por "injerencias" Y "abuso de la Justicia"

El PSOE pide ya la dimisión de Catalá y el ministro lo acusa de volverse antisistema

El senador Tontxu Rodríguez carga contra Catalá por usar el cargo para obstaculizar la labor de la Justicia e interferir en la tarea de los fiscales. El ministro dice que respondió a González por cortesía

Foto: El ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, este 25 de abril. (EFE)
El ministro de Justicia, Rafael Catalá, durante la sesión de control al Gobierno en el Senado, este 25 de abril. (EFE)

El PSOE aprovechó el pleno de la Cámara Alta para pedir ya la dimisión del ministro de Justicia, Rafael Catalá, por la publicación de un SMS enviado a Ignacio González hace seis meses con el deseo de que "se cierren pronto los líos". Sin esperar a explicación pública alguna, el senador socialista vasco Tontxu Rodríguez acusó a Catalá de utilizar el cargo para obstaculizar la labor de la Justicia e interferir en la tarea de los fiscales, además de dar por hecho que ayudó al expresidente de la Comunidad de Madrid. El ministro replicó al parlamentario del PSOE con las acusaciones de perjudicar la imagen del Estado de derecho y de alinearse con los antisistema.

Los socialistas intentan acorralar al Gobierno por el nuevo caso de corrupción que golpea al PP con la operación Lezo y de la exigencia de explicaciones pasan a la de dimisiones. El senador Rodríguez fue el encargado de lanzar la primera andanada parlamentaria contra el Gobierno al pedir la cabeza de Catalá por "injerencias", "abuso de la Justicia" y "prostituir las instituciones" por los avatares en esa operación judicial. Además, reclamó las dimisiones o ceses del fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, y del fiscal general del Estado, José Manuel Maza.

El PSOE pide ya la dimisión de Catalá y el ministro lo acusa de volverse antisistema

El parlamentario socialista sostuvo que el Gobierno boicoteó las actuaciones en el caso para amparar a González y concluyó con un "váyase señor Catalá" muy aplaudido por los socialistas.

El senador del PSOE acaba con un "váyase, señor Catalá" y pide que sean apartados de sus cargos el fiscal Anticorrupción y el fiscal general del Estado

El ministro respondido que es "falso" que se haya obstaculizado la labor de la Fiscalía y que sólo hubo "algunas discrepancias" técnicas entre los fiscales. Para el ministro, el suceso se enmarca en "el normal funcionamiento de las instituciones" y hay que recordar que es la Fiscalía Anticorrupción quien presenta las acusaciones y ha encarcelado a los imputados en el caso de corrupción del Canal de Isabel II de Madrid. "¿Qué es lo que no ha sucedido que debería haber sucedido", preguntó a su vez al senador Rodríguez.

El PSOE pide ya la dimisión de Catalá y el ministro lo acusa de volverse antisistema

Catalá acusó al senador socialista de "sembrar dudas" sobre el funcionamiento de la Justicia, proceder que considera "impropio" de un partido como el PSOE y sí de quienes se alinean con "las tesis más antisistema".

Catalá dejó el detalle sobre su SMS a González para los pasillos del Senado, donde comentó que, como resultaba obvio, cuando en noviembre del pasado respondió "por cortesía" a la felicitación del ahora detenido el contexto de "los líos" no eran los problemas personales del expresidente autonómico, sino el contexto político al que se ponía fin. El exministro dijo que se refería a las elecciones repetidas, las investiduras fallidas y el año casi completo de bloqueo institucional.

Juanma RomeroJuanma Romero

Mensajes de enhorabuena

Catalá añadió que ese 3 de noviembre, cuando fue nombrado ministro por Rajoy, recibió infinidad de mensajes de enhorabuena que procuró responder, igual que hizo en el caso de González, a quien dijo conocer desde 1996. El titular de Justicia añadió que su trato con el expresidente regional no era de amistad personal y que nunca le ha ayudado en nada.

"Ese era mi mensaje, que se ordenara la situación política en España y, como digo, un mensaje de cortesía, de amabilidad y de respuesta a una felicitación como otras cientos que recibía en aquellos días", insistió el ministro. Catalá sostuvo además que no tiene "ninguna capacidad de influir ni sobre los jueces ni sobre los fiscales para que una investigación judicial vaya en una dirección o en otra".

Ferraz coordina la labor de "seguimiento exhaustivo" con el PSOE-M y augura que Rajoy acabará contestando en la comisión de investigación

Casi en paralelo a la sesión de control al Gobierno en el Senado se sucedía la reunión en Ferraz convocada por la gestora —y capitaneada por el portavoz y responsable de Organización, el andaluz Mario Jiménez, y su mano derecha, Laura Seara—, con los portavoces socialistas en el Congreso, la Asamblea y el Ayuntamiento de Madrid, Antonio Hernando, Ángel Gabilondo y Puri Causapié, y la secretaria general del PSOE-M y su número dos, Sara Hernández y Enrique Rico. Una cita diseñada para coordinar la estrategia frente a la explosión de casos de corrupción del PP. Jiménez, en declaraciones a los medios, se remitió a las palabras del senador Tontxu Rodríguez y a su petición de dimisión de Catalá. Además, señaló que en el caso del ministro de Justicia, "llueve sobre mojado".

Ángel Gabilondo, Mario Jiménez, Sara Hernández, Antonio Hernando, Laura Seara, Puri Causapié y Enrique Rico, este 25 de abril en Ferraz. (EFE)
Ángel Gabilondo, Mario Jiménez, Sara Hernández, Antonio Hernando, Laura Seara, Puri Causapié y Enrique Rico, este 25 de abril en Ferraz. (EFE)


Jiménez aseguró que los socialistas harán un "seguimiento exhaustivo" de lo que siga ocurriendo, de las novedades judiciales que acechen al PP, para ir tomando decisiones de forma "coordinada", porque hay una "demanda importantísima por parte de la opinión pública" de explicaciones a los populares. Si Mariano Rajoy "no ha querido contestar a los medios" durante su viaje a Brasil, "terminará contestando en las Cortes, bajo juramento y según lo que establece el Código Penal [en su artículo 502.3] para los comparecientes en las comisiones de investigación: con la obligación de decir la verdad. Que a nadie le quepe duda en España de que el PP terminará dando explicaciones, no solo en instancias judiciales, sino también institucionales, para asumir las responsabilidades políticas que están en juego".

El PSOE pide ya la dimisión de Catalá y el ministro lo acusa de volverse antisistema

El portavoz lanzaba la advertencia a Rajoy... pero también a Pedro Sánchez, que no ha parado de demandar a la gestora que reclame la comparecencia en pleno del presidente del Gobierno. Hasta por carta le hizo llegar esta mañana su exigencia al jefe de la cúpula provisional, Javier Fernández, que le respondió que la estrategia del partido es forzarle a que vaya a la comisión de investigación —que esperan esté constituida en 10 días—, porque es más "útil" y no puede mentir. Pero Sánchez no desiste y le sigue sin convencer la estrategia decidida por la gestora: este martes por la tarde, en su acto en Córdoba, volvió a demandar que el jefe del Ejecutivo se explique en pleno.

El PSOE-M no presentará ninguna moción de censura que no gane y apremia a C's a que desaloje al PP

Los socialistas no presentarán una moción de censura que sirva de fuegos artificiales, que de antemano se sepa que no conduce al relevo en el Gobierno de la Comunidad de Madrid. Sara Hernández, líder del PSOE-M, lo dejó meridianamente claro cuando se le preguntó en Ferraz. 

El PSOE no quiere "contribuir" a una moción de censura contra Cristina Cifuentes "que no pueda prosperar". Y por eso Hernández hizo tantísimo hincapié en que la iniciativa no puede llevar "nombre socialista" o "un apellido de Podemos", dado que "solo tiene un responsable", un "protagonista", y ese es Ciudadanos, el que sostiene con sus 17 votos en la Asamblea al PP y el que de momento no ha dado ninguna señal de querer dejar caer a Cifuentes. 

La secretaria general del PSOE-M sostuvo que su formación seguirá "trabajando" para propiciar el "cambio" en Madrid, aunque es consciente del rechazo frontal del partido de Albert Rivera. Hernández se afanó en hacer "un llamamiento a las fuerzas del cambio" en la Comunidad, los dos partidos emergentes, para posibilitar el relevo en el Gobierno autonómico "bajo el liderazgo del PSOE". "Y lo que primero quiere saber el PSOE es si Ciudadanos quiere o no quiere permitir el cambio en esta región y si ha venido a la política para cambiar las instituciones". La baronesa insistió en que el cambio es fundamental, no solo para limpiar la Comunidad de corrupción, sino también para desplegar políticas públicas que, a su juicio, han quedado olvidadas por Cifuentes. 

Entretanto, Podemos prepara una moción de censura, y podría presentarla en la Asamblea, forzando al resto de grupos a retratarse. Hernández no adelantó el sentido del voto de su grupo, pero sí remarcó que para su partido la "transformación" de Madrid "no es una carrera". 

Mario Jiménez y la líder del PSOE-M apuntaron que el punto de partida de la corrupción en Madrid se encuentra en el 'tamayazo', la deserción de los diputados socialistas Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez en 2003, que frustró la posibilidad de que el Gobierno regional volviera a manos de la izquierda. Tras aquel episodio, se repitieron las elecciones autonómicas y ya a la segunda Esperanza Aguirre ganó por mayoría absoluta. Hernández sostuvo que esclarecer qué ocurrió en 2003 sigue siendo una "asignatura pendiente", que hay que "seguir investigando". 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios