"LO PIDIÓ Y SERÍA ILEGAL HABÉRSELO NEGADO"

Los precedentes desmienten a Guindos: no era ilegal negarle a Soria el cargo en el BM

La Audiencia Nacional ha reconocido "la amplia libertad para decidir" del Ejecutivo en cargos en el extranjero

Foto: El ministro de Economía, Luis de Guindos, y el extitular de Industria, José Manuel Soria, conversan en el Congreso en un pleno de 2015. (EFE)
El ministro de Economía, Luis de Guindos, y el extitular de Industria, José Manuel Soria, conversan en el Congreso en un pleno de 2015. (EFE)

El cargo de directivo del Banco Mundial asignado a José Manuel Soria, ministro dimitido por los papeles de Panamá, no tenía que ser necesariamente para él. Pese a que ayer el ministro de Economía, Luis de Guindos, y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, señalaron que negárselo habría sido ilegal, hay sentencias y precedentes que demuestran que esos cargos son de confianza y por lo tanto de libre designación.

[Lea aquí: Así fue la comparecencia de Guindos en la Comisión de Economía]

Guindos defendió en China, en la cumbre del G-20, el nombramiento de Soria: "Este no es un puesto político, es un puesto de naturaleza administrativa, se da a un funcionario público, porque el señor Soria ya no es político, pero no ha perdido su condición de funcionario y evidentemente puede presentar su candidatura al mismo". Guindos afirmó que dará los detalles en el Congreso y añadió que "Soria lo pidió y sería ilegal habérselo negado, porque no está ni imputado ni inhabilitado”. Fuentes del departamento de Economía insistieron ayer en que negarle el puesto "sería ilegal porque Soria reúne todos los requisitos para el cargo".

Lo cierto es que, aunque Soria cumpliera los requisitos para el puesto, el Ejecutivo –en funciones–​ podía nombrar a otro alto funcionario. Así lo ha hecho el Gobierno del PP con altos funcionarios que ocuparon cargos con el PSOE y que han visto cómo a dedo eran adelantados por otros más cercanos al Ejecutivo. Y los tribunales lo han avalado.

Los precedentes desmienten a Guindos: no era ilegal negarle a Soria el cargo en el BM

Ángel Torres es técnico comercial del Estado, como José Manuel Soria. Durante las dos legislaturas de Zapatero Torres ocupó los cargos de secretario general de Economía y cuando llegó el PP al Ejecutivo se reunió con Guindos para optar a la silla de España en el Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo (BERD), con sede en Londres. Esos puestos son muy apreciados por los altos funcionarios y tradicionalmente son para aquellos que han ocupado altos cargos. El puesto estaba apalabrado cuando, en el último momento, De Guindos optó por otro técnico comercial, Antonio Oporto, que llevaba en excedencia desde que en 2004 ganó el PSOE las elecciones. Estaba en su derecho. Ángel Torres acabó después en Roma de consejero en la embajada.

No es el único caso de alto funcionario al que sobre la bocina el Ejecutivo le deniega un destino en el exterior. Juan Pablo de Laiglesia fue secretario de Estado de Exteriores y embajador en la ONU con Zapatero después de haber ocupado las embajadas de Guatemala, México y Polonia y dirigido la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo. Cuando llegó el PP solicitó ser cónsul en Roma. Cónsul está por debajo de embajador y pensó que no podía ser vetado porque es un cargo de los llamados "sin asterisco", que no dependen del ministro. La Junta de la Carrera Diplomática le seleccionó por unanimidad para Roma, pero el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, le vetó y dejó la plaza vacante argumentando una fata de respeto en la despedida de De Laiglesia, en la que bromeaba que dejaba la ONU para reincorporarse al pasillo.

Juan Pablo de Laiglesia, en una imagen de 2010, cuando era secretario de Estado de Asuntos Exteriores. (EFE)
Juan Pablo de Laiglesia, en una imagen de 2010, cuando era secretario de Estado de Asuntos Exteriores. (EFE)

De Laiglesia recurrió a los tribunales y perdió. La Audiencia Nacional dio la razón al Gobierno. Argumentó en julio de 2014 que estos puestos operan bajo "el principio de confianza ministerial". La sentencia señala que esto es aplicable a las embajadas, pero también a los codiciados cargos en el exterior de técnicos y economistas del Estado y otros funcionarios en las embajadas: "Así ocurre tanto en la provisión de puestos de los funcionarios de la carrera diplomática como el de los consejeros sectoriales que los departamentos ministeriales tienen adscritos a las embajadas", al tratarse de puestos de "especial responsabilidad y confianza".

Hay más precedentes. Un técnico comercial recurrió la designación de puestos en las embajadas en 2012, al llegar el PP al poder, porque no le valoraban al estar próxima su jubilación. Aunque ganó por un tema formal, la sentencia detalla que el Ejecutivo tiene "reconocida una amplia capacidad para decidir" en estos puestos. "En el procedimiento de libre designación, rigen también los principios de mérito y capacidad, pero, a diferencia del concurso, en que están tasados o predeterminados los que ha decidir el nombramiento, la Administración tiene reconocida una amplia libertad para decidir, a la vista de las singulares circunstancias existentes en el puesto de cuya provisión se trate, cuales son los hechos y condiciones que, desde la perspectiva de los intereses generales, resultan más idóneos o convenientes para el mejor desempeño del puesto".

Fuentes de los altos cuerpos de la Administración no se explican la respuesta de Luis de Guindos de que habría sido ilegal denegarle el puesto a Soria

El Gobierno del PP ha hecho uso de esa potestad. Al poco de llegar al poder, el Ministerio de Medio Ambiente designó agregada de Medio Ambiente en misión diplomática en EEUU a Leticia de Guindos, sobrina de Luis de Guindos. De Guindos, funcionaria de nivel 24, sustituyó a un funcionario de nivel 30. El ministerio entonces lo ocupaba Miguel Arias Cañete, próximo a Soria y a De Guindos. También envió como consejero de Medio Ambiente ante Naciones Unidas a Manuel Pablos, hermano de la secretaria general de presidencia, María Rosario de Pablos. Pablos, que también tiene plaza de funcionario, trabajaba hasta entonces en la Entidad Estatal de Seguros Agrarios. Pablos tenía un nivel 24 y ocupaba un puesto para nivel 29.

Los puestos de representación de España en organismos económicos internacionales son gente de la confianza de Guindos. No es sólo Soria. En el Banco Europeo de Inversiones está Román Escolano, técnico comercial del Estado y que trabajó con Guindos en el gabinete de Economía con Rodrigo Rato con el Gobierno de Aznar.

Fuentes de los altos cuerpos de la Administración no se explican la respuesta de Guindos de que habría sido ilegal denegarle el puesto a Soria. "Si Solbes, que es técnico del Estado, lo hubiera pedido, ¿habrían estado obligados a darle la plaza? No tiene sentido", se pregunta un español con responsabilidad en un organismo internacional. "Son puestos de libre designación de toda la vida. No están obligados a dárselo a nadie", añade otro alto funcionario.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
36 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios