con subidas para policías y el aval del PNV

Rajoy llevará los Presupuestos al Congreso en marzo "y que Rivera se retrate"

Cambio de guion en el Gobierno: Rajoy ha decidido aprobar el proyecto de Presupuestos sin esperar más a que los independentistas aclaren sus planes y Rivera cese en su afán opositor

Foto: Albert Rivera en el Congreso. (EFE)
Albert Rivera en el Congreso. (EFE)

Cambio de guion en el Gobierno para desbloquear la legislatura. Mariano Rajoy ha decidido aprobar antes de Semana Santa el proyecto de Presupuestos del Estado sin esperar más a que se aclaren los independentistas en Cataluña ni buscar la reconciliación previa con Ciudadanos. El texto, cuyo contenido ya está apalabrado con el PNV e incluirá el primer plazo de subida de salarios para guardias civiles y policías, servirá para que Albert Rivera "se retrate" en el trámite parlamentario, según fuentes gubernamentales.

El optimismo llega al Ejecutivo después de casi dos meses de hacer campaña de declaraciones para pedir apoyos para las cuentas del Estado y, al mismo tiempo, lanzar globo sondas sobre la posibilidad de aprobar decretos con medidas "paliativas" si resultaba imposible sacar adelante el proyecto. El cambio de mensaje es total en la Moncloa, el Ministerio de Hacienda y en el Grupo Parlamentario Popular pese al silencio oficial al respecto de los nacionalistas vascos y la creciente agresividad de Ciudadanos contra el PP, y contra Rajoy en persona, después del éxito de Rivera en las encuestas.

Montoro recupera el preacuerdo cerrado con Cs en septiembre, más el aval previo del gobierno nacionalista vasco reforzado con el cupo

De dar por inevitable todo un periodo de sesiones de resistencia en el Congreso (hasta junio) a la búsqueda meros pactos para subir el sueldo a los funcionarios, los diputados del PP se preparan para reproducir el calendario de la tramitación parlamentaria de las cuentas de 2017: presentación del proyecto en marzo, debate de totalidad en abril y aprobación final en junio, aunque sea por los pelos.

Cristóbal Montoro recupera el preacuerdo cerrado con Ciudadanos en septiembre pasado, más el aval previo del gobierno nacionalista vasco reforzado con el pacto sobre el cupo el pasado noviembre y las conversaciones del mismo otoño mantenidas con los dos diputados regionalistas canarios: Ana Oramas y Pedro Quevedo.

En el Gobierno reconocen que el principal escollo para sus planes es que ven a Rivera metido en campaña para mantener el bloqueo de la legislatura, erigirse mientras tanto en jefe de la oposición, y forzar un adelanto de los comicios generales antes de las municipales de mayo de 2019.

Según sostienen en fuentes gubernamentales, el paso de presentar el proyecto tendrá la virtud de obligar a Ciudadanos a aclarar su posición (con la estabilidad política y económica o en contra) y en un asunto en el que estaba de acuerdo en apoyar al Ejecutivo hace menos de cinco meses. En la Moncloa recuperan imágenes y frases de la conferencia de prensa que dio Rivera para apoyar el proyecto una vez satisfecha su última exigencia de bajada de impuestos.

Mariano Rajoy en Bruselas. (EFE)
Mariano Rajoy en Bruselas. (EFE)

La nuevas cuentas del Estado también incluirán la primera de las tres subidas de salarios previstas para equiparar los sueldos de guardias civiles y policías con los agentes de la Generalitat catalana. Se plasmará en los próximos días una vez que el ministro del Interior, José Ignacio Zoido, cierre el acuerdo con los sindicatos del ramo.

Sobre el otro escollo o pretexto de Rivera para vetar los Presupuestos, que la senadora Pilar Barreiro siga en su escaño, en medios del Grupo Popular del Senado apuntan que será un problema resuelto antes de que empiecen las votaciones en el Congreso a finales de abril. Para entonces el Tribunal Supremo habrá tomado la decisión de archivar la causa (como espera la interesada) o pedir el correspondiente suplicatorio para procesarla. En el segundo supuesto el propio PP la apartaría del cargo, con lo que en cualquier caso Ciudadanos se quedaría sin argumentos para negar su apoyo a las cuentas del Estado.

La esperanza última del PP en que al final Rivera avale los Presupuestos se basa en la sensibilidad de Ciudadanos hacia los poderes económicos. En el Gobierno confían en que Rivera ponga el interés de la estabilidad económica de España por delante de su objetivo inmediato de ocupar el espacio electoral del centro derecha para llegar al poder. "Como mínimo, tendrá que retratarse", insisten los populares sobre el actual jefe de la oposición.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios