los responsables de LA AGENCIA ya han testificado

El 'caso Rato' salpica a exdirectivos de Bankia: deberán declarar por los contratos a Publicis

Los expertos en delitos económicos de la Guardia Civil que lideran las pesquisas del caso Rato buscan aclarar qué procedimiento utilizó la entidad para seleccionar a la multinacional francesa

Foto: Rodrigo Rato, tras el registro policial efectuado en su domicilio el pasado mes de abril. (Reuters)
Rodrigo Rato, tras el registro policial efectuado en su domicilio el pasado mes de abril. (Reuters)

La investigación sobre Rodrigo Rato ya ha permitido acreditar que el expresidente de Bankia recibió 835.025 euros en presuntas comisiones ilegales a través de una empresa pantalla por la adjudicación de 56,2 millones de euros a la filial española del gigante publicitario francés Publicis durante los dos años que estuvo al frente de la entidad financiera. Pero las pesquisas continúan avanzando y amenazan con extenderse a otras personas que pudieron participar en la presunta trama corrupta que ya ha costado la prisión provisional al supuesto comisionista de Rato, Alberto Portuondo, acusado por lo pronto de corrupción entre particulares y blanqueo de capitales.

Fuentes próximas al caso han avanzado que la intención de los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil encargados de aclarar si Rato pudo cometer un delito de blanqueo de capitales -ya se le imputan formalmente cinco delitos contra la Hacienda Pública- es tomar declaración a todos los consejeros de Bankia que participaron en las adjudicaciones a Publicis bajo sospecha. La multinacional gala se llevó casi en exclusiva la campaña de lanzamiento de la marca Bankia a comienzos de 2011; los anuncios de la salida a bolsa en julio de ese mismo año; y varias promociones para el sostenimiento de la imagen del banco a lo largo de 2012. Como adelantó El Confidencial, la matriz facturó 7.499.000 euros más IVA mientras que su central de medios, Zenith Media, ingresó 39 millones de euros más IVA en el mismo periodo.

Según ha podido saber El Confidencial, los agentes pretenden aclarar qué criterios se utilizaron para seleccionar a Publicis en detrimento de otros competidores que también participaron en el proceso de selección. La UCO ha constatado que Zenith Media había trabajado con anterioridad para Caja Madrid, una de las siete entidades que se integró en Bankia, aunque nunca había alcanzado la facturación de la etapa de Rato. En el caso de la matriz, Publicis, ni siquiera existen precedentes de colaboración con el banco ni las cajas que le precedieron.

Cómplices dentro de la entidad

Rodrigo Rato, José Luis Olivas, Francisco Verdú y José Manuel Fernández Norniella. (EFE)
Rodrigo Rato, José Luis Olivas, Francisco Verdú y José Manuel Fernández Norniella. (EFE)

Por lo pronto, los expertos en delitos económicos del Instituto Armado planean citar a declarar a los responsables de la entidad que intervinieron en el proceso de adjudicación de los contratos. Fuentes próximas al procedimiento precisan que su objetivo es averiguar qué mecanismos operaron exactamente para que se produjera un salto estratosférico en la facturación con un solo proveedor y aclarar si Rato pudo contar con algún colaborador dentro de la entidad que le ayudó a teledirigir el proceso de selección, sin levantar la suspicacia de otros directivos, para favorecer a la firma que le iba a retribuir con comisiones.

Este diario ya publicó las actas de dos Consejos de Administración de la entidad en las que queda acreditado que Rato participó en las deliberaciones que desembocaron en los contratos de publicidad investigados. El propio exdirigente del Partido Popular estampó su firma para oficializar los encargos por su condición de presidente de la entidad y, por tanto, del Consejo de Administración. Pero en esos procesos también participaron otros responsables con asiento en el máximo órgano de dirección de la entidad.

En la primera de las adjudicaciones detectadas, por importe de 15,3 millones de euros, acompañaron a Rato el entonces consejero delegado de la entidad, Francisco Verdú, los consejeros José Manuel Olivas y José Manuel Fernández Norniella y el secretario del Consejo, Miguel Crespo. El contrato se otorgó a Publicis por unanimidad.

Por su parte, las actas de la segunda reunión, que recogen la entrega a Publicis de otro contrato de 8,5 millones de euros, detallan que en la deliberación participaron, además de Rato, Verdú, Fernández Norniella y Crespo (Olivas ya había dejado el cargo), el entonces vicepresidente, Francisco Pons, y los consejeros Claudio Aguirre, Carmen Cavero, Arturo Fernández, José Ibern, Javier López Madrid, Juan Llopart, Juan Martín, Araceli Mora, José Antonio Moral Santín, Francisco Juan Ros García, Antonio Tirado, José Manuel Serra Peris, Álvaro de Ulloa y Virgilio Zapatero. De nuevo, el contrato se concedió a la multinacional francesa sin que nadie formulara discrepancias.

La agencia de publicidad ha aportado los contratos de representación que habría firmado con la empresa de intermediación que administraba Portuondo

La lista de involucrados en las adjudicaciones bajo sospecha sería incluso más larga. En al menos una ocasión, las actas del consejo especifican que la elección de Publicis correspondió en realidad al Comité de Medios de la entidad. El máximo órgano de dirección de la entidad se habría limitado a suscribir la decisión de una instancia inferior.

Los contratos con Albisa

Los directivos de Publicis ya han prestado declaración ante la Guardia Civil en calidad de testigos. La agencia de publicidad ha aportado los contratos de representación que habría firmado con Albisa Inversiones y Asesoramiento SL, la empresa de intermediación que administraba Portuondo y de la que presuntamente salieron los 835.025 euros en comisiones que terminó recibiendo Rato a través de la empresa instrumental Kradonara 2001 SL.

En realidad, las presuntas comisiones por los contratos de Publicis sólo son una de las líneas de investigación que se mantienen abiertas en el caso Rato. No se descarta que también recibiera comisiones por otros contratos otorgados por Bankia durante su mandato.

Con todo, fuentes próximas al procedimiento advierten de que la Agencia Tributaria ni siquiera ha remitido aún a la Guardia Civil toda la documentación que se llevaron los funcionarios de Vigilancia Aduanera el pasado abril en los registros de la vivienda y otros locales vinculados al exvicepresidente del Gobierno. A falta de que se pronuncie la Audiencia Nacional, la investigación sigue estando dirigida por el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid.  

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios