aumenta la necesidad de financiación propia

Dónde destina Podemos el excedente salarial de sus 187 cargos públicos

Las necesidades de financiación del partido han obligado a repensar la política de donaciones de los cargos públicos, que destinan la mitad de su excedente salarial a la propia formación

Foto: El líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el Senado durante la jura del cargo de los senadores de la formación. (EFE)
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, en el Senado durante la jura del cargo de los senadores de la formación. (EFE)

La imposibilidad legal de limitar el sueldo de los cargos públicos, como pretende Podemos, ha llevado al partido a establecer igualmente un tope ético entre sus representantes (tres veces el salario mínimo interprofesional), que donan el 50% sobrante a la propia organización y la otra mitad a proyectos sociales. Si durante los primeros meses de Podemos en la Eurocámara sus cinco europarlamentarios decidían individualmente a qué destinar esta cantidad, tras la regulación interna son los militantes quienes eligen el proyecto beneficiario, previa preselección por parte de la organización en base a unos determinados criterios, como la ausencia de ánimo de lucro y el carácter social. Sin embargo, estos remanentes han disminuido en favor de la financiación propia.

Las necesidades de financiación del partido han obligado a establecer que los excedentes salariales se destinen a partes iguales al partido y a proyectos ajenos a la organización, mediante el proyecto Impulsa que gestiona el 'think tank' de la formación. La carta financiera firmada el pasado mes por los nuevos vocales vecinos de Podemos en las Juntas de Distrito de Madrid va más allá, obligando por ejemplo a destinar un 30% de su salario a Ahora Madrid y un 50% a la formación morada. Una cantidad que se reparte entre el Consejo Ciudadano, el proyecto Impulsa y el círculo al que pertenezcan. Solo el 20% restante se destina al vocal para que haga frente a las obligaciones fiscales derivadas de este ingreso y otros gastos menores que pudiese tener. A día 30 de junio, con la formación recién estrenada en los parlamentos regionales, la cantidad donada al partido por parte de sus representantes ascendió a los 46.000 euros.

Durante lo que va de año se han destinado a este tipo de proyectos 350.000 euros, de los que 50.000 se repartieron el pasado mes de mayo, con parte del excedente salarial de los cinco eurodiputados. Los otros 300.000 se entregarán esta misma semana, ya con el remanente de los 187 cargos públicos totales de Podemos, sin incluir los concejales. Hasta el pasado mes de diciembre, los representantes de Podemos en Bruselas donaron un total de 71.800 euros.

En el caso de Pablo Iglesias, sus remanentes durante este periodo se destinaron íntegramente a financiar el programa de debate 'La Tuerka'. Teresa Rodríguez, por su parte, eligió las cajas de resistencia de los trabajadores despedidos de la planta de Coca-Cola en Fuenlabrada y de Delphi, en Cádiz, así como a colectivos de mujeres, mientras que Pablo Echenique financió asociaciones que trabajan por la inclusión social y con personas con diversidad funcional (discapacidad). Carlos Jiménez Villarejo, que tomó posesión de su acta como europarlamentario para luego cederle su asiento a la siguiente candidata en la lista electoral, Tania González, fue el único que donó íntegramente a Podemos la parte correspondiente de su sueldo. 

Podemos cuenta con 27 diputados en la Asamblea de Madrid. (EFE)
Podemos cuenta con 27 diputados en la Asamblea de Madrid. (EFE)

Aumento de ingresos, pero también de gastos

La concatenación de campañas electorales, el aumento de personal contratado, que no supera la cincuentena pero supone el 38,2% de los gastos, y la apertura de sedes han obligado a hacer frente a estos gastos con las donaciones de los cargos públicos. Solo una pequeña parte de los cerca de 370.000 registrados en el partido figuran en el libro de afiliados, es decir, pagan una cuota. Sin embargo, el personal contratado es, proporcionalmente, notablemente inferior al de otras fuerzas, pero también las cuotas de los afiliados, que se establecen en los cinco euros al mes. Además, el criterio ético de prescindir de préstamos bancarios limita el grueso de los ingresos a las donaciones de los cargos públicos.

Esta situación no ha impedido, aun con recortes, que se sigan financiando proyectos sociales sin ánimo de lucro al margen de la organización. Un centro educativo destinado a la alfabetización digital crítica de niños, una fundación especializada en neuro-rehabilitación de personas con parálisis cerebral, una asociación dedicada a la cohesión social e integración de los jóvenes a través de la música y un proyecto dirigido al desarrollo profesional de mujeres mediante la creación de sus propias empresas sociales son algunos de los candidatos a recibir financiación por parte de Podemos. Educación e igualdad, inclusión y economía social son los ámbitos en los que se circunscriben los proyectos elegidos para participar en el denominado Proyecto Impulso y sobre el que los registrados tendrán la última palabra.

Excluyendo a los concejales del partido salidos de las urnas el pasado 24-M, que en buena medida se atienen a los criterios financieros de sus respectivas candidaturas de unidad popular, Podemos cuenta en estos momentos con 133 diputados autonómicos, que junto a los miembrosde las juntas generales de las provincias vascas, los consejos y cabildos insulares, senadores y eurodiputados suman 187. De entre ellos, los que más cobran son los europarlamentarios, con un sueldo bruto de 8.000 euros más dietas, lejos de los cerca de 5.000 euros más dietas que cobran de media los representantes en los parlamentos regionales. Los europarlamentarios también cuentan con un fondo de 21.000 euros mensuales para contratar a personal asesor. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios