RIVERA, GARICANO Y ARRIMADAS SERÁN CLAVE

C's saca la 'artillería pesada' para irrumpir en territorio hostil: Galicia y País Vasco

El secretario de Organización prepara desde hace semanas las dos campañas. C's espera que la investidura esté resuelta para que Rivera se vuelque por completo en la doble cita electoral

Foto: Albert Rivera durante un acto en la pasada campaña de elecciones generales. (EFE)
Albert Rivera durante un acto en la pasada campaña de elecciones generales. (EFE)

Las futuras negociaciones del Gobierno de España que podrían empezar la próxima semana entre PP y Ciudadanos con el objetivo de que los 32 diputados de centro sumen su apoyo a la candidatura de Mariano Rajoy eclipsan, de momento, la atención mayoritaria de los partidos políticos. Sin embargo, la inmersión en la Cámara Baja no es total y en la formación naranja trabajan ya activamente de cara a la próxima doble cita en las urnas -especialmente compleja para ellos- en Galicia y País Vasco el 25 de septiembre. El secretario de organización de centro, Fran Hervías, lleva semanas preparando las campañas electorales, claves para que Ciudadanos irrumpa en los parlamentos gallego y vasco.

Hervías asegura a este diario que los comicios constituyen en estos momentos "una prioridad" para Ciudadanos y se volcarán para conseguir su gran objetivo: dos escaños en Galicia -por A Coruña y Pontevedra- y uno en el País Vasco, el de Álava que actualmente ostenta el líder de UPYD, pese a ser un territorio hostil para los de centro. Sus candidatos a la Xunta, la periodista Cristina Losada, y a lehendakari, Nicolás de Miguel -delegado naranja en Euskadi- comenzaron la cuenta atrás el pasado fin de semana, cuando su presentación se hizo oficial. El partido naranja confía en que los plazos previstos para la investidura se cumplan y a principios de septiembre esté resuelto para poder sacar toda la artillería en sendas campañas, que comenzarán el día 9 del mes próximo. Está previso que Albert Rivera, como es habitual, tenga gran pesencia durante las jornadas previas a las elecciones, lo que hace esencial que el Ejecutivo esté constituido.

Los otros grandes protagonistas de la campaña, según el partido de centro, serán Inés Arrimadas y Luis Garicano. La jefa de la oposición en el Parlament catalán será uno de los principales activos del partido en ambas comunidades, aprovechando además la menor actividad en Cataluña hasta el 28 de septiembre -después de las vascas y gallegas- cuando Carles Puigdemont se someterá a una cuestión de confianza. Además, Arrimadas representa el verdadero 'azote' del independentismo, también aplicable en el País Vasco, máxime cuando los votos que podrían garantizar un escaño a los de centro saldrían fundamentalmente de PP y UPYD, beligerantes con este asunto.

Albert Rivera (c), junto a la líder de C's en Cataluña, Inés Arrimadas (i), y la diputada Marta Rivera de la Cruz.
Albert Rivera (c), junto a la líder de C's en Cataluña, Inés Arrimadas (i), y la diputada Marta Rivera de la Cruz.

La participación del economista, profesor de la London School of Economics y responsables económico estatal de C's estará ligada a los actos de campaña dedicados a explicar medidas económicas y fiscales del ideario naranja. Un tema peliagudo en el caso de Euskadi, ya que Ciudadanos es firme defensor de que País Vasco y Navarra se unan al régimen fiscal común o, en otras palabras, de "surprimir los privilegios" de los sistemas forales. Además, otros dirigentes nacionales como la diputada gallega Marta Rivera y el vasco Fernando Maura acudirán a sus respectivas comunidades.

Las campañas contarán con un presupuesto aproximado de 300.000 euros y estarán pilotadas desde Madrid por tres pesos pesados de la formación: el vicesecretario general José Manuel Villegas, el secretario general de Comunicación Fernando de Páramo, y Fran Hervías, al mando de la coordinación entre territorios. Ciudadanos apuesta por su entrada en ambos parlamentos y por primera vez profesionalizará una campaña autonómica con la contratación de perfiles concretos que se ocupen de la comunicación y el mensaje del partido, más allá del apoyo habitual de afiliados y simpatizantes.

Galicia: en busca del 'votante consolidado'

En el caso gallego, el partido de Rivera confía el suelo de votantes consolidado durante los últimos meses, pese a que el 26-J Ciudadanos perdió el escaño obtenido en las elecciones de diciembre en la circunscripción de A Coruña al dejarse el 0,6% de votos. En Pontevedra no logró escaño tampoco el pasado 20-D, pero fuentes del partido insisten en que la "tendencia de voto" podría brindarles la oportunidad de irrumpir en las autonómicas de septiembre. La situación del partido de centro es complicada en la primera circunscripción después de que la dirección coruñesa dimitiera en bloque el pasado mayo. Fuentes de la secretaría general de organización naranja aseguran que “ya está superado” y en la actualidad se encuentran “centrados” en las elecciones.

En cuanto al País Vasco, es probablemente la comunidad más complicada para el partido de centro, que el 26 de junio sólo obtuvo el 3,51% del voto en todo el territorio. La única oportunidad que divisa la formación de centro pasa por eldiputado autonómico del que actualmente dispone Gorka Maneiro, actual líder de UPYD. Ni siquiera Ciudadanos celebrará primarias en esta comunidad por el porcentaje tan bajo de afiliados que posee y el cabeza de lista será Nicolás de Miguel, delegado naranja en Euskadi. El partido de Rivera se volcará en hacerse con el espacio de centro existente y, en especial, con los resquicios del partido magenta.

Galicia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios