se da por hecho que su vida política está acabada

El PP da por amortizado al presidente de León, detenido en la 'Operación Púnica'

El PP leonés está hecho unos zorros. Al asesinato de Isabel Carrasco se suma ahora la detención de Marcos Martínez Barazón en la 'Operación Púnica'

Foto: Marcos Martínez sale detenido de la sede de la Diputación de León, el lunes. (Efe)
Marcos Martínez sale detenido de la sede de la Diputación de León, el lunes. (Efe)

El Partido Popular de León está destartalado, hecho unos zorros. Al asesinato el pasado mes de mayo de la que fuera líder del PP leonés y presidenta de la Diputación, Isabel Carrasco, se suma ahora la detención de Marcos Martínez Barazón -sucesor de Carrasco al frente de la corporación provincial y destacado miembro del partido en León- en el marco de la Operación Púnica. El juez Eloy Velasco decretó hoy mismo prisión incondicional para Martínez Barazón.

Marcos Martínez ya había sido suspendido de militancia, como el resto de implicados populares en la trama, y, según fuentes del PP, “ se le va a conminar a que deje tanto su puesto institucional en la Diputación, de la que es presidente, como la alcaldía del municipio de Cuadros (2.018 habitantes)”. En el entorno del PP de Castilla y León se da por hecho que la vida política de Martínez está ya acabada.

En cualquiera de los casos, el PP regional es consciente de que con la detención de Marcos Martínez habrá que hacer un “borrón y cuenta nueva” en la formación popular de la provincia. “Vivimos una situación tremendamente complicada pero el PP en León tiene ahora la oportunidad de construirse de nuevo y dejar a un lado el pasado”.

Rajoy, en el minuto de silencio en memoria de Carrasco. A su izquierda, Marcos Martínez. (Efe)
Rajoy, en el minuto de silencio en memoria de Carrasco. A su izquierda, Marcos Martínez. (Efe)

José Antonio de Santiago-Juárez, consejero de Presidencia de la Junta de Castilla y León, precisó hoy, tras la reunión habitual del Consejo de Gobierno, que reclamará "inmediatamente" a Marcos Martínez abandonar sus responsabilidades, y que la decisión habría sido la misma en el caso de que en lugar de prisión incondicional hubiese quedado en libertad con fianza. "La corrupción es un problema de todos, nos salpica a todos, no se puede consentir ni un día más", insistió De Santiago quien defendió que "hay que atajar el problema, caiga quien caiga, se lleve por delante a quien se lleve".

Tras el terrible crimen de Carrasco, el PP de León quedó huérfano de una líder que abarcaba la totalidad de la organización y cuya influencia se extendía más allá de los límites de la provincia castellana y leonesa. Según ha podido saber El Confidencial, Marcos Martínez habría tratado de encumbrarse tras el trágico suceso en el PP de León. No obstante, el partido acordó no convocar Junta Directiva entre congresos y poner en manos de Eduardo Fernández, diputado nacional y secretario provincial del Partido Popular, las labores de presidencia provisionalmente y en calidad de interinidad.

“Se ha aplicado, tanto en la Diputación como en el PP de León el principio de coherencia. A Isabel Carrasco le sustituyó en la Diputación Marcos Martínez, que era el vicepresidente primero, y en el partido, Eduardo Fernández, el segundo en la organización. Además, a Marcos no le querían en ese puesto ni en Valladolid ni en Madrid”, dicen las fuentes consultadas.

Según las mismas fuentes, lo más probable es que hasta mayo no se tomen decisiones sobre quién habrá de ser el candidato o candidata a la presidencia de la Diputación de León por el Partido Popular y, también, los cambios orgánicos a los que haya lugar dentro del partido tras esa designación.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios