rivera asegura que poner lazos es 'fascismo'

Crece la tensión: Rivera y Torra se enzarzan por la retirada de lazos amarillos

El presidente de la Generalitat asegura que se han llegado a registrar agresiones físicas a quienes colocaban lazos y Rivera dice que es "ilegal"

Foto: Lazos amarillos en el parque de la Ciutadella de Barcelona. (EFE)
Lazos amarillos en el parque de la Ciutadella de Barcelona. (EFE)

Los Comités de Defensa de la República (CDR) plantan cruces amarillas por la libertad de los presos, atan lazos en cada edificio que encuentran y, a las pocas horas, aparece alguien que los quita. ¿Qué es peor, quitar o poner los lazos? El presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se han enzarzado este sábado a cuenta de esta pregunta. Mientras Torra ha exigido a través de una carta que todos los grupos condenen "firmemente y sin matices ni equilibrios" los altercados por la retirada de símbolos independentistas. En la misiva, Torra denuncia un "incremento notable" de las "agresiones, amenazas, indimidaciones y violencia fascista".

Una acusación, la de fascismo, a la que Rivera ha saltado en Twitter. "Violar el Estatut y la Constitución para declarar la secesión es fascismo", como también lo es "apoyar la violencia de los comandos separatistas", ha dicho Rivera refiriéndose a los actos reivindicativos de los CDR. Es "el mundo al revés en la Cataluña supremacista de Torra", ha señalado el dirigente de Cs en otro tuit, en el que acaba exclamando: " Y (el presidente) Sánchez protegiéndole y abandonando a la mayoría de catalanes para seguir de interino en Moncloa".

"Individuos agresivos"

"Unos grupos de individuos agresivos han querido atemorizar a los activistas por la libertad de los presos políticos y el retorno de los exiliados", había dicho Torra en su carta, donde condena que en algunos casos ha podido conocer "de primera mano" que han llegado a registrarse agresiones físicas "a personas que colgaban lazos o instalaban cruces amarillas en las calles y en las plazas".

En respuesta, Rivera le ha advertido que "considerar bestias taradas a la mayoría de catalanes y al resto de españoles sí es fascismo". "¡Basta ya!", ha concluido el líder de Ciudadanos en un tuit que llega justo después de que considerara en otro mensaje que "proteger símbolos ilegales en el espacio público y multar a quienes defiendan la ley y los retiren" es prueba de "el mundo al revés en la Cataluña supremacista de Torra".

Rivera había sostenido hace unos días que, si las autoridades no retiran los signos políticos del espacio público, lo harán los militantes de su partido. Esta propuesta de Rivera fue respondida por algunas administraciones como el Ayuntamiento de Arenys de Munt (Barcelona) con el anuncio de que el consistorio penalizará a todas aquellas personas que alteren el orden público y sancionará a quienes retiren lazos amarillos siempre que el hecho implique "violencia institucional".

Plantada de cruces amarillas en la playa de Mataró (Barcelona). (EFE)
Plantada de cruces amarillas en la playa de Mataró (Barcelona). (EFE)


Presupuesto o dimisión

Pero esta no ha sido la única polémica en la que Torra se ha visto envuelto este sábado. El presidente de la Generalitat insinuó el viernes que podría poner sobre la mesa dejar el cargo si no conseguía sacar adelante unos presupuestos. Sin embargo, el vicepresidente del Govern y 'conseller' de Economía y Hacienda, Pere Aragonés, se ha mostrado convencido de que "no hará falta" que Torra se plantee dimitir, ya que sí habrá mayoría suficiente para aprobar las cuentas.

En una entrevista con la Agencia EFE, Aragonés ha avanzado que prevé presentar el proyecto de ley de presupuestos para 2019 "a lo largo del mes de octubre" con el fin de aprobarlo en el Parlament "antes de final de año".

Sociedad Civil Catalana exige la dimisión

Societat Civil Catalana inició en julio la campaña "No más esteladas ni lazos amarillos en los espacios públicos". Apoyándose en una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, SCC pidió a los ciudadanos su colaboración para retirar los "símbolos partidistas" de los espacios de titularidad pública. Incluso ofrecieron un formulario de denuncia para remitir a los Ayuntamientos.

El presidente de Societat Civil Catalana, José Rosiñol, ha calificado la posición de Quim Torra de "impropia" de un presidente y de una democracia. Ante la petición del 'president' a la policía catalana, que a su juicio "debe actuar con máxima eficacia" contra los que agreden a quienes colocan cruces o lazos amarillos, Rosiñol ha considerado que solo existe "una respuesta": la dimisión de Torra.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios