Admite las comisiones al hijo del expresidente

El presidente de Copisa: "Pagábamos a Pujol Jr. como intermediador en los negocios"

El empresario ha señalado a Xavier Tauler, consejero delegado de la empresa, como el contacto con el hijo del expresidente de la Generalitat

Foto: Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. (EFE)
Jordi Pujol Ferrusola, hijo mayor del expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. (EFE)

El presidente del grupo Copisa, Josep Cornadó, ha reconocido este lunes en su declaración ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata sus relaciones con Jordi Pujol Ferrusola, al que ha señalado como uno de los conseguidores de las empresas de su 'holding'. El empresario, sin embargo, ha señalado a Xavier Tauler, el consejero delegado de la empresa, como el contacto con el hijo del expresidente de la Generalitat, al que se abonaban comisiones de entre un 1 y un 3%.

El empresario ha asegurado una y otra vez que, a pesar de los conceptos recogidos en las facturas de Pujol, la labor de este último era siempre la de intermediación y en ningún caso el asesoramiento. De las 30 operaciones que les ofreció a lo largo de sus años de relación (no ha detallado cuántos), Cornadó ha asegurado que solo se concretaron alrededor de una docena.

Cornadó, que ha declarado como imputado, ha afirmado que las comisiones pagadas al hijo del 'expresident' eran “incluso bajas”, según fuentes presentes en su declaración. El juez De la Mata le ha respondido que “lo alto y lo bajo es muy relativo”. “No eran precisamente de 50 euros”, le ha lanzado el instructor, causando ciertas risas entre los asistentes a la comparecencia. Todos esos tratos con el primogénito de los Pujol no constaban por escrito. “Se limitaban a un acuerdo entre caballeros”, ha dicho.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

El presidente de Copisa ha descargado gran parte de la responsablidad en Xavier Tauler, el consejero delegado del grupo. Cornadó ha señalado, por ejemplo, que era este el que fijaba los honorarios de Pujol. También fue él quien le pidió prestar una nave al hijo del 'expresident' para meter su colección de coches de lujo. El empresario ha asegurado que él únicamente dio su permiso y que Pujol no pagaba ningún alquiler por ello, solo los gastos derivados del almacenaje de los vehículos.

La teniente fiscal de Anticorrupción, Belén Suárez, le ha preguntado por qué los responsables de las distintas empresas del grupo que ya habían declarado como testigos ante el juez negaron la relación con Jordi Pujol Junior. El empresario ha respondido literalmente: “¡'Cojons', en cuanto pisan un juzgado ya nadie conoce a Jordi Pujol!”. El juez, después, le ha emplazado a que dé los nombres de cada director financiero y responsable contable de las empresas del grupo que facturaron al conseguidor.

También ha declarado el vicepresidente del FC Barcelona, Carles Vilarrubí. Juez y fiscal le han preguntado por el pago de 30.000 euros por parte de las empresas de Pujol a Restaurantes Cerdanya SL, propiedad del chef Josep María Bosch, que gestiona el local de lujo Torre del Remei.

Vilarrubí ha asegurado que fue el propio Bosch el que en 1993 le pidió -a él y a otros tres clientes habituales del restaurante- que entrara en el accionariado de su empresa ante las dificultades económicas por las que atravesaba. El vicepresidente del Barça aseguró ante el juez que compró acciones de esa empresa por 18.000 euros.

En 2010, Bosch les propuso recomprarles su parte en el negocio y Vilarrubí y los otros tres compradores accedieron a hacerlo por esa misma cantidad, 18.000 euros. El vicepresidente del club de fútbol ha asegurado que desconoce en general cualquiera de los movimientos de dinero de esa empresa, y, en concreto, los 30.000 euros recibidos de Jordi Pujol.

Esta última operación, según su versión, se produjo cuando se había disuelto el consejo de administración de Restaurantes Cerdanya, quedando como único administrador Josep María Bosch.

Carles Vilarrubí comparece ante la comisión de fraude del Parlament. (EFE)
Carles Vilarrubí comparece ante la comisión de fraude del Parlament. (EFE)

Además de Cornadó y Vilarubí, ha declarado como testigo la asesora jurídica del BBVA, Izaskun María Otegui. El objeto de su testimonio ha sido la compra en dos ocasiones de preferentes de esa entidad por Jordi Pujol en su sucursal en las Islas Caimán. Pujol, posteriormente, vendió estas participaciones.

Otegui ha asegurado que toda la operativa se desarrolló conforme a la legalidad y que desconoce la procedencia del dinero con el que el mayor de los Pujol hizo esas compras. El responsable de la emisión de ese producto en el banco, Carlos Penas Babot, también estaba llamado a declarar como testigo, pero no ha aparecido por la Audiencia Nacional.

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios