chavales de la rioja, expulsados

"Les sirven rumanos, pero no riojanos": el Athletic veta a 150 niños por su DNI

Los chavales de La Rioja ya no podrán seguir acudiendo al centro de tecnificación en la vecina Oyón (Álava) porque el club de San Mamés los aparta por no ser de Euskal Herria

Foto: Instalaciones de la Oyonesa que dan cabida al centro de tecnificación del Athletic. (J. M. Alonso)
Instalaciones de la Oyonesa que dan cabida al centro de tecnificación del Athletic. (J. M. Alonso)

Luis (nombre ficticio por deseo de sus padres) se encoge de hombros. El silencio con el que responde queda en un segundo plano ante lo que dice el rostro. A sus nueve años, hace apenas un mes que jugó un torneo de fútbol en Soria defendiendo los colores del Athletic de Bilbao. Hoy sabe que no volverá a vestirse más con la indumentaria rojiblanca. El club para el que defendía la camiseta ha decidido expulsarle. Y no por sus capacidades técnicas o humanas sino por el lugar de nacimiento que refleja su DNI: La Rioja.

"Dile que te gustaba mucho [ir a jugar con el Athletic]", le espetan sus padres. Luis es uno de los cerca de 150 niños riojanos que el Athletic ha excluido de su centro de tecnificación en Oyón, un pequeño municipio alavés ubicado a escasos cinco kilómetros de Logroño, para ajustarse a su filosofía de contar únicamente con jugadores nacidos en Euskal Herria, y que en los últimos años no ha dudado en saltarse con diferentes subterfugios.

"Es la hostia. No es de recibo que no les sirva un riojano de nueve años pero sí un riojano que despunta a los 14 años y se lo llevan a Lezama. Entonces sí es vasco", protesta el padre de este niño. La decisión del Athletic ha provocado enfado generalizado en la mayoría de los padres de todos estos niños que ya no van a poder ir al centro de tecnificación con el que cuenta el club bilbaíno en Oyón y que lleva formando a pequeños, ya sean vascos o riojanos, desde su apertura en 2009. Estos niños riojanos entrenan y juegan con sus respectivos clubes, pero un domingo cada dos semanas acudían a este recinto para entrenar con la indumentaria del Athletic, la cual defendían en diferentes torneos por la geografía española.

"No es de recibo que no les sirva un riojano de nueve años pero sí un riojano que despunta a los 14 años y se lo llevan a Lezama", censuran los padres

La mayoría de los afectados pertenece al Comillas y al Berceo, dos clubes vinculados a la Oyonesa, entidad que a su vez tiene suscrito un convenio con el Athletic. La pregunta que surge es ¿por qué ahora? "Hay que tener un criterio uniforme", censura la madre de Luis. El sentir generalizado es que el Athletic ha decidido cortar por lo sano ante la cada vez mayor controversia que está generando su política de fichajes y de cantera, con acusaciones de "pérdida de identidad". Yousuff Diarra, natural de Mali, tiene hueco en Lezama por el mero hecho de jugar dos años en el club navarro Txantrea y ahora el rumano Cristian Ganea, internacional absoluto con su país, podría ajustarse a la filosofía del Athletic por vivir unos años en Basauri (Vizcaya) y haber pasado por el Basconia, el filial de los 'leones'.

Hace poco más de un año, el Athletic fichó a tres chavales riojanos del Comillas que se formaron en su escuela alavesa. Antes hubo otros niños de esta comunidad que emprendieron el camino a Lezama tras pasar por Oyón. "Insisto, hay que tener un criterio uniforme", remarca la madre de Luis. A su lado, su marido enumera la lista de riojanos que han jugado en el primer equipo del Athletic. Luis de la Fuente, Santi Ezquerro, Dani Aranzubia (conocido suyo), David López y Fernando Llorente. Este último, según apunta, es el "único" que se salvaría si el Athletic hubiera aplicado a rajatabla su filosofía centenaria, "y de casualidad, porque nació en Pamplona".

En las instalaciones del Berceo, varios padres con niños afectados por la decisión del Athletic no disimulan su malestar.

"Es una pena mezclar deporte y política", apunta una madre.

"Deporte y politiqueo", le corrigen.

"Les sirven los rumanos pero no los riojanos", clama una voz enfadada por la situación.

"Han jugado con la ilusión de muchos niños. ¡Cómo le explicas a un niño que el Athletic ahora ya no le quiere por ser riojano y no por lo que hace en el campo!".

"Sea como fuera, al final los perjudicados son los niños y es una pena", zanja otra persona mientras el resto asiente.

En la actualidad, el centro de tecnificación de Oyón trabaja con chavales nacidos entre 2006 y 2009. Una madre admite que no le ha dicho a su hijo de nueve años que ya no va a volver a ir a entrenar a estas instalaciones y enfundarse la zamarra rojiblanca. Pero no le va a hacer falta comunicárselo porque ya lo ha conocido por sus compañeros de vestuario. "Lo sabe pero no me ha dicho nada y yo a él tampoco", señala mientras proyecta su indignación. "No se puede jugar de este modo con los chavales. Iba supercontento y entrenaba muy duro. Sé que no iba a despuntar, pero no se le puede decir a un niño de repente que no va a poder jugar más", censura.

"Sé que no iba a despuntar, pero no se le puede decir a un niño de repente que no va a poder jugar más", clama la madre de uno de los niños afectados

Hay niños que se lo han tomado "muy mal". Otros, con "pena", como Pablo, que ya mira al futuro. De hecho, ya ha comunicado a sus padres que le gustaría entrar en EDF, uno de los conjuntos riojanos que trabajan con la Real Sociedad. ¿Y ahora qué? "Pues habrá que buscar convenios con otros clubes. Es lo que hay". La ausencia de fútbol profesional en La Rioja tras la desaparición hace ya incontables años del histórico C.D. Logroñés hace que los clubes riojanos busquen el respaldo económico de equipos de otros territorios, los cuales a su vez están poniendo su punto de mira en La Rioja (se especula con que Osasuna y Alavés están muy interesados en pescar en aguas riojanas aprovechando que el Athletic ha retirado la caña).

La mano del PNV

Hay quien no le quiere dar mayor trascendencia a esta medida del Athletic. "Nos guste o no, es la filosofía del club y hay que respetarla", defiende un padre. Pero inmediatamente surge de nuevo la pregunta del millón: "¿Y por qué ahora?". Pero no hay respuesta. Todo son suposiciones. Algunos hablan de la controversia generada por esa "pérdida de identidad" en la que parece estar instalado el Athletic en los últimos tiempos, otros apuntan a luchas de poder en Lezama... También se apunta a la mano del PNV. "Fíjate lo que duró Fernando Macua", espeta un defensor de la teoría del dominio político en Ibaigane. Macua dirigió el Athletic entre 2007 y 2011, cuando perdió las elecciones contra el candidato del partido, el exjugador de la entidad rojiblanca y actual presidente Josu Urrutia. Aquel fue quien en 2009 inauguró las instalaciones de Oyón abriendo sin complejos las puertas del club a los nacidos en La Rioja. "Hay que dar naturalidad a las cosas. Esta [La Rioja] es una zona que siempre ha estado muy vinculada a Bilbao y ha tenido lazos muy estrechos", afirmó sobre la posibilidad de que un niño con DNI riojano pudiera defender los colores rojiblancos en San Mamés.

Entonces no se aplicaba a rajatabla (o se modulaba con atajos) la filosofía que impera en el club y que se refleja en la página web del Athletic. "El Athletic Club está radicado en Bilbao, provincia de Bizkaia (País Vasco). Nuestra filosofía deportiva se rige por el principio que determina que pueden jugar en sus filas los jugadores que se han hecho en la propia cantera y los formados en clubes de Euskal Herria, que engloba a las siguientes demarcaciones territoriales: Bizkaia, Gipuzkoa, Araba, Nafarroa, Lapurdi, Zuberoa y Nafarroa Behera, así como, por supuesto, los jugadores y jugadoras que hayan nacido en alguna de ellas".

"Y Laporte es vasco de toda la vida, ¿no?", exclama un padre sobre el defensor del Athletic nacido en Agen (Francia), fuera de los límites de esa Euskal Herria que anhela el nacionalismo, y que el club bilbaíno fichó para cederlo al Aviron Bayonnais, un club convenido (no podía salir de Francia por edad), otorgándole así la nacionalidad vasca que le permitiera defender los colores rojiblancos. "No los formas cuando son pequeños por no haber nacido en el País Vasco pero luego si despuntan sí son válidos al cien por cien", surge de nuevo la queja en este corrillo de padres.

"Es ridículo. Me parece increíble que con nueve años le digan a un niño que no puede jugar", censura una madre, que no olvida que los chavales afectados conocieron la decisión del Athletic porque se lo contaron compañeros de vestuario con carné vasco.

"Al Athletic lo que le hace falta son dos años en Segunda División para ver si sigue con esta estupidez. Debería estar dos años en el pozo para cambiar de mentalidad. Entonces, sin el dinero de la televisión, se daría cuenta de que el fútbol es otra historia y no política", asevera el padre de Luis.

Silencio desde el club

Desde el Athletic se niegan a hacer cualquier tipo de valoración. También el silencio impera de forma oficial entre los clubes afectados. No se quiere alzar la voz por si acaso. Este mismo verano, el Athletic formalizó un nuevo acuerdo de colaboración para las próximas tres temporadas con la Oyonesa (este club compite en la Liga Riojana) y, por ende, con el Comillas y el Berceo. El silencio es tal que el secretismo rodea a la reunión que estaba prevista para esta semana entre el Athletic y los clubes afectados para conocer los motivos de la decisión y abordar las posibles soluciones (económicas principalmente). No se quiere decir cuándo se va a celebrar o si incluso ya ha tenido lugar.

El centro de tecnificación de Oyón está dirigido desde su apertura por Edu García León, cuyo trabajo es muy reconocido por todos. "Hace una labor impresionante", se coincide de forma unánime. Este exjugador del Logroñes, hermano de otros exfutbolistas como el lateral derecho Gerardo (Valencia, Osasuna o Malaga) o el delantero Moisés (Sevilla, Vigo o Villarreal), está vinculado a una academia de fútbol en Logroño, Tiki Taka, liderada por Gerardo, donde se trabaja la técnica de los niños, y que es muy valorada. "También me da pena por él [por Edu] porque hace un trabajo fabuloso", afirma uno de los padres afectados por la decisión del Athletic, que lanza una pregunta ante esta medida. "Si el Comillas y el Berceo ponen su sede social en Oyón, ¿sería todo diferente por criarse los chavales en un equipo instalado en el País Vasco? Entonces, ¿el nacimiento ya no sería un impedimento?". La pregunta, otra más, se queda sin respuesta.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
57 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios