declarará como imputado el 12 de septiembre

Villar Mir estrenará la temporada de Lezo: el juez rechaza su recurso

Su comparecencia por la adjudicación del tren de Móstoles a Navalcarnero abrirá la ronda de medio centenar de declaraciones de la trama

Foto: El empresario Juan Miguel Villar Mir. (EFE)
El empresario Juan Miguel Villar Mir. (EFE)

El empresario Juan Miguel Villar Mir estrenará el próximo 12 de septiembre la temporada judicial de la trama Lezo, después de que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón haya rechazado el recurso que presentó contra la decisión del magistrado de imputarle en la investigación sobre la trama de comisiones ilegales que presuntamente lideraba el expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González. Según han confirmado a El Confidencial fuentes jurídicas, el titular del Juzgado Central de Instrucción 6 no ha atendido su petición de archivo y le interrogará como imputado en la primera jornada de la maratoniana ronda de declaraciones prevista para el otoño.

Villar Mir comparecerá en la pieza tercera de la causa, en la que se investiga su participación en un pago de 1,4 millones de euros de su empresa a cuentas vinculadas al PP a cambio de la adjudicación de una parte del proyecto del tren de Móstoles a Navalcarnero. La operación se llevó a cabo desde una filial de la constructora en México, que realizó a su vez el ingreso en una cuenta de Suiza. También está imputado por estos hechos su yerno Javier López Madrid. El mismo día 12 están citadas otras dos personas, el que fuera consejero delegado de Mintra Jesús Trabada Guijarro y el ex consejero delegado y exmiembro del consejo de administración de OHL Rafael Martín Nicolás.

En el recurso presentado hace unas semanas, adelantado por El Confidencial, el empresario negó rotundamente haber participado en ninguna de las transacciones que están bajo sospecha y alegó que la supuesta adjudicación por la que su constructora OHL habría abonado la comisión millonaria resultó ruinosa para la compañía. Acusaba también al entonces titular del juzgado, Eloy Velasco, de no concretar las acusaciones en su contra y de basarse en "meras conjeturas".

Argumentaba que este supuesto pago por parte de su empresa "de una comisión a funcionario o autoridad pública por la adjudicación del contrato de concesión de la línea ferroviaria que debía unir Móstoles Central con la localidad de Navalcarnero" no se sustenta, ya que aquel negocio resultó tan desastroso que llegó a provocar una ampliación de capital en OHL. Se incurrió en "enormes pérdidas por inversiones no recuperadas e incumplimientos administrativos", decía el escrito. Las obras del tren no llegaron a terminarse y la empresa mantiene un litigio con la comunidad por la resolución del contrato.

Los indicios que manejan los investigadores apuntan a que el yerno de Villar Mir realizó una transferencia en septiembre de 2007 de 1,4 millones de euros desde una filial mexicana de OHL a una cuenta suiza del banco Anglo Irish Bank, controlada por la sociedad panameña Lauryn Group. El dinero tenía como objetivo recompensar a Ignacio González por su presunta mediación para que la constructora se llevara las obras del Cercanías. Solo un mes después del pago, OHL logró el contrato.

Sin embargo, González alega que nunca recibió el dinero. El propietario de Lauryn Group, Adrián de la Joya, ha admitido que López Madrid le envió el dinero para que se lo transfiriera al presidente madrileño, pero ha declarado que se quedó los fondos para saldar las deudas que le había dejado el Grupo Villar Mir por un proyecto conjunto en Burkina Faso. Con todo, el juez Velasco consideró que el pago es suficiente para imputar la existencia de la comisión y se sigue rastreando el dinero de la cuenta suiza para conocer dónde acabó depositándose.

La defensa del presidente del grupo empresarial niega por completo esa conclusión. “En ningún pasaje de las actuaciones se concreta la intervención personal que se achaca al señor Villar Mir en los hechos investigados. Ningún comportamiento se le atribuye al respecto, activo o pasivo”, asegura. “Cierto es que, en el año 2007 —cuando se produce la adjudicación del contrato administrativo en cuestión—, ostentaba el cargo de presidente de OHL”, continúa su recurso de reforma. “Sin embargo, este cargo no es por sí mismo expresión de ninguna acción criminal (…) En suma”, termina el escrito, “no hay en la causa nada que pueda decirse del señor Villar Mir, pues nada ha hecho y en nada ha participado”. El empresario puede aún presentar recurso de apelación contra la imputación que sería contestado con la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios