hacia más control del cargo político

Zoido busca cuatro comisarios para dirigir su nueva Policía Nacional

Interior convoca cuatro plazas para los nuevos jefes centrales del cuerpo que serán cubiertas por libre designación; el actual número dos de la institución, a punto de jubilarse

Foto: Juan Ignacio Zoido, durante una visita a los policías comisionados a Cataluña, el pasado 7 de octubre. (EFE)
Juan Ignacio Zoido, durante una visita a los policías comisionados a Cataluña, el pasado 7 de octubre. (EFE)

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha publicado este lunes en la Orden General de la Policía Nacional la convocatoria de las cuatro nuevas plazas que se encargarán de dirigir la nueva corporación. Mediante cuatro resoluciones, la Dirección General anuncia que comienza el plazo para que los comisarios principales que cumplan los requisitos presenten su candidatura para los destinos de jefe central de Seguridad Ciudadana y Coordinación; jefe central de Información, Investigación y Ciberdelincuencia; jefe central de Recursos Humanos y Formación, y jefe central de Logística e Innovación.

Los cuatro nuevos responsables policiales, que serán elegidos por el procedimiento de libre designación, inauguran la estructura recién aprobada por Zoido y sustituyen a la figura del hasta ahora director adjunto operativo, que ostenta hasta el momento el comisario Florentino Villabona, a punto de jubilarse. Las cuatro nuevas cabezas visibles del cuerpo dependerán directamente del cargo político que ejerce como número uno de la corporación, el director general, que actualmente es Germán López Iglesias.

Zoido anunció esta reforma de la corporación el pasado julio. Un real decreto aprobado por el Gobierno cambió toda la estructura de la Guardia Civil y de la Policía Nacional con el objetivo, según explicó el propio ministro, de agilizar la respuesta ante amenazas terroristas y de luchar contra la ciberdelincuencia. Sin embargo, debajo de esta modificación de ambos institutos armados, el Ejecutivo también pretendía reducir el poder fáctico que hasta el momento tenía la figura del director adjunto operativo, que ejercía como mando policial último del cuerpo.

El ministro tomó la decisión tras las sombras de politización que habían caracterizado a su departamento antes de su llegada. El anterior ministro, Jorge Fernández Díaz, y su director adjunto operativo, Eugenio Pino, protagonizaron capítulos tan llamativos como el del polémico 'pendrive' del caso Pujol —que la Fiscalía y la Audiencia Nacional desacreditaron y cuyo origen investiga un juzgado de plaza de Castilla—, la grabación de las conversaciones entre el entonces máximo responsable de Interior y el director de la Oficina Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, o la conocida como guerra de comisarios entre José Villarejo y Marcelino Martín Blas a cuenta del caso del pequeño Nicolás.

Para ocupar las nuevas plazas, los candidatos deberán ser comisarios principales —máxima categoría del cuerpo—, estar en posesión de titulación universitaria de grado y presentar su solicitud antes de los próximos siete días hábiles. Los elegidos tendrán la consideración de subdirectores generales y de ellos dependerán todos los departamentos de la corporación. La reforma provocó un enorme revuelo tanto en la Policía como en la Guardia Civil tras el anuncio de Zoido el pasado julio. Los sindicatos y asociaciones criticaron duramente los cambios y acusaron al ministro de querer politizar aún más los cuerpos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios