NO BUSCARÁN UN ACUERDO DE GOBIERNO

Las exigencias programáticas de Podemos para apoyar la moción contra Cifuentes

La paralización de la Ley del Suelo y de la Ley de Universidades, así como revertir el sistema de gestión mixto en la Sanidad y una fiscalidad progresiva, entre las condiciones de mínimos

Foto: El secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid y portavoz en el Senado, Ramón Espinar, junto a la portavoz del grupo parlamentario, Lorena Ruiz-Huerta, en declaraciones a los medios. (EFE)
El secretario general de Podemos en la Comunidad de Madrid y portavoz en el Senado, Ramón Espinar, junto a la portavoz del grupo parlamentario, Lorena Ruiz-Huerta, en declaraciones a los medios. (EFE)

Podemos ha dado el 'sí, quiero' a la moción de censura contra Cristina Cifuentes presentada ayer por la tarde por el PSOE, pero con condiciones programáticas 'a priori' asumibles por los socialistas. Desde que el precandidato de Podemos a la Comunidad de Madrid, Íñigo Errejón, mostró su apoyo incondicional a la iniciativa a primera hora del jueves en los micrófonos de la Cadena SER, diferentes dirigentes de la formación han ido matizando esta posibilidad. Primero fue la portavoz en la Asamblea de Madrid, Lorena Ruiz-Huerta, quien advirtió de que su grupo no va a "extender un cheque en blanco", y posteriormente fue el líder regional del partido, Ramón Espinar, quien aterrizó estas condiciones de mínimos. Con todo, tanto PSOE como Podemos centran ahora sus presiones en Ciudadanos, pues ambas formaciones se quedan a un voto de la mayoría, por lo que sería imprescindible el concurso de la formación naranja en esta operación.

La paralización de las leyes del Suelo y de Universidades, ambas aún en proceso de tramitación, junto a la reversión de la "privatización de la sanidad", en referencia al sistema mixto de gestión en los hospitales madrileños, son tres de los principales compromisos que ha puesto sobre la mesa Espinar. Cuestiones, según subrayaba el líder autonómico de Podemos, en las que confía llegar a un acuerdo con los socialistas.

Las exigencias programáticas de Podemos para apoyar la moción contra Cifuentes

En lo que sí han coincidido plenamente tanto la dirección del grupo parlamentario como la ejecutiva regional y el precandidato en las elecciones de 2019 es en el hecho de que no entrarían en el hipotético Gobierno presidido por el candidato del PSOE, Ángel Gabilondo. La portavoz del partido en la Asamblea de Madrid también añadió la necesidad de modificar el modelo fiscal, con una mayor progresividad, en aras de mejorar la financiación de los servicios públicos y revertir las privatizaciones.

El acuerdo se limitaría así a la investidura, una suerte de Ejecutivo interino que duraría menos de un año, hasta la celebración de nuevas elecciones. En palabras de Espinar, se trata de "una intervención quirúrgica para extirpar" lo que considera uno de los principales males de la Comunidad de Madrid, pues el contexto no es el de una "conformación habitual de gobierno"; y en las de Errejón, facilitar un "Ejecutivo casi de transición, casi interino, para asegurar la higiene democrática".

A menos de un año para que se celebren elecciones autonómicas, desde la formación morada insisten en que el fin de la moción pasa por desalojar a la presidenta, Cristina Cifuentes, si finalmente no dimite por el caso del máster, y posteriormente abrir una nueva etapa política buscando ya un pacto de gobierno poselectoral con el PSOE. En esta línea, Errejón ha incidido durante las últimas semanas en la necesidad de llevar a cabo una "competición virtuosa" con el PSOE para ensanchar de la mano el campo del centro-izquierda, con una política de bloques. Ruiz-Huerta, que previsiblemente será la rival en primarias de Errejón, apoyada por el sector anticapitalista, recordaba asimismo que su formación entiende que es una necesidad dar un sorpaso al PSOE y que la vocación de Podemos es la de gobernar, tras haber nacido de la indignación de la ciudadanía que decía no al bipartidismo.

El balón está ahora en el tejado de Ciudadanos, formación que hasta ahora rechaza apoyar una moción contra Cristina Cifuentes y en la que fijado sus críticas Podemos. Pablo Iglesias ha acusado al partido liderado por Albert Rivera de ser "de nuevo muleta de los peores gobiernos" al ayudar al PP a "seguir parasitando las instituciones y a ganar tiempo". Asimismo, la portavoz en la Asamblea urgía a Cs a cambiar de posición tras saberse que la URJC trasladaba el caso a la Fiscalía en lugar de "esperar a una imputación, porque los tiempos judiciales son lentos".

Fotografía de archivo de los líderes de Podemos, Pablo Iglesias (i), y del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)
Fotografía de archivo de los líderes de Podemos, Pablo Iglesias (i), y del PSOE, Pedro Sánchez. (EFE)

Sin acercamiento Sánchez-Iglesias

A diferencia de la línea directa que han mantenido durante las últimas horas Gabilondo y Errejón, el secretario general socialista, Pedro Sánchez, y su homólogo en Podemos, Pablo Iglesias, ni siquiera han hablado sobre la moción de censura a la presidenta de un territorio clave, el de la Comunidad de Madrid. Según fuentes cercanas al líder de Podemos, Sánchez no lo había llamado, al menos hasta al cierre de la edición de este diario, para comunicarle la intención de su formación de presentar la moción de censura.

Iglesias ha aprovechado la ocasión para recordar al líder socialista, como casi siempre que hablan en privado, su disposición a apoyar una moción de censura en el Congreso de los Diputados contra el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. La última conversación entre ambos dirigentes se produjo hace tres semanas.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios