el exministro ingresó al menos 835.025 euros

La trama de Rato se llevó comisiones del 30% por los contratos de publicidad de Bankia

Publicis y Zenith pagaron a Alberto Portuondo comisiones millonarias por los contratos de Bankia que acabaron siendo transferidas a una sociedad de Rodrigo Rato cuando éste aún presidía la entidad

Foto: Rodrigo Rato. (EFE)
Rodrigo Rato. (EFE)

El entramado societario que lideraba Rodrigo Rato se llevó comisiones de hasta el 30% por su intermediación en los contratos de publicidad que Bankia concedió a Publicis y Zenith Media durante la etapa del político al frente de la entidad, según han revelado a El Confidencial fuentes cercanas al caso. En sólo dos años, 2011 y 2012, el banco adjudicó encargos a ambas compañías por valor de 56,2 millones de euros, unos pagos que ahora están siendo investigados por el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid y que ya se han saldado con la imputación del propio Rato por cinco delitos fiscales, blanqueo de capitales, alzamiento de bienes y corrupción entre particulares.

Los detalles exactos de los contratos bajo sospecha están desde antes del verano en poder de los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil responsables de las pesquisas. La figura clave en esa parte de la investigación es Alberto Portuondo, un empresario del sector de la publicidad que fue detenido el pasado agosto cuando se disponía a volar a México, el país en el que reside. Desde entonces se encuentra en prisión provisional, imputado por un delito de blanqueo de capitales y otro de corrupción entre particulares.

La figura clave en esa parte de la investigación es Alberto Portuondo, un empresario del sector de la publicidad que fue detenido el pasado agosto

Los expertos en delitos económicos del Instituto Armado sostienen que Publicis, Zenith, Portuondo y Rato se concertaron para que el exministro de Economía utilizara su influencia en Bankia para conseguir que la entidad adjudicara a esas dos empresas de publicidad las campañas de lanzamiento de su nueva imagen a principios de 2011, los anuncios de su salida a bolsa en julio de ese mismo año y nuevas campañas reputacionales en 2012.

Contrato de representación

Portuondo habría actuado como cortafuegos. Según fuentes cercanas al procedimiento, los pagos se articularon mediante contratos de representación en los que Publicis y Zenith -pertenecientes ambas al mismo grupo- pactaron pagar al empresario encarcelado hasta un 30% sobre los beneficios que aportaran las adjudicaciones de Bankia. Y, a su vez, Portuondo llegó a un presunto acuerdo con Rato para compartir con el exvicepresidente las comisiones que iban a generar esos contratos.

(Reuters)
(Reuters)

La operación dio frutos. Entre 2011 y 2012, Publicis consiguió ingresos récord de Bankia por valor de 7.499.000 euros más IVA, y Zenith, otros 39.000.000 de euros más IVA. Tal y como habían pactado, Publicis compensó a Portuondo con comisiones de hasta el 30%, sobre los 3.926.000 euros de beneficios que se embolsó con esas adjudicaciones. Asimismo, Zenith abonó al intermediario otro 30% sobre los beneficios que logró contratando espacios de publicidad para las campañas de Bankia. En total, las dos firmas realizaron pagos por valor de 2.022.000 euros a una mercantil de Portuondo, Albisa Inversiones y Asesoramiento SL.

Publicis compensó a Portuondo con comisiones de hasta el 30%, sobre los 3.926.000 euros de beneficios que se embolsó con esas adjudicaciones de Bankia

Pero Portuondo no se quedó con todo el dinero. La Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) remitió el pasado agosto un informe al Juzgado número 31 en el que revelaba que Albisa Inversiones SL había transferido a su vez al menos 835.025 euros a otra mercantil aparentemente inocua, Kradonara 2001 SL. Sin embargo, los investigadores no tardaron en descubrir que detrás de Kradonara se ocultaba el propio Rato y que la sociedad habría desempeñado un papel clave en la red de sociedades que el exdirigente del PP ha mantenido oculta durante décadas para el presunto cobro de comisiones ilegales. La sociedad de Rato habría recibido el dinero de Bankia mediante facturas falsas giradas a Albisa por asesoramientos verbales.

Nuevas imputaciones

Teresa Arellano. (EFE)
Teresa Arellano. (EFE)

La investigación puede acabar extendiéndose también a otras operaciones relacionadas con el exvicepresidente del Gobierno. Además de Rato y Portuondo, el instructor de la causa, el juez Antonio Serrano-Arnal, ha acordado esta semana la imputación de dos directivos de Publicis y otros dos de Zenith por su presunta relación con el amaño de los contratos de publicidad. Fuentes del grupo de origen francés han asegurado que sus directivos declararon ante el magistrado que el proceso de “adjudicación se ajustó a los requisitos y condiciones fijadas para el resto de concurrentes y que se siguieron los cauces habituales en el sector”. Además, como adelantó El Confidencial, la UCO también ha tomado declaración en las últimas semanas a directivos de Caja Madrid y Bankia que pudieron participar en la adjudicación de esos encargos.

Pero el procedimiento dio un salto cualitativo este jueves con la detención de la secretaria de Rato, Teresa Arellano Carpintero, y del empresario Miguel Ángel Montero Quevedo, históricamente vinculado al político y sus hermanos. El juez acusa a los dos detenidos de haber actuado como testaferros al servicio del exministro, una imputación que podría extender el periodo temporal de las pesquisas. Montero asumió cargos en más de medio centenar de sociedades durante la etapa en la que Rato ocupó las más altas responsabilidades de Gobierno. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios