el tsjm respalda la actuación de cultura

La Justicia vapulea a Jaime Botín: avala la incautación de su 'picasso' por contrabando

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) concluye que el banquero se llevó de España la obra, valorada en 26,2 millones de euros, contraviniendo resoluciones de la Audiencia Nacional

Foto: Fotografía facilitada por Aduanas francesas de la entrega a las autoridades españolas en Córcega de la obra de Picasso 'Cabeza de mujer joven'. (EFE)
Fotografía facilitada por Aduanas francesas de la entrega a las autoridades españolas en Córcega de la obra de Picasso 'Cabeza de mujer joven'. (EFE)

Jaime Botín ha emprendido acciones legales en todos los frentes para tratar de recuperar el 'picasso' valorado en 26,2 millones de euros que incautó la Guardia Civil en julio de 2015 por haberlo sacado de España sin autorización del Ministerio de Cultura y obviando dos sentencias de la Audiencia Nacional. Pero el hermano del fallecido presidente del Banco Santander, Emilio Botín, acaba de sufrir otro revés judicial y la obra se aleja de su pinacoteca privada. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha dictaminado en una sentencia, a la que ha tenido acceso El Confidencial, que la aprehensión del cuadro en Córcega (Francia) y su posterior traslado al Museo Reina Sofía de Madrid se realizó respetando escrupulosamente la legalidad y, por tanto, no procede declarar nula la incautación ni, tampoco, devolver el 'picasso' a los dominios del expresidente de Bankinter.

La sentencia, contra la que cabe recurso ante el Tribunal Supremo, es el resultado de una demanda presentada por los abogados de Jaime Botín contra los ministerios de Interior y Cultura, al considerar que tanto la Subdirección General de Protección del Patrimonio Histórico (SGPPH) como la Guardia Civil efectuaron gestiones para localizar la obra y devolverla a España antes de que hubiera una resolución judicial firme que avalara esas medidas. Según el banquero, las autoridades españolas incurrieron en vía de hecho y procedieron con mala fe procesal, causándole “indefensión”, por lo que reclama la restitución automática del bien.

Sin embargo, la Sección Sexta de la Sala de lo Contencioso del TSJM rechaza esos argumentos y le impone el pago de las costas. En su dictamen, emitido el pasado 6 de octubre, recuerda que la Dirección General de Bellas Artes y el propio Ministerio de Cultura ya prohibieron en 2012 que el cuadro, titulado 'Cabeza de mujer joven', saliera de territorio nacional por su relevancia artística, uno de los pocos que se conservan del periodo Gósol del genio malagueño, punto de partida de su fructífera relación con las vanguardias.

El TSJM añade, además, que en el momento de la incautación se acababan de conocer dos sentencias de la Audiencia Nacional de marzo y mayo de 2015 que confirmaron la prohibición de exportabilidad de la obra. Y, por último, recuerda que cuando se produjo la aprehensión en el puerto corso de Calvi, ya había un atestado de la Unidad Central Operativa (UCO) que concluía que Jaime Botín podía haber incurrido en un delito de contrabando, unos hechos que se investigan por la vía penal en el Juzgado número 4 de Pozuelo Alarcón y que ya han provocado la imputación del expresidente de Bankinter.

“El recurrente [Jaime Botín] no estaba amparado en modo alguno en sus actuaciones y, desde luego, las sentencias de la Audiencia Nacional habían desestimado su pretensión y confirmado la inexportabilidad de la obra, de lo que era perfecto conocedor el interesado, y sin embargo no se localizó el cuadro hasta el momento en que se inspeccionó el buque en Córcega pese a los intentos anteriores. La urgencia de la actuación se hacía evidente”, resuelve el TSJM.

'Cabeza de mujer joven' fue trasladado a España en un avión de la Guardia Civil. (EFE)
'Cabeza de mujer joven' fue trasladado a España en un avión de la Guardia Civil. (EFE)

Como recuerda la sentencia, el 'picasso' fue incautado por las autoridades aduaneras francesas en el puerto de Calvi a bordo del 'Adix', un velero de 64,8 metros de eslora y tres mástiles que el banquero adquirió en 1989 y que presuntamente utilizó para llevarse la obra a Francia, desde donde pretendía trasladarla a Suiza, a la espera de que fuera subastada en Londres por la casa Christie's. La Guardia Civil logró abortar la maniobra cuando el cuadro ya estaba embalado para volar al aeropuerto de Ginebra, que dispone de un puerto franco en el que las obras de arte no pagan impuestos en concepto de depósito ni en caso de venta.

El dictamen es contundente. “En definitiva, no se aprecia vía de hecho, ni irregularidad en la actuación realizada, que se ha llevado a cabo para evitar la salida del cuadro de España, ante la inminencia de ello”, aprecia, antes de concluir que “no procede en consecuencia la estimación de la demanda y por todo ello solo cabe la desestimación del recurso”.

El frente del TSJM solo es uno de los que mantenía Botín para tratar de recuperar el 'picasso'. Sus abogados siempre han mantenido que, en realidad, la orden de inexportabilidad no podía tener ningún efecto porque el cuadro siempre estuvo a bordo del 'Adix', que tiene bandera británica y, por tanto, todo el tiempo se situó fuera de España. Por ese mismo motivo, tampoco habría incurrido en un delito de contrabando, que según la Ley de Patrimonio Histórico implica que el bien sustraído pasa automáticamente a ser propiedad del Estado.

Imagen del yate de Jaime Botín. (Charter World)
Imagen del yate de Jaime Botín. (Charter World)

Pero la Justicia ha dado la razón hasta ahora al Ministerio de Cultura, que recuerda que el 'Adix' siempre estuvo atracado en aguas del puerto de Valencia, y por esa razón estaba sujeto a la normativa nacional. Fuentes del ministerio consultadas por este diario inciden en que, como ya resolvió la Audiencia Nacional, solo los buques de guerra de pabellón extranjero responden a la normativa de sus respectivos países, y ese nunca fue el caso del barco de Botín, que es una simple embarcación de recreo. En esa línea, añaden que la propia casa Christie's reconoció implícitamente la españolidad de la obra en 2012 al pedir a Cultura el permiso necesario para poder subastarla en Londres.

Con todo, Botín sigue adelante con su batería de medidas judiciales. Según han confirmado sus propios abogados a El Confidencial, el próximo 30 de noviembre se celebrará en los tribunales de Aix-en-Provence (Francia) un juicio para resolver la demanda que presentó el expresidente de Bankinter en ese país para intentar declarar también nula la actuación de las autoridades aduaneras francesas, que fueron las primeras en detectar que el cuadro había llegado a sus aguas. Botín planteó en un primer momento la demanda ante los tribunales de Córcega, y estos resolvieron que la iniciativa no procedía. Sin embargo, el pasado julio, Botín logró que la Corte de Casación de París le concediera el derecho a recurrir la aprehensión y ordenó que su demanda fuera resuelta por los tribunales de un nuevo departamento judicial. Según explican sus abogados, el banquero confía en demostrar que la incautación se realizó sin orden judicial francesa ni española. Alegan, además, que ninguno de los dos países tenía autorización para acceder a un barco de bandera británica. En su opinión, el Estado debe devolverle inmediatamente el 'picasso'.

La Justicia vapulea a Jaime Botín: avala la incautación de su 'picasso' por contrabando

Pero será difícil que Botín logre ese objetivo. La nueva sentencia del TSJM avala expresamente la legalidad de todos los pasos que dio el Ministerio de Cultura antes de recuperar la obra con el apoyo de la autoridades francesas. Y esa no es la única consecuencia que puede implicar la resolución a la que ha tenido ahora acceso El Confidencial. También puede influir en el proceso penal por el que se investiga al banquero en Pozuelo de Alarcón. El caso no está cerrado, pero una instancia superior, el TSJM, acaba de resolver por la vía contencioso-administrativa que había una larga lista de resoluciones judiciales que le impedían llevarse el bien de España y considera acreditado que infringió esa prohibición. Es decir, que a falta de la sentencia del Juzgado de Pozuelo, la Justicia ya se ha pronunciado de forma categórica sobre el presunto delito de contrabando.

La exportación ilegal de patrimonio histórico implica una pena de hasta cinco años de cárcel y la incautación del bien protegido, pero también puede llevar aparejada la expropiación del medio utilizado para sacar la obra del país. En este caso, Botín se arriesga a perder incluso su fabuloso velero de tres mástiles y los bienes que guarda en su interior. 'Cabeza de mujer joven' estaba colgado junto a otras obras de arte en la biblioteca de la embarcación, con capacidad para 20.000 volúmenes. El 'Adix' está fondeado en estos momentos en el puerto de Charleston, en Carolina del Sur, Estados Unidos. Llegó a esas aguas el pasado octubre tras una temporada en Newport, en el pequeño estado del norte de Rhode Island. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios