LA LUCHA DEL 39º CONGRESO FEDERAL

Díaz echa mano de Zapatero y Madina para que le abran camino en Cataluña

La candidata protagoniza su primera incursión en tierra hostil. Antes del gran acto del 26 de abril, le ayudará a ganar fieles el diputado vasco, ganador en el PSC en 2014, y también lo hará expresidente

Foto: Susana Díaz, a su llegada este 5 de abril a la sede del PSC en Barcelona. El segundo por la derecha, Joaquim Fernández. (EFE)
Susana Díaz, a su llegada este 5 de abril a la sede del PSC en Barcelona. El segundo por la derecha, Joaquim Fernández. (EFE)

Cataluña no es un territorio fácil para Susana Díaz. Es tierra hostil para una candidata lastrada por una imagen a la derecha de su partido y por una impronta que sus rivales traducen como más jacobina. La presidenta de la Junta sabe que tendrá que vencer fuertes resistencias en un PSC claramente inclinado hacia Pedro Sánchez. Su equipo ya había comenzado a trabajarse la comunidad, y ella misma aterrizó este jueves en Barcelona para una primera toma de contacto. No para protagonizar ningún gran acto, que tardará aún unas semanas en llegar, pero sí para ir conquistando posiciones y tejer complicidades. Una labor en la que también la ayudarán José Luis Rodríguez Zapatero y Eduardo Madina. Ambos le irán abriendo camino entre la militancia catalana, contribuyendo a "desmontar prejuicios" de cara a las primarias del 21 de mayo, en palabras de un importante alcalde que la apoya.

Díaz se estrenó este jueves en Cataluñaya lo hizo hace un mes Patxi López, pero Pedro Sánchez aún no la ha pisado— con una agenda intensa. Primero, un almuerzo con una treintena de sindicalistas de UGT (entre ellos, el presidente de la central en la comunidad, Matías Carnero) y dirigentes del PSC, como el regidor de Cornellà, Antonio Balmón, en Bellvitge (L'Hospitalet de Llobregat). Después, la baronesa mantuvo un encuentro con más de 250 activistas de su campaña y afiliados de base en la sede del partido hermano, en Barcelona, y al que acudieron el exministro Celestino Corbacho y los exdiputados Isabel Lòpez i Chamosa, Meritxell Cabezón, Juan Carlos Corcuera y German Rodríguez (hombre de la entera confianza de Carme Chacón). Y a última hora, una reunión con el primer secretario del PSC, su "amigo Miquel Iceta" —es su definición—, que ejercerá de anfitrión con todos los aspirantes. En todo momento, Díaz estuvo acompañada por su coordinador de campaña en Cataluña, Joaquim Fernández, secretario de Organización del Baix Llobregat, la federación de más peso del PSC (unos 2.300 militantes al corriente de pago y con derecho a voto) de las 16 que lo componen.

La presidenta almuerza con sindicalistas en Bellvitge, mantiene un encuentro con activistas en la sede del PSC y luego se ve con Miquel Iceta

Fuentes de su comité de primarias en el PSC confirman que la baronesa celebrará su puesta de largo en Cataluña el 26 de abril, apenas unos días después que el debut de Sánchez. Pero ella estará precedida por Madina. El diputado vasco hará campaña por ella en la comunidad el 19 y el 24. Ambas fechas ya están cerradas. La que aún está pendiente de fijar es la del acto del expresidente Zapatero, pero podría ser después del estreno de Díaz.

40,42% frente al 37,37% de Sánchez

La ayuda de ambos no es baladí. Madina es hoy uno de los puntales del equipo de la presidenta, y él fue quien se impuso a Pedro Sánchez y José Antonio Pérez Tapias. Logró el 40,42% de los votos, frente al 37,37% del madrileño. Pero su victoria en un territorio clave —en 2014 era el segundo, tras Andalucía, ahora, tras limpiar su censo y quedarse con 14.322 afiliados, se quedará como tercero o cuarto— no le sirvió para compensar el triunfo arrollador de Sánchez en la comunidad andaluza, para el que Díaz fue determinante. Madina, tres años después, conserva aún el predicamento en las bases del PSC, y por eso la presidenta lo considera una pieza maestra en su pretensión de derribar las reticencias de la militancia. Él puede, dicen los susanistas, ayudar a pulir las aristas más centralistas que se le atribuyen. Y puede remar a favor de ella compensando su perfil, ya que el parlamentario puede acercarse a un electorado al que ella tiene más difícil acceso. Hace tres años, él representaba precisamente el impulso modernizador del partido frente al 'establishment' del PSOE, la cara más a la izquierda y urbana.

Madina y Rodríguez Zapatero son muy conscientes de que Cataluña es el territorio más complicado para la presidenta de la Junta

Zapatero, por su parte, ha sido el presidente socialista más votado y popular en Cataluña. En 2008, en las últimas generales en las que concurrió como candidato, arrasó en la comunidad: 25 escaños de golpe con Carme Chacón como cabeza de lista por Barcelona. Aquellos tiempos previos a la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 sobre el Estatut —origen para muchos de la ola soberanista y un error de gestión que los socialistas quieren enmendar— ya pasaron. El PSC se encuentra muy debilitado orgánica y electoralmente, y la figura de Zapatero no tiene ni de lejos la fuerza de entonces. Pero el expresidente sí se implicó en las últimas campañas de las generales. Y es, desde luego, un ferviente defensor de Díaz. A los dos podría sumárseles, indican fuentes próximas a Fernández, el ex secretario general Alfredo Pérez Rubalcaba.

Díaz echa mano de Zapatero y Madina para que le abran camino en Cataluña

"No quiero el voto del rencor"

Tanto Madina como Zapatero saben que la empresa de allanar el camino a la candidata andaluza es ardua. Según fuentes cercanas consultadas por este periódico, son "muy conscientes de que el territorio más complicado para Díaz es, precisamente, Cataluña". De momento, ella cuenta con los apoyos más importantes en el Baix Llobregat —de donde procede, por cierto, la exministra Chacón— y ha podido lucir el respaldo de un veterano del PSC y experto conocedor del aparato, Antonio Balmón, uno de los muñidores de la actualización del acuerdo con el PSOE y que le hizo de telonero en el estreno de su candidatura en Madrid, el pasado 26 de marzo.

Uno de sus principales apoyos es el alcalde de Cornellà, Antonio Balmón, uno de los muñidores de la actualización del pacto de PSOE y PSC

Esos mismos problemas de entrada explican la jornada de trabajo de Díaz en Cataluña. Su almuerzo con los sindicalistas —el exponente de mayor peso era Matías Carnero, también presidente del comité de empresa de Seat— y su reunión a puerta cerrada con los activistas de su campaña, para coordinar el mensaje y preparar la recogida de avales, una batalla que la presidenta considera clave para mostrar su poderío orgánico frente a Sánchez. "Lo importante es ir desmontando los prejuicios que hay sobre ella. Se le ha hecho un traje muy injusto. Es importante pensar que hasta ahora ella ha actuado como presidenta y secretaria general del PSOE andaluz, y si es líder del PSOE, la cosa cambiará. Es cierto que en una parte del PSC pesa mucho lo emocional, y es difícil pasar a lo racional. Pero se trata de no saldar cuentas con el pasado y construir el futuro con propuestas", rubrica un importante alcalde que está de su lado.

Susana Díaz, a su llegada a la sede del PSC. A la izquierda, su mano derecha, el secretario general de Presidencia de la Junta, Máximo Díaz-Cano. (EFE)
Susana Díaz, a su llegada a la sede del PSC. A la izquierda, su mano derecha, el secretario general de Presidencia de la Junta, Máximo Díaz-Cano. (EFE)

Ella misma trasladó ese mensaje a los medios en la sede del PSC, donde mostró su "convencimiento" de que será la próxima líder del PSOE. "Los hombres y mujeres que van a votar el 21 de mayo lo van a hacer pensando en el presente y el futuro. Y pido el voto de la esperanza y de la ilusión. No quiero el voto del rencor. Quiero que pasen página y pongan rumbo al futuro que necesitamos construir juntos. Y sé de la fortaleza que hay", señaló, volviendo a su eslogan de que no hay que echar la vista atrás, justo lo que Sánchez persigue. No quiso aventurar si recibirá mucho voto oculto, como algunos esperan.

Díaz también quiso garantizar la unidad de los dos partidos hermanos. No sobraba ese compromiso después del ciclón de las palabras de su hombre en el Congreso, Miguel Ángel Heredia, en un audio de noviembre de 2016. "El PSOE y el PSC vamos a ser activos y muy activos en dar una solución que merecen los ciudadanos de Cataluña y del resto de España", desde "el diálogo, la negociación y el pacto", informa EFE. La vía está en la 'Declaración de Granada', que pone las bases de la reforma federal del Estado.

En el comité de campaña del PSC se sentían este jueves bastante "satisfechos" con la respuesta recibida. Nadie se atreve a hacer pronósticos de porcentaje, pero siempre recuerdan que partían de cero hace unos meses, así que un 15% o un 20% de los sufragios se vería como un éxito. Pedro Sánchez, que tendrá su acto principal en Cataluña el 22 de abril, parte con enorme ventaja y tiene al PSC muy movilizado a su favor. Su principal ancla en la comunidad es la alcaldesa de Santa Coloma de Gramenet, Núria Parlon, igual que el regidor de Viladecans, Carles Ruiz, o el exsenador Carles Martí. Patxi López también podría firmar un buen resultado en Cataluña, y su principal aliada es la primera edil de L'Hospitalet, Núria Marín. Este viernes se desplaza a la comunidad por cuarta vez en su campaña.

Pedro Sánchez, este 6 de abril en Salamanca, al lado de la eurodiputada Iratxe García. (EFE)
Pedro Sánchez, este 6 de abril en Salamanca, al lado de la eurodiputada Iratxe García. (EFE)


Díaz fue recibida en la sede del PSC por Salvador Illa, el secretario de Organización, y después de su encuentro con activistas se vio con Miquel Iceta., al que trasladó su voluntad de que los dos partidos vayan "de la mano", informa EFE. El primer secretario quiere mantener a rajatabla su neutralidad y no confesará su voto. Él es un experto diplomático, un dirigente listo, hábil y con un fino sentido del humor, y nadie duda de que se pondrá en primer tiempo de saludo con el nuevo secretario general. Sea el que sea.

Sánchez pide una campaña "limpia y libre de difamaciones"

Pedro Sánchez no quiere aparcar del todo la polémica con el secretario general del Grupo Socialista, Miguel Ángel Heredia. Así, en un acto con militantes en Salamanca abogó por unas primarias "limpias y libre de difamaciones". El exlíder pidió a sus partidarios devolver "una propuesta" con cada "difamación", y "un argumento" a cada "insulto". Sostuvo que las grabaciones destapadas por 'El Mundo' no benefician a ningún candidato -la impresión es que le pueden venir bien a él-, sino que perjudican a las siglas. 

De nuevo, cargó contra la gestora y los que promovieron la abstención, acusándoles de no haber preguntado a la militancia. Los susanistas rebaten ese argumento: el 1 de octubre, en lugar de plantear una consulta a las bases, puso sobre la mesa su exigencia de congreso exprés, la razón de su derribo. 

Sánchez estuvo acompañado por el secretario del partido en Castilla y León, Luis Tudanca, y precedido en la palabra por el exlíder autonómico de UGT Agustín Prieto y por la eurodiputada Iratxe García.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios