El ministro de industria cae por los papeles de panamá

Las últimas 24 horas de Soria: "No encuentro los papeles, dimito"

El extitular de Industria reconoció a Rajoy desde Canarias que no estaba en condiciones de defenderse con pruebas y explicar la presencia de su nombre en la sociedad radicada en Jersey

Foto: José Manuel Soria (Ilustración: Raúl Arias)
José Manuel Soria (Ilustración: Raúl Arias)

Una crisis de gobierno sin que haya Gobierno y un ministro en funciones cuyo nombre aparece en paraísos fiscales varios era lo que faltaba para rematar el inédito bloqueo institucional que se da en España desde el 20-D. Los cinco días más negros que ha pasado el gabinete de Mariano Rajoy desde que quedó cesado al día siguiente de las elecciones arrancaron el lunes con el habitual cierre de filas en torno a uno de sus miembros 'acosados', en este caso José Manuel Soria por los papeles de Panamá, y se cerraron con la orden de dejarlo caer. No encuentro los papeles y dimito, comunicó el jueves desde Canarias a su jefe.

[Especial los papeles de Panamá: destapamos a Mossack Fonseca, la gran trama de las sociedades 'offshore']

La respuesta más drástica y rápida que ha tomado Rajoy en una situación de crisis desde que llegó al poder quedó lista a última hora de la noche del jueves, solo a falta del último visto bueno al comunicado de Soria para anunciar su renuncia a primera hora del viernes. En fuentes de la dirección del PP admiten que la situación del ya exministro era insostenible desde que a media mañana del jueves salió a la luz su nombre como administrador de la sociedad Mechanical Trading Limited, radicada en el paraíso fiscal de Jersey.

[Lea aquí: 'Soria dimite por los Papeles de Panamá]

El presidente del Gobierno en funciones y la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedalse pusieron en marcha porque el dato echaba por tierra todas las confusas respuestas que el titular de Industria había dado hasta ese momento después de verse en los papeles de Panamá. Desde Las Palmas, a donde el ministro se había trasladado para "buscar papeles" en la empresa de su hermano Luis Alberto que le sirvieran para su defensa en la comparecencia prevista para el lunes en el Congreso, Soria comunicó a Rajoy que no estaba en condiciones de acreditar documentalmente su inocencia.

En medios del Partido Popular conviven dos versiones sobre las 'no explicaciones' del ministro ante Rajoy: la primera y más sencilla consiste en que Soria se declaró incapaz de explicar la presencia de su firma en los documentos de Jersey; la segunda es que no pudo o no quiso dar más información "por los líos con su familia". De cualquier forma, admitió que en esas condiciones no podía seguir en ningún cargo porque no estaba en condiciones de aclarar nada. Es lo mismo que luego transmitió en su comunicado.

En solo tres días, desde que El Confidencial reveló su presencia en los papeles de Panamá el lunes por la mañana y hasta el miércoles por la tarde, Soria había hecho declaraciones ante distintos medios hasta en siete ocasiones. Y cada vez se había enredado más. Algunos compañeros de gabinete salieron en su defensa, pero los nuevos datos que aparecían iban por delante y contradecían lo dicho horas antes por el ministro.

Desde el mismo miércoles se extendió entre los dirigentes del PP un expresivo silencio público sobre Soria que puertas adentro se traducía en una petición de salida del gabinete, y cuanto antes, si no era capaz de demostrar que nunca había tenido nada que ver con un paraíso fiscal. "Así no puede llegar hasta el lunes", apuntaban en el Grupo Popular una vez que salió el documento de Jersey (de 2002) y por primera vez en la semana el aludido guardó silencio.

Por indicación de la propia Sáenz de Santamaría, tuvo que ser Cristóbal Montoro quien 'sentenciara' en público al ya extitular de Industria

El jueves por la noche, una vez que Soria se declaró incapaz de aportar pruebas para defenderse y se decantó por dejar toda actividad política, en La Moncloa y en la sede de Génova se pusieron en marcha los trámites para la salida del ministro, diputado y presidente del PP de Canarias. El 'acuerdo' con Rajoy y Cospedal incluía el colofón de que fuera el dimitido quien lo anunciara por la mañana.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, solo tenía que comentar la marcha de Soria cuando fuera preguntada después del Consejo de Ministros. "Ha asumido todas sus responsabilidades políticas", repitió la portavoz del Ejecutivo en funciones para no dar detalles sobre los motivos de la retirada.

Por indicación de la propia Santamaría, tuvo que ser Cristóbal Montoro quien 'sentenciara' en público al ya extitular de Industria. "Nadie puede estar en el Gobierno si ha operado en un paraíso fiscal" y "basta cualquier indicio legítimo de sospecha" para que un ciudadano sea investigado por la Agencia Tributaria, explicó el ministro de Hacienda. La vicepresidenta remachó que ella suscribía las palabras de Montoro.

Con esas frases, el gabinete de Rajoy quería zanjar los cinco días más dramáticos de su etapa en funciones rezando porque no surja otro 'caso Soria' antes de los comicios repetidos para el 26 de junio.

Papeles Panamá

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios