la pugna por la sucesión de Rajoy en el pp

Santamaría apela a que ganó ante las bases y ofrece victorias, unidad e independencia

"Los afiliados ya me eligieron como la mejor opción para ganar al PSOE y a Pedro Sánchez, para derrotar a los populistas y a los que quieren romper España", insistió

Foto: Soraya Sáenz de Santamaría, durante su intervención en el XIX Congreso del PP. (EFE)
Soraya Sáenz de Santamaría, durante su intervención en el XIX Congreso del PP. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura2 min

Soraya Sáenz de Santamaría ha presentado su candidatura a la presidencia del PP ante los compromisarios reunidos en el XIX congreso con los mismos argumentos que esgrimió durante su campaña: que ya ganó en la primera vuelta, que se considera la mejor candidata a la presidencia del Gobierno y que ahora ofrece unidad, integración y garantía de mantener la independencia de la formación.

"Los afiliados ya me eligieron como la mejor opción para ganar al PSOE y a Pedro Sánchez, para derrotar a los populistas y a los que quieren romper España", repitió continuamente la exvicepresidenta del Gobierno durante su hora de discurso para recordar que quedó primera en la ronda del 5 de julio.

Saénz de Santamaría reiteró que ha hecho una campaña "en positivo" y que si no hubiera ganado entonces tampoco hubiera seguido en la carrera hasta el congreso. En ataque directo a su rival, sostuvo que ella sí se hubiera integrado en la candidatura "de Pablo" para evitar la fractura. Fue el momento más celebrado por sus partidarios al prorrumpir en gritos de "unidad, unidad" mientras su candidata miraba complacida.

"Soy Soraya, la del PP y mi partido es el PP", proclamó para contrarrestar la campaña de Casado al presentarse como el mejor exponente de las esencias de la formación. Después apeló a sus orígenes "de provincias" (Valladolid), de clase media trabajadora y mujer "de palabra" como castellana.También apeló a sus casi dos décadas de colaboración directa con Mariano Rajoy, en la oposición y en el Gobierno, para dejar claro su historial de servicios en el Estado y su dilatada expericiencia en la gestion que le facultan mejor que a Casado para volver al Ejecutivo inmediatamente.

La exvicepresidenta se centró también en defender la necesidad de que el partido esté abierto a la sociedad. Para ello sacó partido a su abanico pintado con los colores de la bandera de España para decir que las varillas que se abren simbolizan el desplieguen que hace útil y grande a la formación porque cerrado no sirve de nada.

Saénz de Santamaría, después de destacar los méritos del Ejecutivo en la recuperación económica y el freno al golpe separatista en Cataluña, terminó su intervención lamentando no haber sabido llevar al congreso una candidatura "de unidad". De todas formas, se comprometió a integrar en el nuevo comité ejecutivo nacional a los dirigentes de la lista perdedora en caso de imponerse en las urnas.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios