tras proclamar la huelga general de seis días

Los funcionarios de prisiones se encierran: "Somos el patito feo del ministerio"

Tenían una reunión con la subsecretaria del ministerio, que canceló su cita en el último momento; se consideran ninguneados después de que Marlaska no quiera negociar con ellos

Foto: Los representantes sindicales de prisiones encerrados en el Ministerio del Interior. (Acaip)
Los representantes sindicales de prisiones encerrados en el Ministerio del Interior. (Acaip)

Los representantes sindicales de los funcionarios de prisiones tenían una reunión este miércoles por la mañana con la subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea Aranguren, a las 11:00. Pretendían explicar a la alto cargo del departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska los motivos que han llevado al colectivo a proclamar seis días de huelga general en todos los centros penitenciarios que dependen del Gobierno de Pedro Sánchez. Sin embargo, media hora antes de la cita, cuando todos los delegados de Acaip, Comisiones Obreras y UGT ya estaban preparados, un portavoz de la subsecretaría ha comunicado a los sindicalistas que Goicoechea Aranguren no podía acudir y que, por lo tanto, se suspendía la reunión.

Los representantes de los trabajadores de prisiones han entendido el gesto como el enésimo ninguneo que sufren en los últimos días por parte de la Administración. En un arrebato de dignidad, todos ellos han acordado que se encerrarían en la sede del Ministerio del Interior, donde en ese momento se encontraban, hasta que alguien les atendiera. Sin embargo, más de dos horas después, tan solo han aparecido por la sala los responsables de seguridad del edificio, que se han limitado a comprometerse con los representantes sindicales a trasladar su propuesta a los altos cargos del inmueble situado en la madrileña calle de Amador de los Ríos.

El portavoz de Acaip, José Antonio Gutiérrez, asegura que este "ninguneo" se lleva a cabo después de que la Administración presentara una propuesta que implicaba la concesión de 123 millones de euros para equiparar los salarios de los funcionarios de prisiones del Estado a sus homólogos catalanes y lo retirara "de repente". "Nos dijeron que el Ministerio de Función Pública había alegado que había restricciones presupuestarias y que se veían en la obligación de retirar la oferta", explica el representante sindical, que recuerda que todo esto ocurrió solo tres días después de que el Gobierno "soltara 700 millones a los Mossos" y pactara la equiparación salarial para policías y guardias civiles.

Este enésimo desplante ha sido considerado por los funcionarios de prisiones como una auténtica afrenta. Gutiérrez afirma que es urgente que la Administración se siente a negociar el problema de la retribución y denuncia que las cárceles también necesitan más personal. Faltan, además, "más profesionales, no solo para vigilancia sino también en el terreno sanitario y en otros campos", explica el portavoz de Acaip, quien también destaca la disminución de la seguridad en los centros, el elevado número de agresiones que estos funcionarios reciben cada día o el hecho de que el Gobierno aún no les ha reconocido como autoridad pública.

"Somos el patito feo de este ministerio; los examinadores de tráfico, los policías y los guardias civiles ya han llegado a un acuerdo con Interior; a nosotros, sin embargo, no nos hacen caso, nadie atiende nuestras reivindicaciones, no tenemos respuesta, ni siquiera se reúnen para escucharnos", zanja Gutiérrez, que se muestra decidido a permanecer en el edificio junto al resto de representantes sindicales hasta recibir una respuesta adecuada de los responsables del ministerio.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios