Es noticia
Menú
El Chicle acaba su aislamiento sin televisión, lectura ni contacto con otros presos
  1. España
el juez levanta su incomunicación

El Chicle acaba su aislamiento sin televisión, lectura ni contacto con otros presos

El juez levanta la incomunicación que ordenó para que no influyera en la declaración de su mujer ni en la de otros testigos que han comparecido

Foto: José Enrique Abuín, el Chicle, trasladado por la Guardia Civil el pasado 31 de diciembre, cuando los agentes encontraron el cadáver de Diana Quer. (EFE)
José Enrique Abuín, el Chicle, trasladado por la Guardia Civil el pasado 31 de diciembre, cuando los agentes encontraron el cadáver de Diana Quer. (EFE)

El asesino confeso de la joven Diana Quer, José Enrique Abuín Gey, abandonará hoy la situación de incomunicación en la prisión de Teixeiro (A Coruña) en la que se encuentra desde el pasado 31 de diciembre, después de que lo ordenara el titular del Juzgado número 1 de Ribeira, Félix Isaac Alonso Peláez, tras su detención dos días antes. El magistrado pretendía, como explicó en su auto de prisión, evitar que influyera en otros imputados o testigos que aún tenían que declarar en la causa.

En concreto, el instructor explicó que había adoptado la decisión de aislar al recluso tras pedírselo el Ministerio Fiscal y debido al "elevado riesgo de destrucción de fuentes de prueba por parte del investigado" que existía y, especialmente, al peligro "de que este pretenda influenciar en la declaración de los testigos de los hechos, lo que podría frustrar el buen fin de la investigación”.

Después de tomar declaración ayer a la mujer del asesino confeso, Rosario Rodríguez, que respondió a todas las preguntas que le plantearon el juez y el fiscal, y hoy a los dos cuñados de Abuín Gey, no existe presumiblemente riesgo de que el encarcelado interfiera en lo que estos puedan contar en sede judicial, dado que ya lo han dicho. La incomunicación judicial puede acordarse por un tiempo de cinco días, que precisamente se cumplen hoy, aunque podría prorrogarse por cinco más o hasta que el juez lo estime oportuno, extremo que no ha sucedido en este caso.

Foto: Traslado del cadáver de Diana Quer. (EFE)

La normalización penitenciaria del recluso, por lo tanto, conllevará que hoy mismo deje de estar aislado. Los últimos cinco días los ha pasado en completo aislamiento, sin contacto con otros presos ni durante las comidas ni en el patio, al que Abuín Gey salía cuando no se encontraban los demás internos disfrutando del aire libre. En la celda, además, el asesino confeso de Diana Quer no ha podido más que tumbarse en la cama y pasear de un extremo a otro del habitáculo, dado que no podía disfrutar de televisión ni de libros siquiera.

Fuentes penitenciarias aseguran que la junta de tratamiento de Teixeiro no ha incluido a Abuín Gey en el programa de prevención de suicidios

El recluso apenas ha podido tener contacto con los pocos funcionarios que se han encargado de vigilarle, que son los que trabajan habitualmente en el módulo de ingresos en el que ha estado guardando su situación de incomunicación. Fuentes penitenciarias aseguran además que la junta de tratamiento de la prisión de Teixeiro no ha visto pertinente incluir a Abuín Gey en el programa de prevención de suicidios, que conlleva tomar una serie de medidas especiales para reducir al máximo el riesgo de que el recluso pueda quitarse la vida.

En la misma línea, tampoco se le ha puesto un preso sombra, como ocurre en muchos casos, una medida que implica situar a un recluso en una celda anexa al interno que debe ser vigilado con el fin de que pueda hacerle cierto seguimiento a través de un espacio habilitado. La junta de tratamiento del centro penitenciario coruñés tampoco ha creido conveniente llevar a cabo esta iniciativa.

Foto: El forense Fernando Serrulla, trabajando en su laboratorio de Verín. (Reuters)

Abuín Gey, conocido desde pequeño en su barrio por el sobrenombre de El Chicle, fue detenido el pasado 29 de diciembre después de que una chica le identificara como el hombre que había intentado secuestrarla y agredirla el día de Navidad. La Guardia Civil, que ya le consideraba principal sospechoso de la desaparición de Diana Quer incluso cuando el pasado abril el juez Alonso Peláez decidió archivar el caso por falta de pruebas que sostuvieran la acusación contra él, estaba a punto de detenerle por el caso de la joven madrileña cuando se encontró con esta nueva agresión.

Durante el interrogatorio llevado a cabo por los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) del instituto armado, El Chicle confesó que había matado a Diana Quer y que había arrojado su cuerpo a una nave industrial abandonada. Abuín Gey admitió los hechos después de que su mujer Rosario se desmoronara y tumbara la coartada que inicialmente había montado para él. Retiró el testimonio que aseguraba que ella había estado con su marido la noche del 22 de agosto de 2016, cuando desapareció la joven, y aseguró que se había marchado.

El asesino confeso de la joven Diana Quer, José Enrique Abuín Gey, abandonará hoy la situación de incomunicación en la prisión de Teixeiro (A Coruña) en la que se encuentra desde el pasado 31 de diciembre, después de que lo ordenara el titular del Juzgado número 1 de Ribeira, Félix Isaac Alonso Peláez, tras su detención dos días antes. El magistrado pretendía, como explicó en su auto de prisión, evitar que influyera en otros imputados o testigos que aún tenían que declarar en la causa.

UCO Guardia Civil
El redactor recomienda