habla de "guerra civil" en podemos

'The Guardian' alerta del "fin" de Iglesias si pierde y de la alianza de Errejón con PSOE

La guerra en Podemos da el salto a la prensa internacional. El diario británico analiza la división del partido y pone el foco en sus dos 'pesos pesados', cuya relación, dice, se truncó tras la alianza con IU

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el número dos, Íñigo Errejón. (Efe)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y el número dos, Íñigo Errejón. (Efe)

A solo unas horas de que comience Vistalegre II, la batalla por hacerse con el poder en Podemos salta a la prensa internacional. 'The Guardian' pone el foco en la situación interna que vive la formación morada y advierte de que su secretario general, Pablo Iglesias, no solo se la juega porque peligre su liderazgo sino porque podría ser el fin de su carrera. "El congreso de este fin de semana va a determinar la dirección de este partido antiausteridad", apunta el periodista Sam Jones, que pone encima de la mesa la posibilidad de que "se rompa la carrera política" de Iglesias, aunque también prevé todo lo contrario a la espera de los resultados, que se conocerán este domingo después de que hasta ahora hayan votado cerca de 78.000 inscritos.

Sin embargo, el artículo pone especial énfasis en la relación que este mantiene con "su viejo amigo", Íñigo Errejón, sobre el que 'The Guardian' dice que está "a favor de un enfoque menos ardiente" y "más pragmático" para remarcar que tanto el 'número dos' de Podemos como su círculo más cercano "han presionado para estrechar lazos con el PSOE", lo que derivó, dicen, en una crisis importante dentro del partido.

Una "guerra civil" llena de "municiones"

Y va a más, ya que el diario británico considera que la 'herida' se abrió aún más cuando las bases de Podemos dieron el visto el bueno "a una coalición de izquierda que incluía al partido comunista de España", en referencia a Izquierda Unida. De hecho, en la iniciativa que defienden los 'errejonistas' en Vistalegre II se incluye 'blindar' la independencia de la formación y que cualquier fusión orgánica con otra formación, como puede ser Izquierda Unida, tenga que aprobarse en una Asamblea Ciudadana con el apoyo de una mayoría reforzada de dos tercios.

Momento en el que Iglesias le recuerda la 'cal viva' al PSOE
Ampliar
Momento en el que Iglesias le recuerda la 'cal viva' al PSOE

En esta línea, 'The Guardian' destaca que tres años después de que "surgir como un movimiento de indignados que quería romper con el bipartidismo", Podemos se enfrenta no solo a un "dilema político y filosófico", sino también a una "guerra civil" en la que desde ambos bandos se han lanzado "municiones" de todo tipo.

Así, recuerda los "desacuerdos públicos" que se han evidenciado en las útlimas semanas, como el que surgió después de la decisión del secretario general de Podemos en Madrid, Ramón Espinar, de destituir al 'errejonista' José Manuel López de la portavocía de la Asamblea de Madrid, gesto muy criticado por Íñigo Errejón que, sin pretenderlo, se convirtió en la diana de las críticas de los más cercanos a Iglesias. "Hay que mencionar las escaramuzas de las dos facciones por la batalla sobre el control de Madrid, donde nació el partido", señala este medio, que echa la vista atrás hasta el 2 de marzo de 2016, cuando Errejón mostró públicamente su "incomodidad" cuando el secretario general de Podemos desde la tribuna del Congreso utilizó la "cal viva" de los GAL para atacar al PSOE durante la fallida investidura de Pedro Sánchez.

"Voy a ganar"

Ante la batalla interna en Podemos, en la que cada día se eleva aún más el tono, Iglesias opta por templar los ánimos pidiendo que los debates dejen de hacerse en los medios de comunicación y se hagan "en nuestra propia casa". Convencido de que Podemos tiene que entender que "la política no solo son las instituciones, sino también las familias que no llegan a fin de mes, los estudiantes que no pueden pagarse la matrícula o los pensionistas que tienen que pagar mucho por sus medicinas", pone especial énfasis en marcar distancias con las tesis de Errejón y defender las coaliaciones de Podemos en Cataluña, Galicia y Valencia así como en ciudades como Madrid o Barcelona.

A la espera de quién vencerá el domingo, Iglesias se compromete a tender puentes para apostar por la unidad. Eso sí, deja claro que si pierde renunciará como líder pero no abandonará Podemos. "No quiero ser secretario general si mis ideas son las minoritarias. No podemos atarnos a las sillas y hay que asumir que estamos aquí de paso", ha dicho a 'The Guardian'. Este jueves, en otra entrevista en 'El Programa de Ana Rosa', se ha mostrado convencido de que "voy a ganar".

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios