Convención Nacional del PP: El PP se lanza a por la alcaldía de Andalucía con Madrid en la cuerda floja
en la clausura de la convención popular en sevilla

El PP se lanza a por 'la alcaldía de Andalucía' con Madrid en la cuerda floja

Rajoy llama a a derribar al PSOE en la Junta andaluza mientras Cifuentes pasa a la ofensiva y acusa a la cúpula de los socialistas de haber urdido una conspiración con el caso de su máster

Foto: Mariano Rajoy y el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, este domingo en la clausura de la convención del PP. (EFE)
Mariano Rajoy y el presidente del PP andaluz, Juanma Moreno, este domingo en la clausura de la convención del PP. (EFE)

"En cualquier momento habrá elecciones en Andalucía", dijo un animoso Mariano Rajoy. El PP pensó la convención nacional de Sevilla para relanzar al partido ante el inminente ciclo electoral y con Andalucía, haya o no un adelanto que está en manos de Susana Díaz, como primera cita en el calendario, en marzo de 2019. De ahí que Rajoy pusiera el dedo sobre Sevilla y los populares anunciaran en enero que ésta sería la ciudad que acogería una cita clave para un PP asediado por Ciudadanos y Cataluña, con las encuestas a la contra.

El PP se lanza a por 'la alcaldía de Andalucía' con Madrid en la cuerda floja

Lo que no sabían entonces es que Cristina Cifuentes iba a ser la protagonista del cónclave por las irregularidades en un máster universitario. Entraron para ganar Andalucía y salen con Madrid en la cuerda floja, con Ciudadanos en una complicada carambola de elevado coste político y una moción de censura de PSOE y Podemos en la mesa de la Asamblea madrileña.

Cifuentes volvió a a atender a la prensa antes de que arrancara la clausura para repetir que cursó su máster y advertir de que se han conocido "unas declaraciones muy preocupantes sobre este asunto", aludiendo a un profesor anónimo entrevistado este domingo en 'El Mundo' y presentado como "un militante resentido con el PP".

El PP se lanza a por 'la alcaldía de Andalucía' con Madrid en la cuerda floja

Fue su número dos, Ángel Garrido, quien directamente habló de la conspiración de "un psicópata" que tenía la pared del despacho "empapelada" con el caso y que presuntamente se reunió con la cúpula del PSOE, con Pedro Sánchez y Ángel Gabilondo.

El PP, no solo Madrid y a raíz de este escándalo, ha pasado a la ofensiva. Rajoy le encargó al líder andaluz, Juanma Moreno, que gane un Gobierno que lleva 36 años en manos del PSOE de forma ininterrumpida, sin alternancia. Y al candidato de Sevilla, Beltrán Pérez, le encargó que gane "la alcaldía de Andalucía", en un lapsus que salvó con mucha gracia y que podía ser una metáfora de como está su partido en este momento: "Lo he dicho bien pero me habéis entendido mal".

El PP se lanza a por 'la alcaldía de Andalucía' con Madrid en la cuerda floja

Rajoy defendió una subida de la inversión en Andalucía del 27% cuando los partidos andaluces le recriminan cicatería con esta tierra en los Presupuestos Generales del Estado: "Y aún así los critican, si llegan a reducirse ni aparezco". "Esta convención nos ha confirmado como lo que somos, un partido fuerte, unido", defendió Juanma Moreno en su discurso. "Todo el mundo rema contra el PP porque somos fuertes, somos sólidos y tenemos las ideas claras", señaló dando pábulo a las teorías de la conspiración.​

"Salimos a ganar las elecciones en Andalucía para todos los andaluces que están cansados de tanto socialismo, tanta desidia", remata Juanma Moreno

Moreno Bonilla ha cumplido cuatro años en Andalucía con un liderazgo que le ha costado consolidar en un partido dividido donde muchos no lo querían, defendió que ha recorrido 300.000 kilómetros, "500 veces Andalucía de una punta a la otra", y llamó a los andaluces a "derribar el muro del PSOE en Andalucía", que está "ahogando" a la comunidad, "ese tapón que está taponando" el progreso. "Esta tierra es un Fórmula 1 pero tenemos un mal piloto", advirtió.

Prometió el candidato andaluz 600.000 nuevos puestos de trabajo y la equiparación salarial de los sanitarios con la media de España. "Salimos a ganar las elecciones en Andalucía para todos los andaluces que están cansados de tanto socialismo, tanta desidia, tanta apatía y tanta falta de ambición", remató Moreno, recordando que Ciudadanos ha permitido en esta tierra que sigan gobernando los socialistas y dejando claro que el único voto útil es el del PP.

Mariano Rajoy, Juanma Moreno, Virginia Pérez (i) y Beltrán Pérez (d). (EFE)
Mariano Rajoy, Juanma Moreno, Virginia Pérez (i) y Beltrán Pérez (d). (EFE)

En privado, los dirigentes populares admiten que el PP tiene muy difícil, según los sondeos, vencer a los socialistas en Andalucía y confían en tumbar a Susana Díaz de la mano de sus actuales socios, Ciudadanos. "Puede que nos quedemos en 30 diputados", admitía una fuente de la dirección PP andaluz, ahora mismo tienen 33, pero "incluso bajando, si Cs sube a costa del PSOE puede que sumemos 55 y entonces podremos gobernar porque tendrían muy difícil no permitir el cambio tras 40 años de socialismo". Esta es la tesis de los despachos, la de salir a ganar, la de los mítines.

El PP se lanza a por 'la alcaldía de Andalucía' con Madrid en la cuerda floja

También tuvo su momento de gloria Beltrán Pérez, candidato a la alcaldía de Sevilla que perdió Juan Ignacio Zoido en las últimas municipales. Subió al escenario al grito de "alcalde, alcalde" y dio las gracias a sus valedores, Javier Arenas y la presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez. Su designación no ha estado exenta de dificultades y un ala importante del partido en Sevilla, la afín a Zoido y María Dolores de Cospedal, no lo quería en los carteles.

El PP se lanza a por 'la alcaldía de Andalucía' con Madrid en la cuerda floja

Beltrán Pérez entregó su reloj como símbolo de que iba a darlo todo en esta carrera electoral y pidió al PSOE que apoye los Presupuestos Generales del Estado como los populares han permitido sacar adelante las cuentas socialistas del Ayuntamiento de Sevilla. "Voy a dejarme el alma en Sevilla", declaró para proclamar que quiere gobernar "como una mujer" en un discurso que en algunos momentos tuvo tono de pregón de Semana Santa. "Prestadme vuestros zapatos, ayudadme", dijo en una frase que le gustó a Rajoy. Todo para animar a la tropa, insuflar ánimos e impedir salir de la cita de estos tres últimos días peor de lo que entraron. Ahora tienen que ganar Andalucía y conservar Madrid, y ese último reto no estaba en la ecuación cuando pensaron el cónclave de la encina.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios