SERÁ EL 9 DE JUNIO EN EL RESTAURANTE LA ANCHA DE PRÍNCIPE DE VERGARA, EN MADRID

Zapatero reúne a sus ministros en una cena para homenajear a Alonso y Chacón

Los miembros de los Gabinetes socialistas de las dos legislaturas (2004-11) se encontrarán por primera vez todos juntos, y en la cita serán protagonistas sus dos amigos fallecidos recientemente

Foto: Zapatero, con sus exministras Beatriz Corredor, Ángeles González-Sinde, Magdalena Álvarez y Leire Pajín, el pasado 3 de abril en el Congreso. (Inma Mesa / PSOE)
Zapatero, con sus exministras Beatriz Corredor, Ángeles González-Sinde, Magdalena Álvarez y Leire Pajín, el pasado 3 de abril en el Congreso. (Inma Mesa / PSOE)

Han pasado más de cinco años desde que José Luis Rodríguez Zapatero abandonara La Moncloa, barrido por la mayoría absoluta del PP de Mariano Rajoy. Y en este tiempo el expresidente no se había reunido con todos sus ministros, los de las dos legislaturas. No se habían dado las circunstancias. Pero esa foto tendrá lugar pronto, el viernes 9 de junio, después de las conflictivas primarias del PSOE, en un restaurante madrileño. Una cena en la que tendrán un protagonismo especial José Antonio Alonso y Carme Chacón. Dos amigos muy cercanos y dos miembros de su Gabinete que murieron en este mismo 2017.

Fue a raíz del homenaje a Toño Alonso en el Congreso, el pasado 27 de marzo, cuando surgió la idea de organizar un encuentro de todos los exministros que ocuparon el Gobierno de 2004 a 2011 —cerca de 40— con el jefe. A aquel acto de recuerdo al extitular de Interior y Defensa, fallecido el 2 de febrero, y presidido por Zapatero, acudieron varios miembros de los ejecutivos socialistas, como la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, Fran Caamaño, Jordi Sevilla, José Montilla, Jesús Caldera, Antonio Camacho, Elena Espinosa, Magdalena Álvarez y la propia Carme Chacón.

Elena Espinosa confirmó los teléfonos de todos, y Magdalena Álvarez se encargó de la organización. Lo hicieron a través de un grupo de WhatsApp

La iniciativa comenzó a rodar. Espinosa, exministra de Agricultura (2004-2008) y de Medio Ambiente (2008-2010), confirmó los teléfonos de todos y creó el grupo de WhatsApp (bautizado como 'Comida ex') y Álvarez, exresponsable de Fomento (2004-2009), se encargó de la organización del encuentro, que luego al final se convirtió en una cena. "Elena nos ha puesto más derechos que una vela. Es muy cariñosa", decía uno de los exministros convocados, muy satisfecho. En coordinación con la agenda de Zapatero, se eligió para la cita el 9 de junio, viernes, para facilitar la mayor concurrencia posible, y una fecha alejada lo suficiente de las primarias del PSOE —que se celebrarán el 21 de mayo— para ahorrarse cualquier tensión y priorizar el primer objetivo: "Juntarnos, echar un rato", como resume una de las integrantes del Ejecutivo en la segunda legislatura. Muy pronto fueron confirmando "todos, menos los que viven en el extranjero", caso de Bibiana Aído, representante de ONU Mujeres en Ecuador. Incluso dijo que iría Chacón. La iniciativa fue así cogiendo forma. El expresidente tuvo ocasión de charlar con algunos de sus ministros —Leire Pajín, Ángeles González-Sinde, Beatriz Corredor, Magdalena Álvarez, Valeriano Gómez— unos días más tarde del homenaje a su amigo Toño Alonso, en el mismo espacio, en el Congreso, en la conmemoración de los 10 años de la Ley de Igualdad, el 3 de abril.

Un chat para "compartir el dolor"

Nadie podía entonces pensar en que la tragedia volvería a azotar la casa socialista. El 9 de abril, en su domicilio de Madrid, y recién vuelta de Miami, perdía la vida de forma repentina Chacón, con 46 años, a causa de una cardiopatía congénita, el 'corazón al revés'. La noticia conmocionó al PSOE. De arriba abajo. Destrozó a Zapatero, que la consideraba una amiga íntima, como lo había sido Alonso, su compañero desde los tiempos en los que ambos estudiaban juntos en León. Varios exministros acudieron a Ferraz, a la capilla ardiente, para despedirse de la exministra de Defensa. El dolor, el estupor, se había instalado en sus rostros. El trago era demasiado duro.

Carme Chacón, con los exministros José Montilla, Fran Caamaño, Jesús Caldera, Jordi Sevilla, Magdalena Álvarez y Elena Espinosa, el pasado 27 de marzo en el Congreso, en el homenaje a José Antonio Alonso. (Inma Mesa / PSOE)
Carme Chacón, con los exministros José Montilla, Fran Caamaño, Jesús Caldera, Jordi Sevilla, Magdalena Álvarez y Elena Espinosa, el pasado 27 de marzo en el Congreso, en el homenaje a José Antonio Alonso. (Inma Mesa / PSOE)


Pero la abrupta muerte de Chacón no canceló los planes. Más aún, los afianzó. La reunión de los exministros con Zapatero seguía adelante. Y se acabó reconvirtiendo, como reconocen varios miembros de los Gabinetes socialistas y también en el entorno del expresidente, en una cena-homenaje "muy sentida a Carme y Toño". "Y precisamente por eso irán todos", comentan fuentes muy próximas al exjefe del Ejecutivo. Es más, "el chat ha servido también para compartir el dolor por la muerte de Carme", relata una ex que se sentía cercana a la dirigente catalana.

La exministra de Defensa había adelantado que iría a la cena del 9-J, pero la muerte le sobrevino el 9 de abril en su domicilio de Madrid

Zapatero ha mantenido una relación fluida con sus ministros en estos años. Pero no los había reunido a todos a la vez. Ni tampoco todos ellos se habían visto de forma privada. Sí que había habido encuentros parciales, de los miembros del Ejecutivo de la primera legislatura (2004-2008) o de la segunda (2008-2011), cenas de un grupo de exministras que quedaban con cierta regularidad y a las que en alguna ocasión asistió Zapatero... Pero el formato del 9 de junio, según expresan varios de los convocados a El Confidencial, es inédito. De ahí su importancia. Primero, por la singularidad de la cita. Y también porque se celebrará bajo el trauma de la desaparición de Alonso y Chacón y antes, de la extitular de Educación María Jesús San Segundo, fallecida en 2010. Los tres son los que ya no figuran en la lista de 40 ministros de Zapatero en sus siete años en La Moncloa.

"Esperemos estar mejor"

En principio, se espera un pleno casi total el 9 de junio en el restaurante La Ancha de la madrileña calle del Príncipe de Vergara (a 45 euros por barba, por cierto). Incluso se prevé la asistencia de aquellos más desvinculados de la vida orgánica, como el exvicepresidente Manuel Chaves, que ya no es militante por el estallido del caso ERE. Otros, como Bibiana Aído, residente en el extranjero, no podrán. "De momento iremos casi todos salvo que algunos lleguen tarde porque tienen viajes o compromisos, pero ninguno ha dicho que no... ¡Somos más de 30!", se felicitaba una ministra de la primera etapa de Zapatero. "Queríamos vernos pero será triste, porque Toño ya no lo teníamos y Carme nos falta y la vamos a echar mucho de menos. Esta cita expresa el lado humano de la política, que es encontrarnos, estar juntos de otra manera fuera del trabajo y mantenernos en contacto. José Luis es un tío estupendo en lo humano y también en lo político, que nadie sabe lo que entregó y se dejó por nuestro país y cómo lo pasó", relata otra de las integrantes de sus Gabinetes, en este caso de su segundo mandato. La respuesta "ha sido masiva", "queremos recordar los viejos tiempos y también homenajear a Zapatero, que se lo merece, y además todos tenemos buena relación", asegura un exministro que acompañó al expresidente durante casi todo su periodo en La Moncloa.

Zapatero recibe la felicitación del entonces portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, ante Alfredo Pérez Rubalcaba, el 29 de junio de 2011, en el último debate del estado de la nación del presidente socialista. (EFE)
Zapatero recibe la felicitación del entonces portavoz parlamentario del PSOE, José Antonio Alonso, ante Alfredo Pérez Rubalcaba, el 29 de junio de 2011, en el último debate del estado de la nación del presidente socialista. (EFE)


El ambiente que se respira en el chat de WhatsApp y entre los exministros socialistas es, según confiesan todos los contactados, muy positivo. De ilusión por volver a verse y sentarse a una mesa, y de pesar por la pérdida de tres de ellos, dos en los últimos tres meses. Para cuando llegue el 9 de junio, ya habrá nuevo secretario general, aunque el 39º Congreso Federal, el que elija nueva dirección y apruebe los documentos políticos, arrancará la semana siguiente, el viernes 16. La mayoría de los exministros que se han pronunciado —Alfredo Pérez Rubalcaba, José Bono, José Blanco, Trinidad Jiménez, Celestino Corbacho, Ramón Jáuregui, Juan Fernando López Aguilar, Miguel Sebastián, Rosa Aguilar, Miguel Ángel Moratinos...— han expresado su apoyo a Susana Díaz, aunque otros (Cristina Narbona, Beatriz Corredor o Carmen Calvo) lo han hecho por Pedro Sánchez. Por ahora, ninguno ha respaldado públicamente al tercero en liza, Patxi López.

La respuesta de los ministros de Zapatero ha sido "masiva", y hay ganas de rendirle tributo. La cita será después de las primarias al liderazgo del PSOE

Pero, en todo caso, y para evitar interferencias, la cena será ya con un nuevo secretario general ya elegido por la militancia. "Esperemos que para entonces estemos mejor", confía uno de los exministros. No será fácil, habida cuenta del nivel de tensión interna existente... y que irá más según se acerque la fecha de las primarias. Queda casi un mes por delante, aunque solo diez días para conocer el desenlace de la primera batalla, la recogida de avales.

Zapatero reúne a sus ministros en una cena para homenajear a Alonso y Chacón

El expresidente, contra los "prejuicios" hacia Díaz; Sánchez, contra la gestora por la comparecencia de Rajoy

José Luis Rodríguez Zapatero hizo este lunes campaña por Susana Díaz en Cataluña. Allanándole el camino en un territorio muy hostil y claramente volcado hacia Pedro Sánchez. Por eso el expresidente aseguró que su reto es deshacer" los "prejuicios" en Cataluña contra ella, por ser mujer y andaluza, como a su juicio ocurrió también con Carme Chacón por su género y origen.

Zapatero se reunió con el líder del PSC, Miquel Iceta, en la sede del partido en Barcelona, donde por la tarde protagonizó un acto con militantes junto al diputado vasco Eduardo Madina, ambos puntales de la campaña de Díaz en toda España. El expresidente además almorzó con alcaldes y cargos socialistas partidarios de la candidata en Cornellà, mientras Madina lo hizo con afiliados catalanes en la ciudad condal. 

"Aquí, en Cataluña, hay voces que, y no me refiero al PSC, que han puesto encima de la mesa prejuicios sobre el proyecto político de Díaz", denunció, informa EFE. Y añadió, sin ambages: "Hay un prejuicio que no me resisto a comentar: en la historia del PSOE ha habido normalmente candidatos y pocas candidatas. Pero he podido constatar como testigo directo que cuando hay una candidata se tiene en cuenta el origen. Ya pasó con Chacón, que era catalana y era un problema. Y ahora Díaz, que es andaluza y es un problema".

"Pero, ¡oh!, qué casualidad —siguió—, no lo escuché nunca sobre Felipe González, [Alfredo Pérez] Rubalcaba o yo mismo, que fuéramos de Sevilla, León o Cantabria. Por lo tanto, sí, hay que deshacer prejuicios y quiero contribuir a deshacer prejuicios". Zapatero se mostró convencido de que Díaz, que el miércoles viaja a la capital catalana al foro Barcelona Tribuna, presentada por Iceta, "expondrá con coherencia y visión de futuro lo que ha de ser una respuesta que pasa por dos palabras por las que tendremos que luchar con intensidad y marcan el futuro de Cataluña y España: diálogo y pacto". "Y alguien en algún momento tendrá que tomar la iniciativa de recuperar ese diálogo para buscar un pacto", manifestó. 

La presidenta andaluza tuvo este lunes acto en Jerez de la Frontera (Cádiz). Allí, se mostró "convencida" de poder romper el "techo de cristal" que ha impedido que en casi 140 años de historia una mujer asuma las riendas del PSOE.

Pedro Sánchez también hizo campaña en Andalucía en este arranque de semana. En su caso, en Huelva. Desde allí, aseguró que no entiende "por qué el PSOE no ha pedido aún la comparecencia formal de [Mariano] Rajoy en la Cámara Baja" por el caso Lezo, que pivota sobre el expresidente madrileño Ignacio González. Por eso, anunció que este mismo martes remitirá por carta al presidente de la gestora, el asturiano Javier Fernández, una carta para exigirle que el Grupo Socialista lo pida ya. 

Lo cierto es que la dirección parlamentaria sí quiere que el jefe del Ejecutivo acuda al Congreso, pero a la comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP, que quiere que se ponga en marcha cuanto antes. Y ahí ha focalizado la presión. Fuentes próximas a la cúpula interina sostienen que la demanda de Sánchez es calcada a la que ya hizo Unidos Podemos.

El tercer candidato, Patxi López, también se encontraba este lunes en Andalucía. En su caso, en Jaén. Como en otras ocasiones, el exlendakari insistió en que, a través de sus múltiples encuentros con militantes de todo el país, percibe que hay una "mayoría silenciosa" que "mete menos ruido que la de autobuses y pancartas" pero que quiere lo que él les oferta, informa EFE.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios