LAS OTRAS DOS PROFESORAS NO VAN POR BAJA MÉDICA

La presidenta del tribunal denuncia: su firma es falsa y nunca evaluó a Cifuentes

La presidenta del supuesto jurado que calificó con un 7,5 el TFM de la dirigente del PP confiesa que ese tribunal nunca existió y confirma la fabricación del acta

Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes. (EFE)

La versión oficial sobre el máster de Cristina Cifuentes ha saltado por los aires este jueves por la mañana. La profesora que supuestamente actuó como presidenta del tribunal que calificó con un 7,5 el TFM de la dirigente del PP, Alicia López de los Mozos, ha confesado que nunca formó parte de ese jurado, que no evaluó ningún trabajo fin de máster de Cifuentes y que su firma fue falsificada para fabricar un documento con apariencia de legalidad, tras la aparición de las primeras informaciones sobre este escándalo, el pasado 21 de marzo. Las otras dos profesoras que figuran en el acta falsificada no han acudido al esgrimir una baja médica por depresión por la enorme presión que están sufriendo.

Según ha podido saber El Confidencial, López de los Mozos ha decidido contar la verdad ante la "información reservada" abierta por la Universidad Rey Juan Carlos para tratar de aclarar el caso del máster de Cifuentes. Además de inspectores del propio centro, en el proceso participan en teoría dos observadores externos de las universidades de Burgos y Murcia designados por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), aunque ninguno de los dos ha acudido a la Rey Juan Carlos aún. Y no lo harán ya porque al apreciar indicios de delito, la universidad ha mandado el caso a la Fiscalía, al ser un tema penal y no administrativo.

La presidenta del tribunal denuncia: su firma es falsa y nunca evaluó a Cifuentes

La profesora estaba citada a las 12 del mediodía. Solo unos minutos después, López de los Mozos ha explicado que no examinó el TFM de Cifuentes y que, por tanto, el supuesto jurado que habría puesto nota a su proyecto el 2 de julio de 2012 nunca se reunió. Ni ese día ni ningún otro. La docente ha aprovechado para aclarar que no ha tenido ninguna participación en este episodio y que alguien falsificó su firma para crear un acta de presentación del TFM en el que ella figuraba como presidenta. Según las fuentes consultadas, López de los Mozos ha precisado que no se enteró del engaño hasta que el documento fue difundido por Cifuentes. El Confidencial ya avanzó que había al menos dos firmas falsificadas.

La presidenta del tribunal denuncia: su firma es falsa y nunca evaluó a Cifuentes

Las otras dos profesoras que formaron parte del supuesto tribunal tenían que haber declarado también este jueves, pero finalmente no han acudido a la cita con las inspectores de la universidad. Han alegado una baja médica por depresión por las tensiones a que han estado sometidas durante los últimos días. Por su parte, el teórico tutor del trabajo de la presidenta, el catedrático de Derecho Constitucional Enrique Álvarez Conde, director también del máster, estaba citado para este viernes. Sus comparecencias están ahora suspendidas. El escándalo pasa a la vía penal, donde tendrá que declarar. Como adelantó este diario, la Fiscalía estaba estudiando el acta pero no había decidido aún si abrir diligencias.

La confesión de la docente acredita que Cifuentes nunca presentó su proyecto fin de curso, al menos, ante ese tribunal. También invalida, por tanto, la obtención de los 24 créditos que representaba la lectura del TFM, un trámite imprescindible para completar los estudios y poder obtener el título de máster en Derecho Público del Estado Autonómico. Álvarez Conde había reunido a las tres profesoras junto a un abogado, Juan Mestre, catedrático de Derecho Administrativo de Valencia y amigo suyo, para intentar coordinar una versión común, pero sus intentos han sido en vano.

Cifuentes sostuvo el miércoles que defendió su trabajo en Vicálvaro y que duró "unos 10 minutos"

Sin embargo, la presidenta autonómica sostuvo este miércoles que acudió el 2 de julio de 2012 unos 10 minutos al campus de Vicálvaro a defender su trabajo. Explicó que la defensa del trabajo "duró poco, unos 10 o 15 minutos". "El trabajo de fin de máster, tengo que decirlo, me resultó muy sencillo", añadió. La fecha elegida en el acta es la del 2 de julio de 2012, el mismo día en que cientos de miles de personas festejaban en Madrid el triunfo de España en la Eurocopa y Cifuentes, entonces delegada del Gobierno, era responsable última del dispositivo de seguridad.

Cifuentes ya no defendió que el acta sea válida y no la enseñó en la Asamblea de Madrid. "Yo no me he querido referir hoy de manera expresa a esa acta porque hoy hay un medio de comunicación que introduce algunas dudas que yo no puedo confirmar ni verificar, porque lógicamente ese es un documento interno de la universidad con el que yo no tengo que ver, cuyo único conocimiento es lo que el rectorado me remite. Por lo tanto, yo no tengo que dar validez ni desmentirla", declaró. En un primer momento, era uno de los documentos clave que usó para decir que había cursado el máster y que su título era legal, pero las revelaciones de El Confidencial primero y la declaración de la profesora después ante la inspección tumban su versión.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
54 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios