reforma de interior

Zoido renueva por fin la cúpula policial: un comisario de Cospedal y otro sevillano

El ministro nombra a los cuatro jefes que dirigirán la Policía

Foto: Juan Ignacio Zoido. (EFE)
Juan Ignacio Zoido. (EFE)

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha renovado por fin la cúpula policial de manera definitiva. Tras sustituir a su antecesor Jorge Fernández Díaz, el nuevo titular de la cartera prometio renovar el departamento, que venía de ser salpicado por los escándalos de la grabación al anterior ministro, por el conflicto entre comisarios en el marco del caso del pequeño Nicolás, por la denominada operación Cataluña o por el polémico pendrive que amenaza con anular el procedimiento judicial de los Pujol.

La transformación de Interior se produjo, sin embargo, de modo muy 'sui generis'. El anterior responsable de la dirección adjunta operativa, el máximo nivel de la corporación, Eugenio Pino, se jubiló prácticamente a la vez que el comisario que venía apareciendo en la práctica totalidad de los conflictos judiciales más mediáticos, José Manuel Villarejo, por lo que el 'problema' desaparecía prácticamente por sí solo. De hecho, Zoido apenas tomó una decisión, la de alzar a Florentino Villabona, que venía de ser el responsable de seguridad ciudadana, a la cúpula policial.

Villabona, sin embargo, tenía fecha de caducidad, pues se jubilaba este mes de noviembre. Ahora que el director adjunto temporal pasa a segundo plano, por lo tanto, es cuando el ministro lleva a cabo la verdadera transformación, que venía planificando desde hace meses. En concreto, desde que el pasado julio reformó la estructura del Ministerio y sustituyó la figura de la dirección adjunta, que hasta el momento suponía un número dos policial por debajo del director general que aglutinaba todo el poder, por cuatro puestos, una reestructuración que fue duramente criticada por los sindicatos policiales, que entendían que conllevaba diluir el poder de los profesionales en beneficio del político.

Mañana en el Boletín Oficial del Estado aparecerán previsiblemente las identidades de estos cuatro afortunados que ocuparán las nuevas jefaturas centrales de Seguridad Ciudadana y Coordinación; Información, Investigación y Ciberdelincuencia; Recursos Humanos y Formación; y Logística e Innovación, después de que el Ministerio publicara la semana pasada la orden interna que convocaba las plazas de los cuatro comisarios principales. La principal de estas jefaturas -Información, Investigación y Ciberdelincuencia- será ocupada por el comisario principal Juan Carlos Ortiz, que fue jefe superior de Policía de Castilla La Mancha durante la época final de José Bono como presidente regional y también en la etapa de María Dolores de Cospedal y que hasta el momento era comisario general de Extranjería y Fronteras.

La buena relación con esta última y por ende con el actual ministro del Interior es la que, según las fuentes consultadas, ha servido a Ortiz para alzarse con la jefatura más relevante de la nueva estructura de la corporación, un departamento que aglutinará los servicios más relevantes -antiterrorismo, policía judicial y delitos informáticos-. La segunda más importante, la de Seguridad Ciudadana y Coordinación, que tendrá bajo su mando el mayor número de agentes de la corporación, estará al cargo del que hasta el momento era jefe superior de Policía de Andalucía Occidental, José Antonio de la Rosa, amigo personal de Zoido. Manuel Javier Peña -hasta ahora jefe de la División de Formación y Perfeccionamiento- será jefe de Recursos Humanos y Formación, y José García Losada -responsable de la División Económica y Técnica hasta el momento- dirigirá la Jefatura Central de Logística e Innovación.

De la Rosa -que fue nombrado jefe superior el pasado febrero- estuvo inmerso recientemente en un procedimento judicial finalmente archivado que instruyó el Juzgado número 11 de Sevilla por unos hechos que se remontan a la época en la que este comisario principal ejerció como delegado de Seguridad del Ayuntamiento de Sevilla cuando Zoido era alcalde de la capital hispalense. El mando policial estuvo acusado de estafa procesal, desobediencia, prevaricación y falsedad en documento público después de que un funcionario que creó la sección de escoltas de la Policía Local le denunciara por negarle seguir al frente del citado departamento y poner a otra persona en su lugar.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios