ofensiva del gobierno para garantizar los presupuestos

El PP prepara el caramelo para el apoyo del PNV: 'tregua eléctrica' e ingresos de Iberdrola

El objetivo del Ejecutivo es que el PNV se anime ya a confirmar su respaldo a las cuentas del Estado pese a la aplicación del 155 en Cataluña gracias a los 'detalles' con la hacienda vasca

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, conversa con el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, conversa con el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban. (EFE)

El Gobierno ya tiene encarrilado el acuerdo con los regionalistas canarios (Coalición Canaria y Nueva Canarias) para que apoyen el proyecto de Presupuestos del Estado y tantea al PNV con una tregua en la 'guerra eléctrica' (Iberdrola es el segundo contribuyente de la Hacienda vasca). El objetivo del Ejecutivo es que los nacionalistas se animen ya a confirmar su respaldo a las cuentas pese a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña gracias a ese 'detalle' con el Ejecutivo y los ingresos de la autonomía que preside Iñigo Urkullu.

En fuentes del equipo económico aseguran que el pacto alcanzado con el PNV el pasado año incluía, además de la renovación del concierto y el cupo, el respaldo a la política económica y presupuestaria del Gobierno para toda la legislatura: era la garantía de la estabilidad política ahora en el aire y desde la intentona independentista de octubre pasado.

En los mismos medios atribuyen a un error de cálculo el empeño de los nacionalistas vascos en condicionar el cumplimiento del acuerdo a que se levante la intervención de la Generalitat. "Daban por hecho que sus colegas nacionalistas catalanes se pondrían de acuerdo para formar gobierno antes de que los Presupuestos llegaran al Congreso". Pero Carles Puigdemont sigue empeñado en prolongar el pulso al Estado (y a los planes de futuro de buena parte de la antigua Convergencia y ERC) y las enmiendas a la totalidad o de devolución de las cuentas se votarán en el Congreso en menos de dos semanas, el día 26 de este mes de abril.

Después de las últimas gestiones de la Moncloa con Urkullu y Andoni Ortuzar, el PNV ha empezado a matizar su amenaza de rechazo a las cuentas

Después de las últimas gestiones de la Moncloa con Urkullu y Andoni Ortuzar, el PNV ha empezado a matizar su amenaza de rechazo a las cuentas. Se ha hecho evidente que el 155 seguirá vigente a finales de este mes, probablemente hasta el 20 de mayo en que termina el plazo para intentar una investidura viable en Cataluña y no se descarta que se prolongue hasta el verano o más allá si al final se tienen que repetir los comicios en julio.

Esta vez los nacionalistas vascos no se han molestado en pedir el traspaso de la competencia sobre las cárceles ni la ruptura de la caja de la Seguridad Social, pero sí están muy molestos con los planes del Ministerio de Energía que dirige Álvaro Nadal de recortar los ingresos regulados de las eléctricas. El PNV y el gobierno autonómico se han alineado con las posiciones de Iberdrola, y es ahí donde en fuentes gubernamentales apuntan que es la baza que les queda para facilitar en los próximos días "la puesta en escena" de un cambio de posición del PNV que dan por hecho.

Impacto sobre la Hacienda vasca

Ese anuncio del Ministerio de Energía de recortar los ingresos regulados de las eléctricas tiene un impacto clave sobre los ingresos de la Hacienda vasca ya que Iberdrola es la segunda gran compañía (tras el BBVA) con sede en la comunidad autónoma. El PNV pone en cuestión los planes del Gobierno en el sector con el argumento de que ponen en peligro la necesaria inversión en redes que permita la electrificación de la economía en favor de la 'descarbonización' comprometida. Asegura que la retribución de las eléctricas es la más baja de Europa y afea las caídas en bolsa del sector energético por la acción reguladora del ministro, entre otra serie de razones.

Nadal responde a la ofensiva de las eléctricas poniendo sobre la mesa otra clave: el acuerdo con el PP para reformar los peajes eléctricos

Nadal responde a la ofensiva de las eléctricas poniendo sobre la mesa otro asunto clave: el acuerdo con el PP para reformar los peajes eléctricos, que permite rebajar parte del coste de la factura de la industria vasca. El ministro recuerda que la materialización del acuerdo también requiere contar este año con Presupuestos Generales en el Estado y que la Comisión Europea ha remitido un expediente informativo al Ministerio de Energía por esta cuestión.

Bruselas investiga si la bajada de peajes en el País Vasco podría ser una ayuda de Estado considerada ilegal. El margen de negociación en ese punto no puede ser más pequeño, aunque tendría mejor 'venta' ante las bases del PNV que el de garantizarse los ingresos que recibe su hacienda de Iberdrola.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios