la actriz abonará la deuda en cuanto sea firme

Hacienda atribuye a Ana Duato un fraude de 1,1 millones en sus ingresos por 'Cuéntame'

La Agencia Tributaria acusa a la actriz de utilizar una mercantil para tributar por sus apariciones en la exitosa serie de RTVE con un tipo más ventajoso del que le correspondía

Foto: Ana Duato, junto a Imanol Arias, en una escena de 'Cuéntame cómo pasó'. (RTVE)
Ana Duato, junto a Imanol Arias, en una escena de 'Cuéntame cómo pasó'. (RTVE)

Hacienda ya ha puesto cifras al presunto fraude fiscal cometido por Ana Duato. Los inspectores de la Agencia Tributaria han concluido que la coprotagonista de 'Cuéntame cómo pasó' dejó de pagar 1.103.886 euros en concepto de IRPF entre 2013 y 2017 al canalizar sus ingresos por la serie a través de la compañía encargada de producirla, Ganga Producciones SL, administrada por su marido, Miguel Ángel Bernardeau. De ese modo, Duato aplicó a una parte de su nómina el tipo del impuesto de sociedades (25%), sensiblemente más ventajoso que el tipo de la renta con el que tributan los salarios superiores a 60.000 euros al año (45%). La actriz solo necesitaba un capítulo —se han emitido 348— para rebasar ese umbral. En 2010 ya recibía 74.459 euros por cada uno.

El informe, al que ha tenido acceso El Confidencial, ha sido incorporado recientemente al caso Nummaria, el procedimiento que instruye el Juzgado número 2 de la Audiencia Nacional desde 2016 contra un despacho de abogados de Madrid que se especializó en crear estructuras societarias opacas para clientes vip. Los inspectores explican que Duato utilizó hasta 2012 una de las redes diseñadas por el cerebro de Nummaria, el fiscalista Fernando Peña. En concreto, la actriz habría simulado la cesión de sus derechos de imagen a una agrupación económica de interés europeo, Gaumukh AEIE, para repercutir parte de sus ingresos a una firma instrumental radicada en Londres (Nevington Ltd), que a su vez estaba participada por dos mercantiles de Costa Rica (Dudley International SA y Hillside Finance SA). El supuesto titular de ese entramado internacional era un testaferro de ese país centroamericano, Bernal Zamora Arce.

Con esa estructura, Duato presuntamente dejó de ingresar en IRPF otros 812.519 euros entre 2010 y 2012. Sin embargo, la coprotagonista de la exitosa serie de RTVE saldó esa deuda en febrero de 2016, dos meses antes de que estallara el caso Nummaria. Pese a ello, la Fiscalía la incluyó en su querella atribuyéndole tres delitos fiscales. Así lo reconoce el informe de la Agencia Tributaria remitido ahora al instructor del caso, el juez Ismael Moreno.

Los inspectores también admiten que, a partir de 2013, la actriz dejó de utilizar la estructura de Gaumukh AEIE. No obstante, señala la Agencia Tributaria, a partir de ese ejercicio habría continuado rebajando su cuota de IRPF al cobrar un porcentaje de sus apariciones en la serie a través de Ganga Producciones SL, cuando, al tratarse de servicios personalísimos, debería haberlos recibido en nómina. Según Hacienda, mediante ese sistema dejó de pagar 11.950 euros en 2013; 246.998 en 2014; 192.143 en 2015; 272.077 en 2016, y 380.718 en 2017. Es decir, 1.103.886 euros en total.

El informe atribuye la misma práctica a su marido. Según los inspectores, Bernardeau habría canalizado parte de su salario a través de una red de sociedades vinculada a la productora de 'Cuéntame'. Se ahorró de ese modo en IRPF 87.172 euros en 2010; 221.977 en 2011; 190.047 en 2012; 86.226 en 2013; 148.021 en 2014, y 148.083 en 2015. En total, 881.521 euros.

Las cantidades no son definitivas. Podrían ser rebajadas tras aplicar una compensación por las cuotas satisfechas en concepto de impuesto de sociedades. Con todo, una vez que haya acta firme de inspección, la voluntad del matrimonio es abonar la deuda. Hasta ahora, la acusación se centraba únicamente en los ejercicios anteriores a 2013.

Ana Duato, cuando declaró por primera vez en la Audiencia Nacional en 2016.
Ana Duato, cuando declaró por primera vez en la Audiencia Nacional en 2016.

La trama Nummaria también ha salpicado a la otra estrella de la serie, Imanol Arias. En su caso, la Fiscalía le acusaba de defraudar 2,1 millones de euros entre 2010 y 2014 a través de otra agrupación económica de interés europeo, Leitmotif Projects AEIE, con la que también desplazó a Reino Unido, primero, y a Costa Rica, después, gran parte de los ingresos que obtenía por su trabajo como actor. En el último eslabón de esa cadena de mercantiles figuraba de nuevo el testaferro Zamora Arce.

A esa deuda se sumaban las cantidades que Hacienda ya reclamaba al actor antes de que estallara el caso Nummaria por el periodo 2010-2015. Como adelantó este diario, Arias ha optado por abonar la deuda reclamada por la Agencia Tributaria, que asciende a un total de 4,9 millones de euros. Para ello, ha tenido que deshacerse de propiedades e hipotecar otras que aún conserva.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios