónsul para dar un golpe de Estado. Conjura que acabó con un Catilina muerto y su cabeza cortada

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios