VENTAS DISPARAdas también en vallecas o san blas

"Estamos desbordados": la bandera española se agota en Madrid y puebla los balcones

De los aledaños de la Plaza Mayor a Lavapiés y pasando por San Blás. Bazares y tiendas de todo Madrid siguen atónitos ante el 'boom' de venta. Algunos las han cuadruplicado

Foto: Banderas en los balcones de casas. (Twitter)
Banderas en los balcones de casas. (Twitter)

"Estamos desbordados. Hay días en los que las vendimos todas. Venía gente y no teníamos para darles". En Fieltros Olleros, emblemático negocio madrileño de la plaza Herradores, siguen atónitos tras la venta salvaje de banderas españolas en las últimas semanas. "Ha sido sobre todo en estos últimos quince días. Una barbaridad". No han tenido tiempo ni de hacer cuentas formales, no dan abasto. Lo que sí saben viendo las cajas al final de la jornada es que, como mínimo, han cuadruplicado las ventas con el 'boom' de la bandera nacional. La explicación no es otra que Cataluña. Desde que se intensificó el desafío independentista no han parado de llegar clientes buscando lo mismo: "Deme una bandera y bien grande".

Hasta el punto de que desde la semana pasada el noventa por ciento de las ventas de este comercio especializado en tejidos son banderas nacionales. Ni fieltros, ni capas, ni trajes regionales, ni género de disfraces. Nada de eso. Banderas españolas. Se han disparado los dos tipos disponibles: la de balconada (se vende por metros y está pensada precisamente para balcones) y las acabadas, cuya medida es la oficial marcada por las instituciones públicas. El dato del primer tipo es también revelador: en estos días Olleros ha vendido nada menos que 1.000 metros de tela rojigualda.

Los precios son también fijos: sale a 2,30 euros el metro y las acabadas valen 20 y 22 euros. En Olleros han hecho 'el agosto' a costa del referéndum, pero no han sido los únicos. Ni mucho menos. Muchos bazares y pequeños comercios de Madrid se han puesto las botas. En 'El Chollo', tienda situada en la calle de la Cruz, también lo han notado mucho. "Esta última semana ha sido una pasada", reconoce una de las empleadas. La clientela es diversa, pero abundan las familias. "Nos dicen que quieren una bien grande, que se vea bien desde el balcón de casa". Aunque hay tres tamaños para elegir, la que triunfa es la clásica grande de medio metro por noventa.

Cambiando de barrio suena la misma música. En pleno Lavapiés y junto a la parada de metro de Tirso de Molina asoma el bazar 'Home Ideal' en la calle Duque de Alba. Lo regenta un grupo de chinos y su encargado, Haodi —deletrea el nombre para que no haya confusión—, no recuerda una venta así desde eventos concretos como la final del Mundial y la Eurocopa. "Nos piden banderas, pero no como estos días. Ha venido mucha gente". El precio de la grande es de 3,95 euros y las vende como si fueran churros, sobre todo esta última semana. "Han sido estos últimos días cuando han venido sin parar".

Donde sí lo han notado de verdad ha sido en la zona de San Blas. En otro bazar chino, 'Asia Home', junto a la calle Hermanos García Noblejas, están perplejos ante el auge de las ventas. "Lo notamos porque antes no vendíamos apenas. No es un producto que la gente aquí compre, y estos días está siendo sorprendente. Vendemos muchas a diario", relata. En este barrio sí notan que la clientela principal es de la tercera edad. "También es verdad que vive mucha gente mayor. Pero compran sobre todo padres de familia y muchos abuelos". Tienen solo un modelo, "la grande", y la venden por dos euros, casi a la mitad que en otras zonas de la capital.

Además de los vecinos, son varias instituciones las que han optado por sacar al balcón la bandera nacional como símbolo de unidad. Empezó la presidenta regional, Cristina Cifuentes, en la Puerta del Sol, y la siguió el portavoz del grupo municipal, José Luis Martínez-Almeida, en la sede del Ayuntamiento de la calle Mayor. Los cuarteles generales del PP en los distintos distritos han seguido la estela y, en los últimos días, balcones de muchos vecinos han hecho lo mismo.

Todo ello en mitad del debate público sobre la idoneidad de exaltar o no las banderas. Mientras el PP ha llevado iniciativas incluso al pleno municipal instando a los madrileños a hacer juras de bandera el próximo 12 de octubre con motivo de la Fiesta Nacional, la portavoz del Gobierno de Ahora Madrid, Rita Maestre, afirmó que "lo de jurar las banderas nos retrotrae a tiempos oscuros".

Hace solo unos días aparecía una bandera muy distinta a la estelada y a la rojigualda en la Gran Vía. Sobre fondo blanco una sola palabra "¿Parlem?" (¿hablamos?). Como publicó este diario, el artífice de esta llamada pacífica fue una agencia de publicidad que tiene clientes del tamaño de Coca Cola, Vodafone o el Atlético de Madrid, y el único objetivo era apostar por el diálogo y dejar a un lado la guerra de banderas de uno y otro signo.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios