El Ejecutivo no tiene más socio fiable que el PNV

La derrota del Gobierno en la estiba cuestiona la viabilidad de la legislatura

El día 31 de marzo llegará la hora de la verdad, cuando el Consejo de Ministros apruebe el proyecto de cuentas del Estado y lo remita al Congreso

Foto: Rajoy y Rivera se dan la mano en el Congreso. (Reuters)
Rajoy y Rivera se dan la mano en el Congreso. (Reuters)

El fracaso en el intento de que el Congreso convalide su decreto ley para cumplir con la sentencia de la UE, que obliga a liberalizar la estiba, es la primera derrota parlamentaria trascendente que sufre el Gobierno en la legislatura. Sin poder presentar una sola ley en cinco meses, Mariano Rajoy comprueba además que los otros grupos parlamentarios se aplican en paralizar hasta las iniciativas obligatorias y de trámite. Y lo hacen pese la multa que tendrá que pagar el Estado: 23 millones de entrada más 134.000 euros diarios. Es el peor prólogo para el anunciado proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

La debilidad y parálisis del PSOE primero, pendiente de sus primarias, y la volubilidad de Albert Rivera (del no al sí y después a la abstención en menos de 24 horas) cuestionan la viabilidad de la legislatura, según reconocen en fuentes del Grupo Popular, aunque en La Moncloa intenten disimular las consecuencias del nuevo bloqueo político.

El día 31 de marzo llegará la hora de la verdad, cuando el Consejo de Ministros apruebe el proyecto de cuentas del Estado y lo remita al Congreso. Lo que más preocupa al Gobierno es la división del PSOE, el partido que tiene la clave de los Presupuestos, porque sin su colaboración, al menos en el trámite de enmiendas, es casi imposible que salgan adelante.

Protestas en el Congreso contra la ley de la estiba. (EFE)
Protestas en el Congreso contra la ley de la estiba. (EFE)

La votación del decreto de la estiba confirmó el bloqueo político: el PP solo con el PNV, frente a los grupos de izquierda e independentistas, mientras Ciudadanos se lava las manos. También la crisis de los socialistas. Después de la derrota del Ejecutivo, la mitad de sus diputados aplaudían en pie y entusiasmados, con Pablo Iglesias y sus fieles, a los estibadores situados en la tribuna del público, mientras la otra mitad permanecían sentados, muy serios y mirando hacia otro lado. Igual de cariacontecidos que los miembros del Grupo Popular. Eran conscientes de quién había sacado partido del apoyo a los sindicatos corporativos de la estiba.

El PSOE promete una larga etapa de crisis interna y obsesión por la competencia populista que le ha surgido a su izquierda, el mismo periodo, por lo menos hasta entrado junio, en el que se debatirán los Presupuestos en el Congreso.

El socio 'preferente' del PP en la Cortes tampoco ejerció como tal a la hora de convalidar el decreto sobre la estiba. Como suelen hacer en todas las votaciones complicadas, los riveristas se dieron de baja de la pelea parlamentaria con la izquierda en cuanto vieron que los populares iban a perder y ellos no podrían apuntarse el tanto de salvar una iniciativa.

La derrota del Gobierno en la estiba cuestiona la viabilidad de la legislatura

El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, había conseguido 24 horas antes que Ciudadanos diera su apoyo al plan de prejubilaciones de lujo para los estibadores. Rivera pasó del no al si; pero al no ceder el PSOE y comprobar que el decreto iba a ser derogado en la votación, prefirió cambiar a la abstención.

Los diputados del PP atribuían ese giro de última hora a los abucheos que había sufrido el propio Rivera, siempre pendiente de las cuestiones de imagen, al llegar a la Cámara por parte de algunos sindicalistas portuarios. “El único partido serio y fiable que hay en el Congreso además del nuestro es el PNV”, comentaban los diputados populares, insistiendo en que Rajoy tiene cada vez más pretextos para apretar el botón de las elecciones a partir del verano.

Foto desde la bancada popular.
Foto desde la bancada popular.

“Si no se puede gobernar, si no se puede ni cumplir con las obligaciones con la UE ni tramitar unos Presupuestos, ¿qué vamos a hacer en la legislatura, comisiones de investigación y ponencias de estudio, o aplicar el programa de los que perdieron las últimas elecciones?”. Esa es la reflexión de los parlamentarios del PP sobre la inviabilidad de la legislatura, salvo que el PSOE se aclare después de sus primarias.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
41 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios