HOJA DE RUTA SOCIAL EN EL CONGRESO NACIONAL

El PP pasa de puntillas por la maternidad subrogada y define el aborto como "fracaso"

Pocos avances en materia social en el PP. El debate sobre gestación subrogada evitó que el partido se posicione con claridad y en la cuestión del aborto el 'ala dura' se hizo notar

Foto: El vicesecretario de Sectorial del Partido Popular, Javier Maroto, tras retirar su credencial para el XVIII Congreso Nacional de PP. (EFE)
El vicesecretario de Sectorial del Partido Popular, Javier Maroto, tras retirar su credencial para el XVIII Congreso Nacional de PP. (EFE)

El debate sobre la maternidad subrogada terminó pasando de puntillas por la ponencia social del XVIII Congreso del PP. Después de que el vicesecretario Javier Maroto y otros dirigentes conservadores se mostraran públicamente a favor de regular esta cuestión en la legislación española, la hoja de ruta aprobada -y transaccionada- en el cónclave popular recoge muy nítidamente el “necesario debate” sobre gestación subrogada. “En el PP debemos dar respuesta a los asuntos y debates que se presentan en la sociedad. No queremos rehuir o ignorar ninguno sin entrar al fondo de la cuestión”, afirma el texto que contó con 699 votos a favor, 66 en contra y 20 abstenciones.

Sin embargo, los conservadores en realidad evitan posicionarse en el debate. A lo único que se compromete la formación es a emprender “un debate en profundidad, serio y sereno” en el que escuchen “a los expertos tanto de ámbitos científico, jurídico y ético” para fijar una postura. Lejos queda la posición de otros partidos como Ciudadanos, que estrenando su nueva ideología liberal progresista, enarbolaron la bandera de regular y prometieron llevar el asunto al Congreso de los Diputados. Es el ala más conservadora del PP la que se muestra reticente a legislar sobre los denominados “vientres de alquiler”, en linea con la postura de la Iglesia católica y de las feministas, como publicó este diario.

“Uno de esos nuevos debates presentes en la sociedad española hace referencia a la gestación subrogada. Y en el ámbito de esta realidad se encuentran los niños que llegan en este momento a España y que han nacido por ese sistema en otros paises. Todo ello responde a una realidad sobre la cual existen opiniones y posiciones diversas”, expone el texto popular sin entrar más en materia.

El presidente del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy, se dirige a los miembres de las Nuevas Generaciones (NNGG) ,durante la segunda jornada del XVIII Congreso nacional del partido. (EFE)
El presidente del Gobierno y líder del PP, Mariano Rajoy, se dirige a los miembres de las Nuevas Generaciones (NNGG) ,durante la segunda jornada del XVIII Congreso nacional del partido. (EFE)

El aborto es el otro gran tema que se abordó en la ponencia social dirigida por Maroto y en la que participaron también el andaluz Juan Manuel Moreno Bonilla, el presidente de la Región de Murcia, Pedro Antonio Sánchez, el líder del PP extremeño, José Antonio Monago y la valenciana Isabel Bonig. En realidad el avance en este asunto fue también escaso. La ponencia aprobada -que también tuvo un importante debate detrás- recoge que el aborto “no es un derecho sino un fracaso”, pero no acoge mayores novedades al respecto. Una definición que contó con una amplia mayoría de apoyos pero que fue criticada nuevamente por los más conservadores de la formación, que pedían una verdadera reforma de la ley.

Paloma EstebanPaloma Esteban

Sin duda la exdiputada y exportavoz de Asuntos Sociales, Lourdes Méndez, fue una de las que hizo una exposición con mayores reproches. “Esta transacciones no es admisible”, anunció en el plenario de la Caja Mágica de Madrid dirigiéndose a los ponentes. “Si nuestra convicción es que el aborto no es un derecho, el mensaje que transmitimos a las jóvenes no puede ser que no pasa nada si lo hacen”, afirmó Méndez. “Yo no puedo entender que esto se apruebe. No es de recibo. La interpretación es ambigua y está en contradicción con el derecho a la vida”, insistió entre aplausos.

No fue la única en mostrarse contraria con la hoja de ruta social del partido. En la misma linea, el exdiputado autonómico madrileño, Luis Peral, insistió en el “necesario compromiso con el cambio de texto” al entender que “a día de hoy el aborto se entiende como un absoluto derecho hasta las catorce semanas”. Otros de los compromisarios que defendió una enmienda especifica puso el acento en evitar “la discriminación”, que a su juicio existe en la actualidad al entender que además de hasta las catorce semanas, se puede abortar hasta la número 23 si hay anomalías en el feto. “Eso es discriminación por discapacidad”, afirmó.

En realidad, los populares no se movieron apenas de sus posiciones actuales. La transaccional aprobada hace un guiño al sector conservador matizando el aborto como “fracaso” y hace hincapié en el compromiso del partido "con defender el derecho a la vida", logrando que muchas enmiendas se cayeran y permitiendo aunar apoyos, pero que no convenció a los que piden un paso atrás en la actual redacción… y que tampoco quieren avanzar en la regulación de la gestación subrogada.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios