A UNA SEMANA DEL 39º CONGRESO FEDERAL, pero no acuden 14 de los convocados

Zapatero reúne a todos sus ministros por primera vez desde que dejó La Moncloa

El expresidente congrega en un restaurante madrileño a los antiguos miembros de su Gabinete para honrar la memoria de Carme Chacón y José Antonio Alonso, ambos fallecidos este año

Foto: José Luis Rodríguez Zapatero, rodeado de varios de sus ministros de la primera y la segunda legislatura, durante la cena en el hotel AC Cuzco, este 9 de junio. (EC)
José Luis Rodríguez Zapatero, rodeado de varios de sus ministros de la primera y la segunda legislatura, durante la cena en el hotel AC Cuzco, este 9 de junio. (EC)

Había tenido que viajar a Venezuela, otra vez más, para ejercer de nuevo como mediador entre el Gobierno de Nicolás Maduro y la oposición. Pero José Luis Rodríguez Zapatero pudo regresar a tiempo. El expresidente tenía marcado en rojo la fecha. 9 de junio de 2017. La primera cena con sus ministros de la primera y segunda legislatura, todos juntos, por primera vez desde que abandonara La Moncloa, en diciembre de 2011. Y la primera, también, de recuerdo a los miembros de sus Gabinetes que fallecieron: María Jesús San Segundo, desaparecida en diciembre de 2010, y José Antonio Alonso y Carme Chacón, que murieron este año con apenas dos meses de diferencia.

De hecho, la idea del encuentro nació a raíz del homenaje a Toño Alonso en el Congreso, el pasado 27 de marzo. A ese acto, presidido por Zapatero, acudieron varios miembros de los Ejecutivos socialistas. Elena Espinosa, exministra de Agricultura (2004-2008) y de Medio Ambiente (2008-2011), se encargó de confirmar los teléfonos de todos los ministros y de crear el grupo de WhatsApp ('Comida ex') para agilizar la coordinación de todos ellos. La labor de Organización recayó en la extitular de Fomento Magdalena Álvarez. La iniciativa enseguida prosperó y nadie puso pegas. Ni siquiera Chacón, que se acercó a la Cámara Baja aquel 27 de marzo. Apenas unos días después, el 9 de abril, ella falleció en su domicilio de Madrid, recién vuelta de Miami, a causa de una cardiopatía congénita. Alonso, exresponsable de Interior y Defensa, había muerto el 2 de febrero.

A la cita acuden 22 ministros más José Enrique Serrano. Otros 14 se ausentan, como Rubalcaba o Chaves, la mayoría por causas justificadas

La traumática y repentina muerte de la exministra de Defensa golpeó a Zapatero. Ella era amiga personal suya, igual que Toño. Pero conmocionó a todo el PSOE. Sin embargo, todos los convocados decidieron mantener la cena. Nada mejor que homenajear a ambos y a San Segundo que reunirse todos juntos en la fecha programada, 9 de junio, después de las primarias en las que se impuso Pedro Sánchez y una semana antes del 39º Congreso Federal, al que por cierto Zapatero aún no ha confirmado asistencia, aunque ayer mismo decía en un acto en Madrid que "siempre" había estado "comprometido" con su partido y "siempre" había acudido a los cónclaves federales.

La cita al final se fijó en el hotel AC Cuzco de Madrid, para las 21:30 horas. Primero, cóctel, y luego, todos a la mesa. Al final asistieron 22 exministros, más el jefe de Gabinete de Zapatero en La Moncloa y uno de los dirigentes más leales a las siglas, José Enrique Serrano. Una de las fotos la colgó en su cuenta de Twitter la extitular de Vivienda María Antonia Trujillo (aunque luego la borró). Y a ella se la puede ver en la imagen justo a la derecha del expresidente. Pero también estaban las exvicepresidentas María Teresa Fernández de la Vega y Elena Salgado y los exministros Miguel Ángel Moratinos, Trinidad Jiménez, José Blanco, Carmen Calvo, José Montilla, Cristina Garmendia, Leire Pajín, Juan Fernando López Aguilar, Mercedes Cabrera, Elena Espinosa, Celestino Corbacho, Beatriz Corredor, Miguel Sebastián, Ángel Gabilondo, Antonio Camacho, Valeriano Gómez, Magdalena Álvarez, Ángeles González-Sinde y Ramón Jáuregui.

Zapatero reúne a todos sus ministros por primera vez desde que dejó La Moncloa

Faltó así una decena de exministros, algunos de mucho peso político. Aunque, como indicaba una de las asistentes, casi todos "por causa justificada". Cristina Narbona, porque estaba ultimando su decisión de aceptar la presidencia del PSOE que le había ofrecido Sánchez —ella misma comunicó su entrada en la ejecutiva a sus compañeros horas antes de que trascendiera la noticia—; Rosa Aguilar, porque acababa de tomar posesión como nueva consejera de Justicia e Interior de la Junta; José Bono, por una tensión ocular; Fran Caamaño, por encontrarse convaleciente; Joan Clos y Bibiana Aído, por tener que atender sus trabajos a sueldo de la ONU en Nairobi y Ecuador...

José Luis Rodríguez Zapatero, con las exvicepresidentas María Teresa Fernández de la Vega y Elena Salgado, 20 exministros y su exjefe de Gabinete, José Enrique Serrano, este 9 de junio en el AC Cuzco. (EC)
José Luis Rodríguez Zapatero, con las exvicepresidentas María Teresa Fernández de la Vega y Elena Salgado, 20 exministros y su exjefe de Gabinete, José Enrique Serrano, este 9 de junio en el AC Cuzco. (EC)


Y por distintas razones tampoco pudieron acudir el exvicepresidente Pedro Solbes y los exministros Jesús Caldera, Jordi Sevilla, Bernat Soria, Manuel Chaves, Mariano Fernández Bermejo o César Antonio Molina. Otra ausencia llamativa fue la de Alfredo Pérez Rubalcaba, del que tampoco se sabe si acudirá al 39º Congreso, en calidad de ex secretario general. Fueron en total 39 los titulares de departamento de Zapatero en sus siete años en el poder. Narbona estará en la nueva dirección socialista, pero también podrían ingresar en ella Corredor y Calvo.

Palabras para los tres fallecidos

Según relataban a este periódico algunos de los presentes, el encuentro se desarrolló en un ambiente "entrañable y agradable", sin roces ni tiranteces. El exjefe del Ejecutivo derrochó, contaban, "talante, optimismo" y estuvo "encantador". Durante su 'speech' inicial, al comienzo de la cena, subrayó que sus Gobiernos habían estado presididos por la "honestidad", la "decencia" y la "lealtad" —una acusación indirecta al PP, enfangado por la corrupción—, y recordó que había sido muy gratificante para él trabajar con todos y cada uno de sus ministros. Además, tuvo palabras de homenaje para San Segundo —la primera encargada de Educación del exlíder socialista—, Alonso y Chacón.

Zapatero destacó, en su 'speech' inicial, que sus Gobiernos habían estado presididos por la "honestidad, la lealtad y la decencia"

Aunque en los corrillos se departió de todo, también de la delicada situación interna del PSOE, Zapatero, uno de los fieles entusiastas de Susana Díaz, prefirió no hablar del tema en su primera intervención. Los ministros aprovecharon para ponerse al día de sus vidas, hablar del partido, de Cataluña, de sus compañeros... Salieron, decían, con buen sabor de boca. Con la "satisfacción" que producen las citas memorables. Tanto que unos cuantos de los convocados, después de las tres horas de la comida, se quedó a las copas. El grupo de WhatsApp se mantiene por ahora. La intención de los exministros es seguir quedando con cierta periodicidad con su jefe. Si puede ser, confiaba uno, un par de veces al año.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
25 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios