el congreso vota este viernes el real decreto

Futuro incierto: la reunión entre De la Serna y los estibadores acaba sin acuerdo

La reunión entre el ministro de Fomento y los abogados de la patronal y los estibadores concluye sin acuerdo. Según los abogados de los sindicatos, la propuesta no garantiza el 100% del empleo

Foto: Los ministros de Empleo, Fátima Báñez (i), y de Fomento, Íñigo de la Serna. (EFE)
Los ministros de Empleo, Fátima Báñez (i), y de Fomento, Íñigo de la Serna. (EFE)

La reunión entre el Gobierno y los abogados de los sindicatos y la patronal acaba como empezó: sin acuerdo. La presencia de Íñigo de la Serna no ha servido para alcanzar un pacto 'in extremis' que desbloquee el real decreto ley de la estiba, cuya votación está prevista para este viernes a primera hora en el Congreso. El Ejecutivo en principio no cuenta con los apoyos necesarios para sacar adelante la reforma con la que se liberalizará este sector, en línea con lo que exige la sentencia del Tribunal Europeo de Justicia (2014). De hecho, partidos como el PSOE vinculaban su voto de este jueves a la existencia de un acuerdo previo que no existe.

El ministro de Fomento finalmente ha decidido acudir a la reunión técnica que se celebraba esta tarde en el Consejo Económico y Social, pero lo ha anunciado a las dos de la tarde. Es decir, no ha dado el margen de tiempo suficiente para que pudieran llegar los representantes de los trabajadores. Al encuentro han asistido sus asesores técnicos, críticos con la propuesta presentada por el Gobierno. "En modo alguno garantiza el 100% del empleo de los actuales estibadores portuarios", han dicho.

"La propuesta del gobierno en modo alguno garantiza el 100% de los empleos", opinan los abogadosMuchos de los miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores del Mar, de hecho, este jueves se encontraban en su lugar de residencia (Canarias). Y en estas condiciones era poco probable que se firmara un acuerdo. Desde el sindicato mayoritario de los estibadores se han declarado "estupefactos" ante el anuncio de última hora del ministro, quien no ha convocado con antelación a las partes con verdadera capacidad para negociar y pactar.

Esta misma tarde, De la Serna ha planteado a los estibadores un plan de prejubilaciones voluntarias al que podrán acogerse los trabajadores que estén a sesenta meses o menos de su edad de jubilación, es decir, los que cuenten con 50 años o más. Estos podrán retirarse con el 70% del sueldo medio que, por todos los conceptos, hayan cobrado durante los seis meses anteriores.

El nuevo paquete de medidas anunciado por Íñigo de la Serna contempla cuatro puntos fundamentales: garantizar el cien por cien de los puestos de trabajo, insistir en la necesidad de cumplir con la sentencia impuesta por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea para “modernizar el sector y mejorar la competitividad de las empresas”, ofrecer un plan de ayudas de carácter complementario y extraordinario precisamente para asegurar el cumplimiento del primer punto y crear una comisión de seguimiento permanente para garantizar que todo lo acordado se cumpla. “Expresamos con claridad que nuestro compromiso no se limita a esta reunión sino a llevar a cabo un control y seguimiento de todos los acuerdos”, zanjó el ministro de Fomento.

Sobre el paquete de ayudas que el Gobierno facilitará, De la Serna no hizo demasiadas concreciones. “La idea es que ese conjunto para mantener el cien por cien del empleo existan acuerdos de carácter voluntario sobre los que se establezcan unas ayudas específicas”. Todo ello después de que, como publicó este diario, el Ministerio de Empleo se pusiera en contacto con las empresas para asegurar que asumirá la mitad de los 500 millones que costarán las prejubilaciones de los estibadores, asegurando unas 1.400 con dinero de su cartera.

Unas 3.000 personas participaron en una manifestación en Algeciras (Cádiz) en apoyo a los estibadores. (EFE)
Unas 3.000 personas participaron en una manifestación en Algeciras (Cádiz) en apoyo a los estibadores. (EFE)

Con todo, De la Serna hizo hincapié en la importancia de evitar la cuantiosa multa que supondría incumplir la sentencia europea “para todos los españoles”. El propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se refirió al asunto a su salida del Congreso este mediodía en la misma linea para recordar que “es una directiva europea y hay que cumplirla”. A partir de este momento y a apenas unas horas de que comience la reunión, el titular de Fomento pasó la pelota al tejado de la oposición: “Ahora apelamos a la responsabilidad de los grupos políticos. Corresponde tener visión de Estado y altura de miras”, sentenció el ministro mirando directamente a PSOE y Ciudadanos.

La formación liderada por Albert Rivera aplaudió la decisión del Gobierno de acudir a la reunión técnica aunque reprochó “no haberse sentado en la mesa antes y con los deberes hechos”. En todo caso, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, afirmó que si en esta tarde se produce un acuerdo su partido votará este viernes a favor de convalidar el real decreto. Aún así, el apoyo de los 32 diputados naranjas no valdría si el Gobierno no obtiene más respaldos o la abstención de una buena parte de la Cámara. Para que el real decreto se convalide es necesario que existan más votos a favor que en contra. Algunos grupos como el de Unidos Podemos ya ha anunciado que su postura se mantiene en el 'no'. Queda por ver qué pasará con PNV y PdeCat.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios