varapalo judicial al gobierno de uxue barkos

¿Presidirá de nuevo la ikurriña el chupinazo de San Fermín? La Justicia cierra la vía legal

Los tribunales tumban la argumentación de que la bandera vasca puede ondear en las instituciones navarras tras la derogación de la Ley de Símbolos que buscaba dar cobertura legal a esta enseña

Foto: Asirón, durante el pasado chupinazo, junto a la ikurriña, que ocupó el mástil preferente del Ayuntamiento de Pamplona. (EFE)
Asirón, durante el pasado chupinazo, junto a la ikurriña, que ocupó el mástil preferente del Ayuntamiento de Pamplona. (EFE)

A escasos minutos del lanzamiento del chupinazo del pasado año, con la plaza abarrotada, el Gobierno municipal de Pamplona colocó la ikurriña en el mástil preferente del balcón consistorial para dar la bienvenida a los Sanfermines. Y lo hizo amparándose en un informe elaborado por los servicios jurídicos del ayuntamiento que avalaba la bandera vasca en virtud de la derogación de la Ley de Símbolos de Navarra que acometió el Ejecutivo de Uxue Barkos meses antes para intentar dar cobertura legal a esta enseña en las instituciones del territorio.

Ahora, la Justicia ha tumbado esta argumentación de que la ikurriña puede ondear en los organismos públicos navarros tras la maniobra que llevó a cabo el 30 de marzo de 2017 el cuatripartito integrado por Geroa Bai (la marca del PNV en la Comunidad Foral), EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra de anular la ley que excluía el uso de banderas diferentes a las oficiales en la Comunidad Foral (la de Navarra, España, Europa y las entidades locales). El Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Pamplona ha estimado el recurso interpuesto por el Estado contra la decisión del consistorio de Burlada de hacer ondear la enseña vasca en la fachada el pasado mes de agosto, en la que es la primera sentencia contra la colocación de la ikurriña en un ayuntamiento tras la supresión de la Ley de Símbolos, según remarca la Delegación del Gobierno en Navarra.

La Justicia declara ilegal la decisión de Burlada de hacer ondear la ikurriña en agosto: es la primera sentencia tras la supresión de la Ley de Símbolos

La Justicia cierra así la vía legal a la presencia de la ikurriña durante el chupinazo de San Fermín con el contundente argumento de que “no existe ninguna norma que brinde cobertura y habilitación legal a la actuación administrativa ejecutada por la vía del hecho”. Es más, sostiene que la derogación de la Ley Foral de Símbolos, “lejos de abrir la interpretación jurídica de la cuestión [la legalidad de hacer ondear la ikurriña], la zanja claramente”. Según expone, con la anterior legislación, “sí existía una norma que regulaba una posibilidad extraordinaria de que las banderas oficiales fuesen acompañadas de las de otros países, comunidades autónomas o entidades locales”, caso de “un acto de cortesía con autoridades” de estos lugares “invitadas oficialmente por la autoridad competente del territorio anfitrión y durante el periodo de su visita oficial o en celebraciones ocasionales de hermanamiento entre entidades locales y por el tiempo de dicha celebración”. Sin embargo, como alega la sentencia, la derogación de la ley “implica con claridad que no exista ninguna posibilidad, ordinaria ni extraordinaria, de que en un ayuntamiento ondeen otras banderas distintas de las oficiales, porque un ayuntamiento no puede ejecutar genéricamente todo aquello que no esté prohibido, sino que, por el contrario, como poder público sujeto en su actuación a la ley, solamente puede llevar a cabo lo que una norma expresamente le obligue o autorice”.

El argumento esgrimido por el tribunal coincide con la consideración jurídica que ya había manifestado el Consejo de Navarra, que previamente a la derogación de la Ley de Símbolos en el Parlamento Foral ya había advertido de que la anulación de la normativa “no convalida” la utilización de “banderas o símbolos distintos a los oficialmente establecidos en Navarra”, de modo que la utilización de la ikurriña “puede seguir siendo contraria al ordenamiento jurídico”. En su dictamen, este órgano consultivo encargado de asesorar al Gobierno de Navarra y de velar por el cumplimiento de la Constitución alertaba de que la revocación de la ley podía “producir una situación de incertidumbre jurídica sobre la utilización de los símbolos en los edificios oficiales. Sin embargo, el Ejecutivo de Barkos desoyó su criterio y siguió adelante con sus planes de facultar a las instituciones navarras a izar la bandera del País Vasco sin tener que estar expuestas a sanciones o prohibiciones.

Asirón sostiene que "habrá que acatar de alguna manera" lo que determinan los tribunales, pero expone su pretensión de "capear" las sentencias

La sentencia contra la decisión del consistorio de Burlada, contra la que cabe recurso, supone un varapalo para los ayuntamientos nacionalistas por las consecuencias que acarrea. El alcalde de Pamplona, Joseba Asirón (EH Bildu), admite que constituye un revés y asegura que “habrá que acatar de alguna manera” lo que determinan los tribunales. “Nosotros lo que no vamos a hacer es en ningún caso transgredir la ley. Habrá que respetar, que acatar de alguna manera, pero por supuesto no compartimos en absoluto”, afirma. El regidor ‘abertzale’ asegura que el Gobierno municipal “estudiará la situación jurídica” que deja el fallo de cara a la utilización de la ikurriña.

Porque Asirón no cierra la puerta a politizar un año más el inicio festivo con la colocación de la enseña vasca en el balcón consistorial. Tras hablar de ‘acatamiento’ a la ley, a reglón seguido expone la pretensión del consistorio de seguir “capeando con sentencias judiciales”. El alcalde ya jugó el pasado año al despiste con premeditación para hacer ondear la ikurriña. No informó del informe jurídico que avalaba la enseña vasca a los grupos municipales, pese a sus continuas interpelaciones en previsión de posibles recursos judiciales. Además, colocó la ikurriña a pocos minutos del inicio —a las 12:00— del chupinazo, cuando el resto de enseñas habían sido colocadas a las nueve. De este modo, al apurar su colocación, un juez no hubiera podido ordenar su retirada por falta de tiempo ante los anunciados recursos por parte de UPN y la Delegación del Gobierno. Se presentaron las dos denuncias ante el contencioso administrativo, pero el alcalde retiró la ikurriña poco después del arranque festivo para evitar ser castigado por la Justicia.

Frente a los argumentos jurídicos, el regidor ‘abertzale’ vuelve a apelar al “compromiso” del ayuntamiento con la “pluralidad” de la ciudadanía. “Las sensibilidades que hay en Pamplona están mucho más reflejadas cuando están las cinco banderas puestas en el balcón”, defiende. Y esto, remarca, “pasa por encima de las sentencias judiciales en un sentido”. Lo dice tras sostener que “en ningún caso” se va “a transgredir la ley”. A este respecto, la sentencia del Juzgado Contencioso Administrativo número 1 de Pamplona pone de manifiesto que la Ley 39/1981, reguladora del uso de la bandera española y de otras banderas y enseñas, “determina el deber de ondear en todos los edificios y establecimientos de las administraciones [incluida la municipal] la bandera española, la bandera de la comunidad autónoma y la bandera local”. “Junto a tal legislación, no existe ninguna otra norma en el ordenamiento jurídico que habilite la colocación adicional de otras banderas, salvo el artículo 7 de la propia Ley 39/1981, cuando admite la exhibición de otras banderas de otros estados o naciones según regulación específica”, argumenta.

La oposición va a pedir a Barkos que explique en el Parlamento Foral qué medidas va a adoptar ante la sentencia que prohíbe la colocacion de la ikurriña

La sentencia ya ha provocado movimientos políticos dentro de la oposición, que va a pedir a Barkos que explique qué medidas va a adoptar ante este fallo judicial que prohíbe hacer ondear la ikurriña. “La presidenta debe explicar si el Gobierno va a colaborar en el cumplimiento de la legalidad o va a hacer oídos sordos, obviando la responsabilidad que tiene en un asunto tan importante como es la defensa de la bandera de Navarra, querida y apreciada por todos los navarros”, señala el presidente de UPN, Javier Esparza, quien destaca que los tribunales han dado un “revés” a los planes de la presidenta navarra de “imponer la ikurriña” en esta comunidad.

En esta línea, el PSN ha reclamado al Ejecutivo foral que “respete la identidad y el estatus de Navarra tal y como marca la Justicia”. Los socialistas recuerdan que ya advirtieron del “riesgo y la incertidumbre jurídica a la que se atenían los ayuntamientos navarros” antes de que la Ley de Símbolos fuera derogada, medida que “no convalidaba” la utilización de banderas distintas a las oficialmente establecidas. “Los cuatro partidos que sustentan al Gobierno de Barkos eran conocedores de las consecuencias que podían derivar tras la derogación de la Ley de Símbolos. Sin embargo, actuaron de manera premeditada con el fin de imponer sus símbolos identitarios”, censuran.

Barkos conocía las consecuencias de derogar la Ley de Símbolos y actuó de forma premeditada para imponer sus símbolos identitarios

Por su parte, la presidenta del PPN, Ana Beltrán, incide en que la sentencia “estima que las instituciones no pueden ser utilizadas para plasmar sus propias preferencias y anhelos, en referencia a los ideales nacionalistas que la motivaron, sino que deben someterse a la ley y al derecho”. Los populares preguntarán a Barkos en el Parlamento Foral, dada su responsabilidad, “por qué permitió la colocación ilegal de la ikurriña en este y otros ayuntamientos navarros, por qué autorizó este ataque a nuestra identidad, y qué pasos va a dar después del pronunciamiento de la Justicia”. La Justicia se ha pronunciado en anteriores ocasiones en contra de la colocación de la enseña del País Vasco en los ayuntamientos navarros, pero ahora es la primera vez que prohíbe su utilización tras la Ley de Símbolos. “Nuevamente la Justicia demuestra que la ikurriña no es legal en Navarra”, se felicita Beltrán.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios