PP, PSOE y Cs, contra el boicot

El Congreso da su apoyo a los productos catalanes e indigna a los independentistas

Consideran que es una maniobra electoral de sus adversarios constitucionalistas con el grupo proponente, el del PP, a la cabeza

Foto: El diputado de ERC Gabriel Rufián durante el pleno del Congreso de los Diputados. (EFE)
El diputado de ERC Gabriel Rufián durante el pleno del Congreso de los Diputados. (EFE)

La decisión del Congreso de pronunciarse en contra de cualquier boicot a los productos catalanes como parte de la 'marca España' ha provocado la indignación de los partidos independentistas representados en la Cámara por considerar que es una maniobra electoral de sus adversarios constitucionalistas con el grupo proponente, el del PP, a la cabeza. Los portavoces de ERC, Gabriel Rufián, y del PDeCAT, Ferran Bel, acusaron al Gobierno de todos los males de la economía catalana, hasta de la salida de miles de empresas de la autonomía después de la intentona secesionista encabezada por sus jefes.

La proposición no de ley que el Congreso aprobó con los votos del PP, el PSOE, Ciudadanos y varios diputados del Grupo Mixto (tres cuartas partes de la Cámara) acusa a los independentistas de haber dañado "el crecimiento y al empleo en Cataluña, e indirectamente, en el resto de España". Al mismo tiempo, manifiesta la necesidad de "apoyar todos los productos marca España, incluidos por ello los catalanes, sin que se ejerza ninguna discriminación ni ningún tipo de boicot hacia ellos". Por su parte, Unidos Podemos, ERC, PNV y el PDeCAT fueron los partidos que votaron en contra.

El Congreso da su apoyo a los productos catalanes e indigna a los independentistas

El Congreso llama a "apoyar todos los productos 'Marca España', incluidos por ello los catalanes, sin que se ejerza ninguna discriminación, ni ningún tipo de boicot hacia ellos". A su juicio, "debe rechazarse cualquier práctica de boicot a los productos producidos en Cataluña como forma de expresar un rechazo al secesionismo", ya que "esta práctica comporta la misma división que el independentismo y nos aleja de este proyecto común que es España".

El texto fue defendido este martes ante el pleno de la Cámara por el diputado del Grupo Popular por Lleida, José Ignacio Llorens. El discurso del representante del PP en nombre de "los catalanes que quieren seguir siendo españoles y europeos" y que tratan de paliar las consecuencias del intento de golpe separatista provocó las risas y chanzas de los diputados independentistas desde sus escaños.

A los portavoces del PSC y de Ciudadanos tampoco les gustó el texto sometido a debate por considerarlo inoportuno e inapropiado (campaña electoral) por si servía para ampliar el fenómeno del boicot. No obstante, se plegaron a apoyar la iniciativa cuando se votó en el Cámara.

El diputado Rufián, fiel a su estilo aunque esta vez sin impresoras, camisetas alusivas, esposas, carteles ni demás parafernalia habitual en él, rechazó la proposición no de ley con la sentencia de que es el Gobierno quien "boicotea" a Cataluña entera. Además restó importancia al dato de que 3.000 empresas hayan abandonado la autonomía en los últimos meses. Su argumento consistía en destacar que apenas superan el 1% del empresariado catalán. Comparaba al Banco Sabadell con un autónomo de los 260.000 registrados.

El parlamentario de ERC aprovechó su intervención para exigir al Ejecutivo que "saque de la cárcel" a su jefe, Oriol Junqueras, a quien calificó de "el mejor consejero de Economía que ha tenido la Generalitat".

Ferran Biel, por el PDeCAT, también negó a los grupos mayoritarios de la Cámara la credibilidad necesaria para defender los intereses de las empresas y los ciudadanos catalanes. Según el diputado independentista, el Gobierno es culpable de las salida de las compañías y los bancos, lo ha incentivado política y jurídicamente.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
85 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios