Iglesias ya ha afirmado que seguirá al frente del partido

Más de 128.000 inscritos en Podemos votan por la continuidad de Iglesias y Montero

Con una participación cercana a los 190.000 sufragios, el 68,42% de la militancia se ha pronunciado a favor de la continuidad, frente al 31,58% que lo ha hecho en contra y el 0,35%, en blanco

Foto: Pablo Iglesias e Irene Montero, en el Congreso. (EFE)
Pablo Iglesias e Irene Montero, en el Congreso. (EFE)

La participación en el plebiscito sobre el chalé de Irene Montero y Pablo Iglesias ha batido récord, con 190.000 sufragios. Los datos definitivos de la consulta, en la que se ponía sobre la mesa la continuidad de sus cargos, han sido favorables para ambos dirigentes, con 128.000 votos a favor (68,42%) de mantener sus puestos, 59.224 en contra (31,58%) y 652 en blanco (0,35%). Diferentes fuentes del partido ya aseguraron a El Confidencial tras el cierre de urnas que "todo apunta a que se superará la [consulta] de Vistalegre II". La cifra de participación superó finalmente en 33.000 votos a los emitidos en la segunda asamblea ciudadana del partido.

Iglesias ya ha confirmado a través de su perfil de Facebook que va a seguir al frente del partido: "Quiero agradecer la participación en la consulta y los apoyos recibidos. También quiero decir que tomo nota del mensaje del 30% de inscritos que no nos han apoyado. No han sido días fáciles para nosotros, pero tampoco para la gente de Podemos", ha asegurado.

La portavoz de Podemos en el Congreso y pareja de Iglesias, Irene Montero, cuya continuidad también estaba en juego en la consulta convocada tras ponerse en duda su credibilidad por la citada compra de la casa, también ha confirmado que tras estos resultados seguirá "trabajando duro": "A quienes nos habéis apoyado, gracias por participar, por dar argumentos a amigos y familiares, por sentir el proyecto colectivo como propio y cuidarlo y protegerlo. A quienes habéis votado en contra, gracias también por expresar vuestra posición con honestidad: espero convenceros con mi trabajo de aquí en adelante", ha asegurado en el mensaje que también ha publicado en las redes sociales.

No obstante, antes de la publicación de los resultados, ambos dirigentes morados aseguraron que en caso de una baja participación estarían obligados a dimitir, por lo que este dato ya supondría un triunfo para ellos. En Vistalegre II participaron 155.000 militantes y 128.000 respaldaron a Pablo Iglesias como secretario general. El secretario de Organización, Pablo Echenique, ha explicado que "cuando la gente de Podemos habla, los dirigentes nos callamos, obedecemos y nos ponemos a trabajar". En este contexto, ha avanzado, en referencia a la moción de censura contra Mariano Rajoy impulsada por el PSOE: "Seguimos teniendo una banda de delincuentes en el Gobierno de España y, por primera vez en muchos meses, la oportunidad de mandarlos a su casa. Seguimos teniendo el deber histórico de construir un país más justo en el que nadie se quede tirado y nos ponemos a ello con todo lo que tenemos y sin mirar atrás".

Iglesias y Montero refuerzan su liderazgo, aunque tendrán que lidiar con una nada desdeñable cifra de críticos, casi uno de cada tres inscritos que han ejercido su derecho al voto

A la consulta han estado convocados 487.772 militantes, de los cuales 158.452 se consideran 'activos' porque han entrado alguna vez en el portal de participación de la formación morada en el último año. A lo largo de esta semana de votación en el plebiscito sobre el chalé, Iglesias ha reiterado en varias ocasiones que consideraría un éxito que votaran unas 120.000 personas, cifra que supone aproximadamente un 80% de los militantes 'activos'. Durante estos días, la alta participación ha provocado la caída del sistema hasta en dos ocasiones.

Irene Montero y Pablo Iglesias, junto al polémico chalé.
Irene Montero y Pablo Iglesias, junto al polémico chalé.

Los datos manifestan que el apoyo de la militancia a Pablo Iglesias e Irene Montero sigue intacto, si se compara con los resultados de Vistalegre II en febrero de 2017. Más de 155.000 personas de los aproximadamente 456.000 inscritos en aquel momento decidieron el futuro del partido y renovaron a Iglesias como secretario general con casi el 90% de los votos.

Refuerzo del hiperliderazgo

La lista liderada por Iglesias para la dirección del partido fue avalada entonces por el 50,78% de los participantes, seguida de la encabezada por Íñigo Errejón, que obtuvo el 33,68%, y, en tercer lugar, la presentada por el sector anticapitalista, que obtuvo el 13,11% de los apoyos. En esta ocasión, el precandidato de Podemos para la Comunidad de Madrid pidió el voto a favor de Iglesias y Montero, mientras que los anticapitalistas liderados por el eurodiputado Miguel Urbán y la coordinadora en Andalucía, Teresa Rodríguez, optaron oficialmente por no participar en la consulta, aunque alguno de sus dirigentes pidió abiertamente que se apostase por la dimisión.

El secretario general y la portavoz parlamentaria refuerzan por tanto su liderazgo en la formación, aunque tendrán que lidiar con una nada desdeñable cifra de críticos, casi uno de cada tres inscritos que han ejercido su derecho al voto. Una brecha que queda en el aire en lo referente a los votantes no militantes.

En mayo del pasado año se consultó a los inscritos sobre la moción de censura contra Mariano Rajoy: votó un 18% del total de inscritos, el 31% del censo activo. En concreto, participaron 87.674 personas (67.000 menos que en Vistalegre II) y el 97,44% se pronunció a favor.

Hacia las elecciones de 2019

El Consejo Ciudadano Estatal, máximo órgano de decisión del partido entre asambleas, está votando hoy mismo en sesión telemática el 'Reglamento abierto de primarias de Podemos' para las citas electorales del próximo año 2019. Este protocolo "sirve para ordenar los procesos para alcanzar las alianzas electorales que los inscritos e inscritas mandataron de forma masiva en la consulta ciudadana del pasado mes de marzo", según se ha explicado desde la Secretaría de Organización.

El documento establece la necesidad de celebrar primarias propias en Podemos para la configuración de las listas, tanto europeas como autonómicas y municipales, en lugar de celebrar primarias conjuntas con otras formaciones, como pretenden hacer en Andalucía Teresa Rodríguez y el líder de IU, Antonio Maíllo. El preacuerdo en este territorio, dado a conocer por ambas organizaciones y aprobado este domingo por la dirección autonómica de Podemos, establece la "celebración de unas primarias conjuntas como forma de elección de las listas electorales a nivel autonómico, estableciendo mecanismos de radicalidad democrática que permitan la participación del pueblo andaluz en la elección de sus candidatas y candidatos". Un modelo que han aplaudido cargos vinculados al sector anticapitalista, como la portavoz en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, quien ha pedido que este formato acabe implantándose también en Madrid.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
90 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios