LA GUÍA MAESTRA PARA EL 20-D

El PSOE fía su campaña a explotar la bala de la polarización y el cuerpo a cuerpo con Rajoy

La dirección subraya que sólo hay dos opciones en las generales: o PSOE o PP, y no hay más. Podemos y Ciudadanos son "jugadores secundarios" que no pueden arrebatar el poder a Rajoy

Foto: El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, firma el documento de compromiso con la ciencia, este 20 de octubre en Madrid. (EFE)
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, firma el documento de compromiso con la ciencia, este 20 de octubre en Madrid. (EFE)

El PSOE fía su campaña a la máxima polarización. Al bipartidismo. Al o PP o PSOE, a recalcar a machamartillo que sólo hay dos opciones, o Pedro Sánchez o Mariano Rajoy. Y punto. No hay grises. Los demás, Podemos y Ciudadanos, son "jugadores secundarios" que no pueden arrebatar La Moncloa al presidente del Gobierno. 

En esos términos, en esa dicotomía, quiere jugar el PSOE para las generales del 20 de diciembre. Así lo expresa, negro sobre blanco, en la 'Guía de campaña', distribuida en la tarde de este martes a todos los medios de comunicación. Un documento de 17 páginas en el que cuenta las líneas maestras de su mensaje, aunque no la estrategia, obviamente. Y, desde luego, no deja lugar a dudas o a interpretaciones. El PSOE es "el único partido capaz de ganar al PP y cambiar España", rotula. "Pedro Sánchez o Mariano Rajoy. Esta es la pregunta básica que vamos a responder en las próximas elecciones: quién será el próximo presidente del Gobierno. Y sólo el PSOE puede evitar que Rajoy siga siendo el presidente del Gobierno de la desigualdad, la desunión y la corrupción". 

La dirección federal arranca su análisis con un balance de la legislatura. Totalmente negativo, a su juicio, en todos los terrenos. En el económico, porque deja "una hipoteca en toda regla" al próximo Gobierno -más parados, menos cobertura para los desempleados, más precariedad laboral, más deuda pública, "incumplimiento del objetivo de déficit"– y en el resto de materias: crisis social con el aumento de la "desigualdad" como telón de fondo, crisis territorial con la "amenaza de separación de Cataluña" y crisis institucional, con un "desprestigio de la política nunca visto en España, y niveles de corrupción intolerables". 

Dividir o unir

Frente a la gestión del PP, se opone un camino "distinto", "limpio, solidario y unificador". Los ciudadanos habrán de elegir el 20-D entre el modelo que "defiende únicamente los privilegios del 10% de los ciudadanos" frente a otro "que persigue el interés de la mayoría", el de los recortes frente a la "justicia social", el de las desigualdades "frente al de las oportunidades", el de la "corrupción estructural o el de la tolerancia cero con todo lo que no sea política limpia". "Optar, en definitiva, por el modelo del PP o del PSOE". Blanco o negro. No hay matices. 

El PSOE cree que el “único“ mensaje que le queda al PP es el del “miedo“, un recurso “vano“ porque el que es “radical“ y “extremista“ es Rajoy y sus políticas

Los socialistas también entienden que hay que elegir entre las políticas "que dividen o las que unen", entre "dos modelos opuestos de partido y de entender la política". Y aquí confrontan el "dedazo de Rajoy" frente a la "renovación" impuesta en la dirección y en las candidaturas y la democracia interna del PSOE de Pedro Sánchez. Aunque no cita, claro, 'designaciones digitales' como la de Irene Lozano o la caída, el pasado febrero, de Tomás Gómez, decisión del secretario general aunque refrendada por los órganos de dirección. Si Rajoy es un "candidato que ha agotado su crédito, resignado, en el ocaso de su recorrido político y ajeno" a las preocupaciones de los españoles, Sánchez es, según lo pinta la guía de campaña, "un líder cercano, que comparte las preocupaciones de la mayoría, fiable, creíble y bien preparado". 

Mariano Rajoy inaugura el tramo de la autovía A-54 en Lugo, este martes. (EFE)
Mariano Rajoy inaugura el tramo de la autovía A-54 en Lugo, este martes. (EFE)

Ferraz entiende que, visto lo visto, visto que Rajoy ha renunciado a "defender su gestión para seguir en el poder", el "único argumento" que le queda al PP para tratar de ganar las elecciones del 20-D es "recurrir al mensaje del miedo". El PSOE sabe que debe contrarrestar ese mensaje. ¿Cómo? Subrayando que inocular el temor a los españoles es un "vano recurso", igual que tachar de "radical" a Sánchez. 

Una "fuerza claramente en alza"

Quien es radical, para el PSOE, es el PP, que tiene posiciones "extremistas a la hora de aplicar recortes y limitar libertades", y porque se opone a "cualquier avance social" y a reformar las instituciones. 

La dirección pasa a recalcar cómo el partido se ha ido consolidando en el último año, pasando de las catacumbas a una fuerza "claramente en alza, con opciones reales de ser el partido más votado y muchas posibilidades de gobernar". "Estamos en condiciones de ganar [...]. Salimos a ganar, a ser los primeros y a dirigir la transformación modernizadora que necesita nuestro país", sostiene el documento, que ahonda en la línea marcada por los dirigentes, remisos a hablar de pactos, con el pretexto de que el candidato no va a por la segunda posición, sino que ambiciona conquistar la primera plaza del podio. Y los sondeos "avalan este propósito", ya que el escenario electoral está "muy abierto" y el PSOE "tiene en su mano ganar al PP"

El partido pasa a definirse y a señalar sus fortalezas. Primero, ocupa "un espacio central en el mapa político", es la "fuerza de izquierdas sensata que atrae al centro", el partido más "cerca" de las posiciones ideológicas de la  "mayoría" de los ciudadanos, en el centro izquierda. Un gesto de afirmación frente a los emergentes y frente al PP. Además, según los socialistas, es la formación que "menos rechazo genera" y el partido "preferido" en los estudios de opinión entre las distintas hipótesis de "coalición de gobierno". 

La "principal fuerza de la izquierda"

Esa percepción es posible, esgrime la ejecutiva, por el proceso de "renovación" acometido por Sánchez, situando al PSOE "a la vanguardia", por los avances en transparencia y por haber construido una oposición "netamente constructiva". 

Con estos mimbres, Ferraz recalca que no hay escapatoria, o PP o PSOE. Y el PSOE es el que "sabe y puede", como "demostró" en las autonómicas y municipales del 24-M, al hacerse con el poder en muchos ayuntamientos y en cinco comunidades, además de las que tenía, Andalucía y Asturias. "Hay otros partidos, sí –indica el texto–, pero sólo el PSOE puede plantar cara al PP con garantías, experiencia, equipos e ideas realistas". 

Hay otros partidos, sí, pero sólo el PSOE puede plantar cara al PP con garantías, experiencia, equipos e ideas realistas“, señala Ferraz

El 24-M es, para la ejecutiva, el ejemplo paradigmático de que, "cuando la gente vota", es "muy consciente de que la única alternativa a las políticas de la derecha es el PSOE. Y la única alternativa a Rajoy es Pedro Sánchez". Los comicios de mayo demostraron igualmente, continúa el documento, que el PSOE es "la principal fuerza de la izquierda", y por la que pasa "el cambio transformador". De ahí que los alcaldes, concejales y presidentes socialistas sean "los mejores agentes electorales" del partido de cara al 20-D, ya que pueden llevar a cabo medidas "que benefician a todos" y, sobre todo, "a los perjudicados por la crisis"

Pedro Sánchez, en su escaño en el Congreso, este 20 de octubre. (EFE)
Pedro Sánchez, en su escaño en el Congreso, este 20 de octubre. (EFE)

La dirección ha desplegado toda una serie de gestos para poner en valor tanto su historia y sus "valores" como el peso del candidato. Por eso elogia las virtudes de Sánchez, convencida de que tira de la marca, y reivindica la construcción socialista. El texto recuerda, en ese sentido, la "acreditada experiencia" de gobierno del PSOE, la edificación del Estado del bienestar, el reconocimiento de los derechos. 

La izquierda "de la centralidad y la moderación"

Llegados a este punto, el texto proclama al partido como el único capaz de disputar el poder al PP. Y no se siente amenazado por Podemos y Ciudadanos: "Ahora, ante las próximas elecciones generales, los socialistas tenemos situados, como siempre, a otros actores a izquierda y derecha, pero son jugadores secundarios que no pueden en ningún caso ganar al PP. El único adversario a las políticas conservadoras del PP son las propuestas progresistas que representa el PSOE. Por eso, Pedro Sánchez, un político limpio y capaz, es el único líder que puede evitar que Rajoy vuelva a ser presidente". 

Y, en concreto, frente a Podemos, al que no cita -como tampoco cita a la formación de Albert Rivera-, el PSOE se reivindica como "la izquierda de la centralidad y la moderación". Se recurre al término "rupturista" que Sánchez ha empleado en otras ocasiones

“Izquierda frente a derecha, limpieza frente a corrupción, reformismo frente a inmovilismo, diálogo frente a imposiciones“: eso es el 20-D para el PSOE

El documento pasa a continuación a presentar las propuestas de los socialistas para el 20-D, contenidas en su programa, aprobado por la comisión permanente de la ejecutiva federal este lunes. Los pilares, los ya conocidos de crecimiento "justo", de reforma de la Constitución para una unión "más perfecta de España", la "lucha sin cuartel contra la corrupción y por la limpieza y transparencia en la política y la Administración". Un proyecto "reformista", a fin de cuentas. 

Resumen nítido, en todo caso: "Pedro Sánchez o Mariano Rajoy. Esto es lo que vamos a decidir en las próximas elecciones generales. Porque sólo el PSOE puede ganar al PP", insiste el partido al final de su documento, enmarcándolo como "idea básica de la campaña". El 20-D se ventilan muchas cosas, arguye. Elecciones "trascendentales" en las que se juega el "futuro del país" y en las que se decide entre "izquierda frente a derecha, limpieza frente a corrupción, reformismo frente a inmovilismo, diálogo frente a imposiciones absolutistas, contrato con los ciudadanos frente a la mentira, gobernar para la mayoría o gobernar para la minoría".

Todo es dicotomía, binomios de blanco o negro. Potenciación de la polarización. Porque ese es el terreno de juego en el que los socialistas creen que tienen más que ganar y donde más pueden llamar al voto útil. 

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios