RIVERA NO CUMPLE LAS EXPECTATIVAS

Batacazo de Ciudadanos en el norte: no consigue entrar ni en Galicia ni en País Vasco

El partido de centro no consigue representación en ninguno de los dos parlamentos el 25-S y sufre una sangría de votos con respecto a las generales del 26 de junio

Foto: El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (c), la candidata a la presidencia de la Xunta, Cristina Losada (i), y el cabeza de lista por Ourense, Carlos Vázquez (d), durante el acto realizado en la Alameda de Ourense. (EFE)
El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera (c), la candidata a la presidencia de la Xunta, Cristina Losada (i), y el cabeza de lista por Ourense, Carlos Vázquez (d), durante el acto realizado en la Alameda de Ourense. (EFE)

Fracaso del centro en el norte. Ciudadanos no logró obtener representación parlamentaria ni en el Parlamento vasco ni en el gallego este 25 de septiembre, pese a sus expectativas para, al menos, irrumpir en ambas cámaras. En Euskadi, con el 100% escrutado, el partido de Albert Rivera obtuvo el 2,02% de los votos y un total de 21.362 sufragios, la mitad de los obtenidos en las últimas elecciones generales (cuando alcanzaron los 40.326 votos), y se quedó a unos 200 de los que UPYD consiguió en las autonómicas de 2012. En Galicia, los resultados fueron incluso más pesimistas, teniendo en cuenta las esperanzas de la formación que se situaban incluso en la posibilidad de sacar dos diputados, uno por A Coruña y otro por Pontevedra. Sin embargo, con más del 97% escrutado, los de centro consiguieron solo el 3,36%, 46.816 votos, casi un tercio de los obtenidos el pasado junio.

No hemos cumplido con el objetivo. No hemos podido terminar el ciclo electoral que empezamos en Cataluña, pasando por el Parlamento Europeo, 12 parlamentos autonómicos y el Congreso de los Diputados”. Así comenzó su comparecencia el vicesecretario general del partido, José Manuel Villegas, en la sede nacional de Ciudadanos en Madrid. El número dos de Albert Rivera reconocía la “decepción” de todos los miembros de la formación naranja, incluido el líder —que estuvo durante unos minutos en la sede—, después de haberse volcado en las campañas electorales de las últimas semanas. Este lunes, la ejecutiva nacional del partido se reunirá para hacer un estudio pormenorizado de los resultados.

El partido de centro insiste en que "no se pueden extrapolar" los resultados obtenidos en las generales con los de estas autonómicas, porque la gente "vota de forma muy distinta". Pero la necesaria comparación pone de manifiesto la sangría de votos experimentada por los naranjas en todas las circunscripciones. Empezando por las gallegas, en A Coruña Ciudadanos logró este domingo el 3,33% de los votos, hasta 18.973, frente a los 59.863 que consiguió el 26-J (9,39%). En cuanto a Lugo, los de centro consiguieron este 25-S apenas el 2,72% de los sufragios, traducidos en 4.975 papeletas, mientras que el pasado junio llegaron a los 13.220 votos (6,92%). En Pontevedra, otra de las circunscripciones de la que esperaban obtener un diputado autonómico, los resultados también fueron muy insuficientes. Solo el 3,88% de los electores se decantó por los de centro, un total de 18.551 votos, cuando en las últimas generales lograron la confianza de 47.905 electores (8,87%). Por último, en Ourense, Ciudadanos se hizo con el 2,72% de los votos y 4.735 papeletas, muy lejos de los 12.950 sufragios y el 7,06% obtenidos en junio.

[Consulte aquí los resultados de las elecciones gallegas]

El caso de Euskadi es muy similar. En Álava —la única esperanza de Ciudadanos para entrar en la Cámara de Vitoria—, los de centro obtuvieron el 3,17% de los votos y sumaron 4.754 papeletas (la mitad que las logradas en las últimas generales, cuando llegaron a los 8.335 sufragios). En Vizcaya, los naranjas se hicieron con el 1,92% de los apoyos —en total, 10.912 votos—, prácticamente la mitad de las conseguidas el 26-J, jornada electoral en la que el partido de Rivera conseguía la confianza de 20.491 electores (el 3,31%). Por último, en Guipúzcoa, C’s se quedó en el 1,67% de los votos y 5.696 papeletas, mientras que en junio alcanzaron los 11.500 sufragios y el 3,17%.

[Consulte aquí los resultados de las elecciones vascas]

Será este lunes cuando el partido de centro analice en profundidad los resultados en su ejecutiva nacional y Albert Rivera comparecerá en rueda de prensa. El vicesecretario general restó importancia a algunas polémicas generadas durante la campaña y las tildó de "anécdotas". La formación naranja también descarta, 'a priori', que la política de pactos nacionales —en última instancia, el acuerdo alcanzado con el PP— haya podido perjudicar sus resultados en estas autonómicas, especialmente en Galicia, donde no consideran que les pueda penalizar el pacto con Mariano Rajoy. Ciudadanos, según fuentes de la ejecutiva, no ve posible que el actual bloqueo político pueda desencallarse a raíz de este 25-S y descarta establecer nuevos contactos con el líder socialista, Pedro Sánchez.

Batacazo de Ciudadanos en el norte: no consigue entrar ni en Galicia ni en País Vasco

Territorios hostiles para C's

En todo caso, el norte comprende sin duda los territorios más difíciles para Ciudadanos. Lo demuestran los resultados de las dos últimas elecciones generales en las que, junto a Navarra, Galicia y Euskadi fueron las comunidades con menos votos para los naranjas. En el caso gallego, el partido de centro obtuvo el 20 de diciembre un 9,06% de los sufragios, logrando un diputado por A Coruña. Pero el éxito le duró poco, porque en los comicios del 26 de junio lo perdió, al quedarse en el 8,63% de los votos. En cuanto al País Vasco, Ciudadanos tuvo un apoyo todavía más escaso en las generales. Si el 20-D obtuvo un 4,11%, el 26-J apenas logró el 3,51% de los votos.

Aun así, el partido de Rivera confiaba en el suelo de votantes consolidado durante los últimos meses, pese a que el 26-J Ciudadanos perdió el escaño obtenido en las elecciones de diciembre en la circunscripción de A Coruña, al dejarse el 0,6% de votos. En Pontevedra no logró escaño tampoco el pasado 20-D, pero fuentes del partido insistían en que la "tendencia de voto" podría haberles brindado la oportunidad de irrumpir en las autonómicas de septiembre. La situación del partido de centro era complicada en la primera circunscripción, después de que la dirección coruñesa dimitiera en bloque el pasado mayo. Aunque la candidata a la Xunta, Cristina Losada, y el resto de dirigentes no se estrenarán en las instituciones, el partido aseguró “que seguirán trabajando” por lograr ese espacio de centro.

En cuanto al País Vasco, era sin duda la comunidad más complicada para el partido de centro. La única oportunidad que divisaba la formación pasaba por el escaño autonómico por Álava del que hasta ahora disponía Gorka Maneiro, actual líder de UPYD. Al final, el candidato naranja, Nicolás de Miguel, no logró hacerse con el espacio de centro existente y con los restos del partido magenta, pese a haber contado en campaña con el apoyo de ‘pesos pesados’ de la formación fundada por Rosa Díez, como Fernando Savater y Francisco Sosa Wagner.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
37 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios