plantón de pp y psoe al líder naranja

Rivera responde a Rajoy que no habrá Presupuestos hasta que Barreiro no dimita

El líder de Ciudadanos, en un desayuno lleno hasta la bandera al que PP y PSOE prefirieron no asistir, aseguró que los "pactos hay que cumplirlos" y condicionó su apoyo a las cuentas

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en un desayuno informativo. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, durante su intervención en un desayuno informativo. (EFE)

El auge de Ciudadanos en las encuestas y el interés que despierta en estos momentos la formación liderada por Albert Rivera siguen en aumento. Prueba de ello es el desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum que el dirigente naranja ha protagonizado este miércoles en el Hotel Ritz de Madrid que contó con 609 invitados, pulverizando todos los récords de afluencia y sorprendiendo a la propia organización del debate. Eso sí, por primera vez ni un solo dirigente de PP y PSOE apareció para escuchar a su rival político del panorama nacional. Ni un solo diputado de las dos principales fuerzas del país, pese a que el foro tuvo lugar a escasos metros del Congreso y coincidiendo con el peor momento entre la relación de ambas formaciones con la de Rivera. Precisamente este martes el presidente de Asturias, Javier Fernández, participaba en un desayuno similar y entre los asistentes estaba José Luis Ayllón, recientemente nombrado nuevo jefe de gabinete de Rajoy.

Los asistentes a la conferencia de Rivera se dividieron en tres salones y la presentación corrió a cargo de Eduardo Serra, exministro de Defensa en el Gobierno de José María Aznar y ex alto cargo del de Felipe González. Pronto comenzaron las preguntas a Rivera a tenor de lo que Mariano Rajoy iba desgranando en su entrevista en Onda Cero a la misma hora. El asunto nuclear: los Presupuestos de 2018. El presidente del Gobierno aseguró que no había recibido por parte de su socio de investidura la exigencia de que la senadora popular, Pilar Barreiro, debía dimitir tras ser imputada en el marco de la trama Púnica. Una afirmación que generó sonrisas irónicas en el dirigente naranja. “Los pactos se tienen que cumplir, Rajoy tiene que tener palabra. Le pido que cumpla. Hay un punto del acuerdo que dice que los imputados por corrupción política abandonan su escaño y se defienden en primera instancia. Si cumple su compromiso, habrá presupuestos”. Y si no lo hace, todo indica a que Ciudadanos seguirá en su posición de cerrazón. Además, añadió Rivera, “Maillo lo sabe muy bien” en referencia a las conversaciones que el coordinador general del PP mantiene con el secretario general de Cs.

Más allá de la cuestión presupuestaria, paralizada desde hace semanas pese al preacuerdo alcanzado en septiembre entre el partido del Gobierno y Cs con medidas como la bajada de impuestos, el aumento del permiso de paternidad o la equiparación salarial entre los cuerpos de fuerzas y seguridad, Rivera habló como no podía ser de otra manera del futuro de Cataluña. El líder de Ciudadanos está de acuerdo con el Ejecutivo en que la aplicación del artículo 155 de la Constitución debe mantenerse “hasta que haya un Gobierno dentro de la ley”.

Lamentó el funcionamiento de la ley electoral actual, “con una realmente justa hoy Inés Arrimadas sería la candidata en la investidura” y reprochó una vez más la gestión del Gobierno en toda esta crisis y fundamentalmente en lo relativo al 1-O. “Fue una mala gestión. Se tenía que haber aplicado parcialmente el 155 en lo relativo a los Mossos”, aseguró Rivera, que espera que en esta ocasión el secesionista no burle al Estado y Puigdemont no pueda protagonizar ningún tipo de investidura (ni telemática ni asistencial). De hecho, el líder de Cs “rogó” al presidente del Gobierno “que esta vez evite el ‘show’ del expresident”.

En todo caso, reiteró que confía en que el Gobierno “no permitirá” que Puigdemont entre en el Parlament, resaltado que se trata de una persona "huida de la Justicia" y con cinco delitos sobre las espaldas. Sobre el registro por parte de la Guardia Civil de las sedes de ANC, Ómnium y el Centro de Telecomunicaciones de la Generalitat, Rivera afirmó que a nadie puede sorprender su vinculación con la estrategia independentista de Puigdemont porque entraban en las reuniones del Govern.

Es evidente, afirmó, que en Cataluña había una trama "para dar un golpe" y por eso sorprende que el Ejecutivo, dos días antes del 1-O, sostuviera que todo estaba “tranquilo". En todo caso, Ciudadanos da por descontado que los independentistas llegarán a un acuerdo sobre un candidato de ERC o JxCAT para alcanzar la presidencia de la Generalitat.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios