ANTE LA IMPOSIBILIDAD DE LOS GRUPOS PROPIOS

Podemos ofrece a sus socios unirse en un grupo con otro nombre y cuatro portavoces

La oferta de Iglesias a las candidaturas territoriales para integrarlas con Podemos conlleva el cambio de nombre del grupo conjunto y autonomía política y comunicativa para cada fuerza

Foto: Pablo Iglesias, junto a los portavoces de En Marea, Alexandra Fernández, En Comú Podem, Xavier Domènech, y Compromís-Podem, Joan Baldoví. (EFE)
Pablo Iglesias, junto a los portavoces de En Marea, Alexandra Fernández, En Comú Podem, Xavier Domènech, y Compromís-Podem, Joan Baldoví. (EFE)

Podemos ya busca las fórmulas para integrar en un único grupo a sus 42 diputados junto a los 27 que suman las tres candidaturas territoriales (En Comú Podem, En Marea y Compromís-Podem), ante la previsible negativa de la Mesa del Congreso a disgregarse en cuatro grupos diferenciados. Pendiente de discutir con sus socios, la propuesta de crear un grupo confederal que lanzó ayer Pablo Iglesias conllevaría cuanto menos un cambio de nombre del grupo, que visibilizase y respetase “la identidad de las diferentes fuerzas”, así como la creación de cuatro portavocías.

En términos generales, la propuesta aún por concretar busca dotar a las confluencias de “capacidad propia de iniciativa y trabajo”. En definitiva, la oferta que matizan fuentes de Podemos pasa por que los tres grupos territoriales gocen “tanto de su propia línea de acción política como comunicativa”. Desde la formación emergente advierten, sin embargo, de que siguen trabajando por la conformación de cuatro grupos propios, por lo que esta fórmula todavía no ha sido debatida en profundidad y, en todo caso, debería traducirse en un documento firmado por todas las partes.

La propuesta no ha sido bien recibida entre los representantes de las confluencias, que se inclinan por la opción de formar un grupo “plurinacional”, del que formen parte conjuntamente las tres confluencias. Una estrategia similar a la seguida en el Senado, donde tratarán de configurar un grupo de Podemos y otro de las plurinacionalidades. Esta opción tampoco convence al resto de fuerzas representadas en la Mesa. Este viernes por la mañana se reúnen sus nueve miembros (entre los que se encuentra la diputada de Podemos Gloria Elizo y el de En Comú Podem Marcelo Expósito) para realizar una primera deliberación.

Podemos ofrece a sus socios unirse en un grupo con otro nombre y cuatro portavoces

Nadie quiere quemar las alternativas ni dejar cerrados los flecos sobre hipotéticos acuerdos hasta el último momento, pues la Mesa no tomará una decisión sobre los grupos hasta el próximo día 18. El cabeza de lista de En Marea por A Coruña, Antón Gómez-Reino, comentaba entre reunión y reunión que “nos gusta jugar la partida hasta el final y tienen que entender (los miembros de la Mesa) que el 30% de los diputados de Podemos respondemos a otras dinámicas”. Las confluencias quieren quemar todos los cartuchos antes de tirar la toalla en la batalla por los grupos propios, pero también evitarán precipitarse a la hora de buscar y definir fórmulas alternativas como la del grupo confederal.

Varios de los actores políticos que conforman las confluencias explican que la vía del grupo confederal es una opción más a discutir, siempre y cuando el grupo se constituya en igualdad de todas las partes. El cambio de denominación es otra de las cuestiones que valoran como básicas, mientras que quedarían por pactar el resto de cuestiones técnicas para su funcionamiento, además del reparto de recursos económicos.

La igualdad exigida por las confluencias choca con algunas de las consideraciones expresadas por un dirigente de la formación emergente cercano a Pablo Iglesias, como que el secretario general debería llevar la voz cantante en los debates importantes. De esta manera, el líder de la formación emergente coparía los tiempos, por ejemplo, en el debate de investidura o en el del estado de la nación.

Las alternativas del Grupo Mixto e IU

La posibilidad de irse al Grupo Parlamentario Mixto tampoco es una opción que se haya desechado por completo. En el caso de Compromís-Podem, también cabe la posibilidad de que los diputados de la formación capitaneada por Mónica Oltra se sumen a los dos de Izquierda Unida-Unidad Popular para formar un grupo propio. Esto es porque el acuerdo firmado entre Compromís y Podemos contemplaba que en caso de no obtener grupo propio, sus diputados tendrían libertad para elegir integrarse en Podemos o en alguna otra fuerza. Una opción que no se ha planteado, según explican fuentes de Podemos.

Pablo Iglesias (d), Mónica Oltra (c) y Ada Colau (de espaldas). (EFE)
Pablo Iglesias (d), Mónica Oltra (c) y Ada Colau (de espaldas). (EFE)

En el caso de En Comú, que cuenta con ocho diputados de Barcelona en Comú, dos de ICV y dos de EUiA, el acuerdo marca que si no obtienen grupo se deberán integrar todos juntos en Podemos. El documento de En Marea, por su parte, sostiene que sus diputados podrían elegir el grupo al que sumarse pero siempre de forma conjunta, sin romper la candidatura.

Todos los espacios de confluencia con los que ha concurrido Podemos en las pasadas elecciones del 20-D mantienen como primera opción la conformación de grupo propio y aseguran que en caso de que sea negada llevarán el asunto al Tribunal Constitucional. Un extremo al que ya recurrieron fuerzas como ERC y Amaiur en legislaturas pasadas sin conseguir ninguna resolución favorable. Los próximos días serán cruciales para definir la composición final del Parlamento y, sobre todo, las lógicas que imperarán en Podemos.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios