Es noticia
Menú
El Gobierno estrecha el cerco sobre Jaime Botín y le abre una inspección fiscal
  1. Empresas
por sociedades e iva de cartival

El Gobierno estrecha el cerco sobre Jaime Botín y le abre una inspección fiscal

Tras ser sancionado por la CNMV, implicado en el escándalo del HSBC e investigado por sacar un 'picasso' de España, Botín se enfrenta a una inspección sobre su sociedad Cartival

Foto: El banquero Jaime Botín. (E. Villarino)
El banquero Jaime Botín. (E. Villarino)

Será coincidencia, pero apenas tres semanas después de que la CNMV -Comisión Nacional del Mercado de Valores- revalidara su sanción contra Jaime Botín y le impusiera una multa de medio millón de euros por ocultar parte de su participación en Bankinter, el Ministerio de Hacienda tomó el relevo de las difíciles relaciones que el banquero mantiene con los diferentes brazos económicos del todavía Gobierno y le abrió una inspección fiscal.

En concreto, fue el pasado 16 de febrero cuando la Agencia Tributaria inició formalmente sus indagaciones sobre Cartival SA, sociedad a través de la cual el empresario tiene construida su participación en Bankinter, entre otras inversiones, por los impuestos de Sociedades e IVA para los periodos 2011 a 2014. Se trata de la primera vez que el fisco inicia un procedimiento de este tipo desde que Cartival se convirtió en grupo consolidado, hito que se remonta al ejercicio 2009 y donde la acción revisora de Hacienda llega hasta 2005.

Dentro de Cartival, descansan las sociedades El Retamoso de la Mancha, Aleph 2004, Los Pataches, Aleph Renovables México FCR, y también sus participaciones en Bankinter (22,86%), Pista La Perdiz (50%), Carpintería PVC Eurovent (43,50%) y Solaria Aleph Generación FCR (33,3%).

El 'picasso' requisado a Jaime Botín vuelve a España

La decisión de Jaime Botín de englobar bajo el mismo paraguas cada vez más sociedades parece estar detrás de las pesquisas de Hacienda, ya que la propia compañía explica en sus cuentas consolidadas de 2015 que Cartival aprovecha los créditos fiscales de sus filiales a nivel intragrupo, lo que ayuda a reducir la factura con el fisco.

"Es política del Grupo Consolidado contabilizar el gasto por impuesto de las sociedades individuales, reconociéndose créditos y débitos entre las sociedades individuales, consecuencia de la utilización de las bases imponibles negativas en las sociedades con beneficios fiscales, siendo intención del Grupo exigir o satisfacer dichos créditos y débitos", señala la sociedad en su informe de gestión.

Créditos fiscales y préstamos intragrupo

Este tipo de operativa, según señalan expertos fiscales, explica que, a pesar de reconocer un resultado antes de impuestos de 90,69 millones, la empresa solo registra contablemente 953.519 euros en concepto de impuesto sobre beneficios, es decir, un escueto 1%.

Las cuentas consolidadas de Cartival también desvelan que Jaime Botín ha deshecho sus participaciones en dos sicavs -sociedades de inversión de capital variable- históricamente ligadas a la familia Botín: Cartera Mobiliaria y Financiera Ponferrada.

En la primera, participaba directamente con 88.000 acciones, que el pasado 22 de diciembre vendió por ocho millones de euros, e indirectamente a través de Los Pataches, propietaria de otros 46.600 títulos que se traspasaron el 21 de diciembre. Ese mismo día, Los Pataches también se deshizo de 32.457 acciones de Financiera Ponferrada. Todas estas participaciones registraban "pasivos por impuestos diferidos" por importe de 3,78 millones de euros al cierre del pasado ejercicio.

Dentro de la operativa de préstamos intragrupo, Cartival reconoce haber devuelto un préstamo temporal de 300.000 euros a Worldtour. Esta em­presa fue de­nun­ciada por la Agencia Tributaria ante la Oficina Nacional de Investigación contra el Fraude (ONIF) hace dos años, por la presunta evasión de 1,3 millones de euros, al uti­lizar com­pañías pan­ta­lla para no pagar el im­puesto de ma­tri­cu­la­ción de dos aviones pri­vados, según pu­blicó 'Eldiario'.

Este medio ha tratado de ponerse en contacto con responsables de Cartival por distintas vías para recoger su versión, pero ha sido imposible obtener una respuesta.

Historia de desencuentros

En los últimos años, son varios los desencuentros que ha tenido el primer accionista de Bankinter con las autoridades españolas, una crónica negra que arrancó con la lista Falciani y el descubrimiento de que tanto el fallecido Emilio Botín como su hermano Jaime, y sus respectivos descendientes, aparecían entre los contribuyentes españoles que ocultaban dinero en la filial suiza de HSBC.

En el caso de Jaime, dentro del patrimonio oculto había un 7,85% de Bankinter, participación que terminó derivando, a principios de este año, en la histórica multa de la CNMV.

También puede tacharse de histórica la novelesca confiscación que ordenó llevar a cabo la Justicia el pasado verano sobre un 'picasso', valorado en 25 millones de euros, propiedad del banquero y que este tenía prohibido sacar de España.

A pesar de ello, el cuadro 'Cabeza de mujer joven' (1906) salió del país a bordo de un yate de Jaime Botín y fue requisado por las autoridades francesas en el puerto deportivo de Calvi, en Córcega, cuando, presuntamente, estaba siguiendo una ruta para terminar siendo vendido en el extranjero.

Será coincidencia, pero apenas tres semanas después de que la CNMV -Comisión Nacional del Mercado de Valores- revalidara su sanción contra Jaime Botín y le impusiera una multa de medio millón de euros por ocultar parte de su participación en Bankinter, el Ministerio de Hacienda tomó el relevo de las difíciles relaciones que el banquero mantiene con los diferentes brazos económicos del todavía Gobierno y le abrió una inspección fiscal.

Jaime Botín Cartival Noticias de Bankinter CNMV HSBC
El redactor recomienda