RECTA FINAL DE LA CAMPAÑA DEL 25-s

Rivera exhibe a Savater y Sosa Wagner en País Vasco para heredar los votos de UPYD

Los dos 'pesos pesados' del partido fundado por Rosa Díez participaron en un acto junto a Albert Rivera para reivindicar la alternativa del centro en el País Vasco el próximo domingo

Foto: El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera (c), el filósofo Fernando Savater (d) y el jurista Francisco Sosa Wagner (i), en Bilbao (Vizcaya) en el coloquio 'Los retos de los constitucionalistas en España'. (EFE)
El presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera (c), el filósofo Fernando Savater (d) y el jurista Francisco Sosa Wagner (i), en Bilbao (Vizcaya) en el coloquio 'Los retos de los constitucionalistas en España'. (EFE)

Cuando apenas faltan seis días para las elecciones autonómicas en el País Vasco, Albert Rivera protagonizó un acto llamado 'Los retos de los constitucionalistas en España' junto a dos piezas clave de UPYD, el intelectual y fundador del partido magenta junto a Rosa Díez, Fernando Savater, y el exeurodiputado Francisco Sosa Wagner. La colaboración, que 'a priori' es puntual, espera impulsar al partido de centro en su cita con las urnas el próximo domingo, cuando todas las encuestas son pesimistas para Ciudadanos y no garantizan su entrada en la Cámara de Vitoria. El objetivo de Rivera es claro: convencer a los votantes de centro, los mismos que en la anterior legislatura apostaron por UPYD, y heredar el escaño por Álava, hasta ahora en manos de Gorka Maneiro.

El catedrático Sosa Wagner apeló a la necesidad de "erradicar tópicos necios", como son el de la derecha y la izquierda, y en línea con lo defendido por Rivera durante los últimos meses, apostó por la importancia de que los políticos aprendan a pactar "entre las fuerzas parlamentarias adversarias". Incluso hubo menciones directas al PSOE de Pedro Sánchez, "a ver si se enteran nuestros amigos del Partido Socialista Obrero Español", afirmó Sosa, "que en eso consiste la política, en tragarse las propias convicciones, dialogar y hablar".

Savater, que centró parte de su intervención en los peligros que entraña el nacionalismo pilar en el ideario naranja—, recordó que el hecho de defender la unidad de España "es importante" porque es la garantía de la Carta Magna, pero resaltó como verdaderamente importante el "defender la libertad que la propia Constitución ofrece". Por ello, afirmó, son "intolerables" los discursos de aquellos gobernantes que "amenazan a parte de la población" con el "anti-Cataluña o el anti-Euskadi".

El presidente de C's, Nicolás de Miguel, el filósofo Fernando Savater y Francisco Sosa Wagner  en un acto. (Efe)
El presidente de C's, Nicolás de Miguel, el filósofo Fernando Savater y Francisco Sosa Wagner en un acto. (Efe)

El filósofo, que este domingo insistía en que su partido "sigue siendo UPYD" tras conocerse su colaboración con Ciudadanos, aseguró que la "mejor opción política" que se presenta a las elecciones del domingo es la defendida por Rivera —el partido creado por Díez, optó por no concurrir—. De hecho, la formación centrista ha enarbolado la bandera magenta, apelando a su legado en lo que a unión de españoles se refiere en un territorio como el País Vasco. El propio Sosa Wagner no dudó en tomar la palabra para "pedir el voto para las candidaturas de Ciudadanos".

El acto también contó con otros diputados naranjas de peso, como el valenciano Toni Cantó, el cántabro Felisuco o los exdirigentes de UPYD Fernando Maura y Nacho Prendes, y tuvo muy presente a la formación magenta, con constantes alusiones. Incluso Rivera enterró el hacha de guerra —algo inédito en los últimos tiempos— al recordar que su partido pidió el voto para Díez y los suyos en 2012 en Euskadi por los valores que defendían y que ahora retomará la formación naranja.

Una afirmación sorprendente, teniendo en cuenta la trágica ruptura que tuvieron ambos partidos que, en realidad, nunca llegaron a convivir y dejaron por imposible su esperado romance. Fueron varias las intentonas entre Rivera y Díez para unirse, y a finales de 2014 la exdirigente socialista y fundadora de UPYD rechazó definitivamente la posibilidad de converger con Ciudadanos y dar pie a la ansiada tercera vía que reclamaba el barcelonés.

La líder magenta reiteró en cada ocasión que "no eran lo mismo" y tras varias reuniones en las que abordaron diferencias, semejanzas y posibles pactos, llegaron a una conclusión: cada uno por su lado. De hecho, en UPYD, fue Sosa Wagner la primera voz crítica que propuso públicamente un necesario pacto electoral entre ambos partidos para crear una opción fuerte de centro. A partir de aquella 'ocurrencia', la formación de Díez comenzó a erosionarse. La figura de Rivera y su partido, por otro lado, empezaban a cosechar éxitos en las primeras encuestas hasta irrumpir en el Parlamento andaluz primero, en muchos otros parlamentos autonómicos y ayuntamientos tras las elecciones del 24 de mayo de 2015, coronándose como líderes de la oposición en Cataluña y finalmente consiguiendo representación en el Congreso de los Diputados (40 escaños el 20-D y 32 el 26-J, frente a los cinco conseguidos por Díez en 2011).

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios