BARÓMETRO DE OCTUBRE DEL CIS

Sánchez, Iglesias y Garzón ganan en nota ciudadana; Casado y Rivera, bajan

El presidente recibe una nota de 4,16, frente al 4,11 de hace un mes, mientras que el jefe de Podemos salta del 3,07 al 3,11. El líder del PP desciende del 3,56 al 3,25. Rivera cae del 3,93 al 3,81

Foto: Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el pasado 11 de octubre, cuando firmaron su pacto presupuestario en La Moncloa. (EFE)
Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, el pasado 11 de octubre, cuando firmaron su pacto presupuestario en La Moncloa. (EFE)

A ojos de la opinión pública, quienes ganan enteros son Pedro Sánchez, Pablo Iglesias y Alberto Garzón, y quienes bajan, Pablo Casado y Albert Rivera. Los tres primeros, ahora socios presupuestarios —y casi de legislatura—, son mejor calificados por los ciudadanos que hace un mes, mientras que los dos segundos, los que encarnan la oposición al Ejecutivo, descienden en valoración de los españoles.

Es, a grandes rasgos, la principal conclusión del barómetro de octubre del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en lo que afecta a la apreciación ciudadana de los líderes políticos. Una tabla que presenta cambios respecto al estudio de septiembre, ya que el organismo público, dirigido desde junio por el miembro de la ejecutiva socialista José Félix Tezanos, retoma la costumbre de preguntar por todos los dirigentes con representación parlamentaria. Hace un mes, solo interrogó a los encuestados por los jefes de PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida.

[Consulte aquí en PDF el estudio de octubre del CIS]

El presidente del Gobierno, según el barómetro hecho público este jueves, recibe una nota del 4,16, frente al 4,11 de hace un mes, mientras que el jefe de Podemos salta del 3,07 al 3,11. Alberto Garzón, coordinador de IU, evoluciona desde el 3,79 al 4,08 actual. Casado, que afronta su segundo estudio demoscópico oficial tras ganar el congreso de su partido, desciende del 3,56 al 3,25. Y Rivera cae del 3,93 al 3,81. Los líderes progresistas avanzan por tanto en valoración ciudadana, mientras retroceden los dirigentes que encabezan las formaciones del espectro conservador.

Los dos dirigentes que encabezan la tabla son Joan Baldoví (Compromís) y Aitor Esteban (PNV), pero es Sánchez el primer líder nacional con mejor nota


Los números casan con la controvertida estimación de voto proyectada por el equipo de Tezanos: el barómetro, realizado entre 2.973 entrevistas entre el 1 y el 9 de octubre —antes de la firma del pacto para los Presupuestos de 2019, que ocurrió el jueves 11—, otorga al PSOE una estimación del 31,6%, por el 21% que lograría Ciudadanos, el 18,2% que obtendría el PP y el 17,3% de Podemos y sus confluencias. La suma de las izquierdas alcanza el 48,9%, por el 39,2% que aglutinan populares y naranjas.

Peor Casado que Sánchez

Quien lidera la tabla es, como ocurría en julio, Joan Baldoví, portavoz de Compromís en el Congreso, con un 4,75 (tenía un 4,05 en verano), y le sigue el representante del PNV en la Cámara, Aitor Esteban (4,29). Ambos, sin embargo, son poco identificados por los ciudadanos. Al primero no le conoce el 80% de los encuestados, y al segundo, el 82,5%. El tercero en la escala es Pedro Sánchez, con su 4,16, primer líder de ámbito nacional, por tanto, en valoración ciudadana. Siguen a continuación Ana Oramas, portavoz de Coalición Canaria (4,15), y Alberto Garzón (4,08), que también mejora respecto a octubre, cuando obtenía un 3,79 de nota.

Del presidente se fía el 24,7%, por el 13,6% que siente confianza en Casado. Recela de Sánchez el 72,5%, por el 79,5% que lo hace del líder del PP

Por debajo del 4 quedan todos los demás. Desde Pedro Quevedo, líder de Nueva Canarias en la Cámara Baja (3,98); Albert Rivera (3,81); Miguel Anxo Fernández Bello, jefe de En Marea en Madrid (3,77); Lucía Martín, cabeza de En Comú Podem en el Congreso (3,68); Marian Beitialarrangoitia, portavoz de EH Bildu (3,67); Carles Campuzano, representante del PDeCAT (3,50). Más abajo se deslizan Íñigo Alli, de UPN (3,38); Pablo Iglesias, líder de Podemos (3,29); Pablo Casado, jefe del PP (3,25), y Joan Tardà, portavoz de ERC (3,12). Cierra la tabla el representante de Foro Asturias en el Congreso, Isidro Martínez Oblanca, con un 3,08. En total, son 16 los dirigentes políticos por los que se pregunta.

Pablo Casado y Albert Rivera, en el teatro Campoamor de Oviedo, en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias 2018, el pasado 19 de octubre. (Reuters)
Pablo Casado y Albert Rivera, en el teatro Campoamor de Oviedo, en la ceremonia de entrega de los Premios Princesa de Asturias 2018, el pasado 19 de octubre. (Reuters)

Los socialistas se felicitaban este jueves tanto de la estimación de voto otorgada por el CIS, ese 31,6% que es producto de la suma de la intención directa de voto más simpatía (en porcentaje sobre el voto a candidaturas), como de la intención declarada (21,7%), como de la valoración de su líder (el 4,16 de nota). Pero no solo por esos tres valores. Así, al 24,7% el presidente del Gobierno le inspira mucha o bastante confianza —era el 28,8% en julio y en septiembre no se incluyó la pregunta—, por un apabullante 72,5% que desconfía de él. Claro que las cifras son peores cuando se interroga por Casado: el 13,6% dice tener mucha o bastante confianza en él, frente a un 79,5% que manifiesta lo contrario.

Sánchez, Iglesias y Garzón ganan en nota ciudadana; Casado y Rivera, bajan

El 25,8% quiere al líder del PSOE en La Moncloa

El CIS pregunta en esta ocasión a los encuestados a quién preferiría como jefe del Ejecutivo. Un 25,8% responde que quiere a Sánchez, por un 16,9% que cita a Rivera, un 10,8% que menciona a Casado y otro 10,6% que señala a Iglesias. Un nada despreciable 22% contesta que no le gustaría que fuera presidente ninguno de ellos.

El 91% estima que hay mucha o bastante crispación, y de ellos el 52,3% culpa a los partidos. Entre estos, el 27,8% apunta a los separatistas, y el 27,3% al PP

El organismo público incluye asimismo preguntas sobre el clima político en España y quién es el responsable del ambiente de tensión. La conclusión principal es que para el 91% hay mucha o bastante crispación, y de entre estos, el 52,3% culpa a los dirigentes y a las fuerzas políticas, por un 13,6% que se lo endosa a los medios, el 2,5% que señala a las empresas y los poderes económicos y un 28,4% que entiende que todos por igual tienen su grado de responsabilidad.

A los que estiman que hay mucha o bastante crispación y los que entienden que los culpables son los partidos y los políticos, se les pregunta entonces qué formación es, a su juicio, la que hace más para que haya ese ambiente de tensión. El 27,8% replica que los responsables son las fuerzas independentistas, y otro 27,3% apunta al PP. Un 7,1% indica que es Ciudadanos, un 7% que lo es Podemos y un 6,9% que es el PSOE el que fomenta esa crispación. El 21,6% contesta que todos los partidos por igual contribuyen a empeorar el clima.

¿Y de los líderes políticos, quién es más responsable de esa crispación?, continúa el CIS. El 17,5% apunta a Casado, por un 11% que señala a Iglesias. Un 9,9% culpa a Rivera y un 9,8%, al jefe del Ejecutivo. Para el 5,4%, el que más hace para crear ese ambiente es Quim Torra y para el 2,9%, el 'expresident' de la Generalitat Carles Puigdemont. El 28,8% responde que "todos un poco" son responsables.

El 46,5% responde que la corrupción toca más a unas fuerzas que a otras. De ellos, el 84% subraya que a quien más le toca es al PP

El 78,5% indica que le preocupa mucho o bastante que exista ese clima de alta tensión en la política española (al 13,4% no le inquieta), mientras que un abultadísimo 87,8% cree que debería "hacerse algo" para reducir la crispación.

Otra pregunta interesante y nueva que introduce el CIS atañe a la corrupción. El 51% manifiesta que afecta a todos los partidos por igual, y algo menos, el 46,5%, responde que toca más a unas fuerzas que a otras. De entre estos últimos, el 84% subraya que a quien más le afecta la corrupción es al PP, por un 6,5% que culpa al PSOE. Quienes citan a los nuevos partidos son poquísimos: un 0,7% menciona a Podemos y otro 0,6% a Ciudadanos.

Críticas por la fiabilidad del sondeo

Mientras que el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) esté dirigido por José Félix Tezanos no escampará. Los expertos, progresistas o conservadores, se le echan encima por la metodología que inauguró en el barómetro de septiembre, y que acaba con la cocina y con la ponderación de un factor importante, el recuerdo de voto. 

Entre los partidos, como cabía esperar, hubo celebración de los datos por parte del PSOE y críticas de PP y Cs. Así, la número dos del PSOE, Adriana Lastra, subrayó que la subida de su formación refleja que los ciudadanos aprecian la labor del Ejecutivo y que no se dejan llevar por el "ruido". El CIS, indicó, señala la buena valoración del presidente y también "la pelea que hay en las derechas" por ver quién de ellas ocupa ese espacio. 

 

Mientras, el número dos del PP, Teodoro García Egea, consideraba que el PSOE ha "destrozado la credibilidad del CIS". Un poco más, venía a decir, y el organismo destaca que los socialistas "ganan con mayoría absoluta" o que "los españoles aprueban" las "negociaciones en la cárcel" con los independentistas presos "de los Presupuestos de Pablo Iglesias", informa EFE. La vicesecretaria de Comunicación del partido, la diputada Marta González, ironizaba que "con estos resultados tan fantásticos para el PSOE" a Sánchez "le debe faltar tiempo para convocar elecciones" cuanto antes, y si no lo hace es porque ni él se cree los datos. 

 

El estudio del CIS es una "broma" pagada por dinero público, dijo por su parte el número dos de Ciudadanos, José Manuel Villegas. "Nadie se cree que el PSOE siga subiendo y supere el 30% de los votos", aseguró el dirigente naranja, quien observó sin embargo que no es sorprendente a estas alturas que el PP sufra el sorpaso de su partido. Cs cree que los socialistas tocaron "techo" y ahora están cayendo. 

 

Unidos Podemos ve con "moderado optimismo" los datos del CIS, que apuntan a una ligera subida de los morados por el fracaso, entienden, de la estrategia de las derechas. El secretario general del grupo, Txema Guijarro, reconoció que hay que tomar los resultados "con prudencia" por la "polémica metodología" empleada por Tezanos, en la que "hace una especie de suma a lo bestia de la intención directa de voto y simpatía". "O cocinas o no cocinas los datos", censuró. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios