Independencia de Cataluña: La Guardia Civil sitúa a Roures al frente de la estrategia de comunicación del procés. Noticias de España
asegura que pudo integrarse en el comité estratégico

La Guardia Civil sitúa a Roures al frente de la estrategia de comunicación del 'procés'

El Govern de Carles Puigdemont necesitaba del impulso de "acciones de comunicación contundentes" y contó con la ayuda del empresario audiovisual

Foto: El fundador del Grupo Mediapro, Jaume Roures. (Enrique Villarino)
El fundador del Grupo Mediapro, Jaume Roures. (Enrique Villarino)

La Guardia Civil sitúa en un nuevo informe remitido al juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena al magnate de Mediapro, Jaume Roures, al frente de la estrategia de comunicación del 'procés'. Los investigadores aseguran que el Govern de Carles Puigdemont necesitaba del impulso de "acciones de comunicación contundentes" para promover una movilización social masiva y que contaron para ello con la ayuda del empresario audiovisual.

El informe enmarca al productor en el comité ejecutivo diseñado para alcanzar la independencia y reflejado en los documentos 'Enfocats'. "Jaume Roures Llops podría integrarse en el comité ejecutivo que se plasmó en aquel documento, en calidad de profesional experto en el ámbito de la comunicación", y en otro punto del informe asegura que "resulta relevante la presencia del tal Roures".

Los medios eran básicos para la estrategia independentista, que quería que el proceso de ruptura pasara "a la historia", dice. La Guardia Civil se refiere, en concreto, para llegar a esta conclusión a tres llamadas telefónicas intervenidas al dos de Junqueras Josep Maria Jové que, según su criterio, corroboran que el Govern "contó con el soporte de medios de comunicación privados, y, en especial, del empresario Jaume Roures, fundador del grupo Mediapro".

En los pinchazos, Jové menciona a una persona cuyo nombre no concreta y al que se refiere como "el señor" o "el abuelo", al que los agentes identifican como Roures. Una de las llamadas se basa en la elaboración de un documental que debía girar en torno a todos los protagonistas del 'procés' y centrarse en el referéndum del 1 de octubre.

El instituto armado asegura que era fundamental "contar con el soporte de un proveedor de servicios audiovisuales de la entidad de Mediapro" que permitiría difundir el mensaje soberanista a un público mucho mayor. "Precisamente fue Mediapro quien produjo el vídeo difundido por la cadena TV3" sobre el 1-O, dice, y destaca que en él se enalteció a las personas que fueron capaces de organizarlo y "se difundieron mensajes que interesaban a la causa independentista". También destaca que Roures fue el encargado de habilitar el centro de prensa donde el Govern fue dando ruedas sobre el desarrollo del referéndum.

Mencionan también al empresario independentista Oriol Soler, encargado, según los agentes, de conectar al Gobierno catalán y los entonces presidentes de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sànchez, y de Omnium Cultural, Jordi Cuixart, que debían promover, precisamente, las ansiadas movilizaciones. Era esencial dirigir todas las sinergias independentistas en una misma dirección con el fin de lograr montar una ola de tal envergadura que arrastrase "a la masa de indecisos hacia los intereses" del Govern.

Las conversaciones

El informe adjunta las conversaciones que han levantado las sospechas de los investigadores. La primera, en la que Jové habla con el periodista Sergi Sol del documental ya citado. Jové le dice que a él solo le han dado "el titular" y le han dicho que este reportaje "lo tiene que hacer este señor" al que él "no conoce de nada". Ambos hablan de detalles prácticos y acaban deduciendo que a partir de un determinado punto el espíritu de la producción ya la controlarán ellos.

Tras conocerse las sospechas de la Guardia Civil, Roures aseguró que está "sorprendido por el bajo nivel intelectual" de los autores del informe

Los dos interlocutores se cuidan mucho de mencionar nombres pero, ya en la tercera conversación sobre esta misma cuestión, en este caso con Soler, este acaba pronunciando el nombre tabú. Le dice que tiene un encuentro con "el Roures" y que quiere conocer todos los detalles para evitar que los deje "vendidos". "No quiero que le vayamos poniendo cosas sobre la mesa sin tenerlo un poco controlado", le dice, y ambos quedan en verse personalmente.

"Bajo nivel intelectual"

Tras conocerse las sospechas de la Guardia Civil, Roures aseguró este miércoles que está "sorprendido por el bajo nivel intelectual" de los autores del informe, ya que considera que el texto contiene "conexiones y explicaciones que ni los niños harían".

En declaraciones al programa 'Més 3/24', Roures reconoció que el informe "alguna cosa tiene que ver" con dos documentales producidos por Mediapro, uno sobre el referéndum del 1-0 y otro sobre 'Las cloacas del Estado', pero al mismo tiempo subrayó que se basa en "deducciones", pues "argumentos no hay". En este sentido, el presidente de Mediapro criticó que el documental solo podría formar parte "de un delito de opinión". Una línea similar a la que mantuvo este jueves en una entrevista concedida a 'Catalunya Radio', en la que aseguró que le "involucran por llamadas telefónicas entre gente que no conozco y que tampoco dicen nada", lo que a su juicio "da risa", si bien le sorprende "que esto se pueda enviar a un juez para intentar probar no se sabe qué".

Asimismo, Roures se mostró sorprendido por el hecho de que se le vincule a él con "el abuelo" en algunas de las conversaciones intervenidas por la Guardia Civil -"no soy abuelo, aunque podría serlo"- y también porque el informe alegue que el documental sobre los acontecimientos del 1 de octubre solo se haya emitido en la televisión autonómica catalana: "Se lo daremos gratis" a otras cadenas estatales que quieran emitirlo, afirmó durante la entrevista.

Mediapro: "¿Es un delito realizar un documental?"

Tras conocerse la presunta implicación de Roures, Mediapro ha emitido un comunicado en el que "considera extraordinariamente grave y un insólito ataque a las libertades de creación, información y pensamiento que la producción de un documental sea considerado por la Guardia Civil una prueba delictiva".

La compañía audiovisual también indica que "dichas libertades, contempladas en la Constitución, amparan a cualquier ciudadano y exigimos que sean respetadas también para los profesionales que realizaron “1-O”, atendiendo al evidente interés informativos de los hechos ocurridos el 1 de octubre de 2017 y que fueron cubiertos informativamente por medios de todo el mundo".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
48 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios