Ignacio González presume de gestión ante Cifuentes, Botella... y la ausencia de Aguirre
  1. España
NO MENCIONÓ LOS PROYECTOS FRUSTRADOS

Ignacio González presume de gestión ante Cifuentes, Botella... y la ausencia de Aguirre

El presidente de la Comunidad defendió las medidas llevadas a cabo por el Ejecutivo central y ensalzó los buenos datos cosechados en la región que dirige.

Foto: El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en el debate del estado de la región (EFE)
El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, en el debate del estado de la región (EFE)

Fue un discurso inusual: empezó hablando en clave nacional para acabar ensalzando los triunfos cosechados por la región. Ignacio González aprovechó el debate del estado de la región, al que asistió gran parte de la plana mayor del PP de Madrid y personalidades de relumbrón de la región, para dejar claro que quiere repetir en el cargo. Ante la mirada de la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes, y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, dos de los nombres que suenan con fuerza para encabezar la lista de PP en la capital, el presidente de la Comunidad de Madrid manifestó su apoyo a una propuesta contra el desafío soberanista catalán y defendió las medidas de “regeneración democrática” puestas en marcha por el PP nacional. Entre ellas, la elección directa de los alcaldes que tantas ampollas está levantando en toda la bancada de la oposición.

A nueve meses de las elecciones municipales y autonómicas, González ofreció un discurso en sintonía con la doctrina marcada por Mariano Rajoy desde el Ejecutivo central, y dijo claramente que la comunidad que él dirige forma parte de un proyecto nacional recogido claramente en la Constitución. El sucesor de Esperanza Aguirre, la gran ausente del debate, criticó a la oposición por no haber sido capaz de apoyar ni una sola de las reformas a las que, en boca de González, se ha visto obligado a sacar adelante para poder salir de la crisis. “Han sido unas reformas que han permitido mantener los servicios públicos, al tiempo que han llevado a la región a liderar el ranking de los buenos datos”, comentó.

El pronunciar un discurso “tan disciplinado” de González con Moncloa fue visto por altos cargos de los grupos de la oposición como “una clara intención de que el presidente lo mantenga como candidato”. Un propósito que él mismo propaga desde que llegó a ser presidente sin pasar por las urnas en septiembre de 2012, cuando repentinamente dimitió la presidenta del PP. Desde entonces ha estado enfrentado a Moncloa por asuntos que en Madrid consideran fundamentales: impuestos y la financiación autonómica. Dos puntos que no han dejado de denunciar desde la Puerta del Sol desde que Rajoy llegó a la Moncloa. Ni siquiera ayer, cuando también aprovechó para afear a la oposición el hecho de no haberse sumado a la ola de indignación contra “un sistema de financiación que castiga a los madrileños, a pesar de que Madrid es la comunidad que más aporta”.

La recuperación de Madrid

Tras media hora de discurso en clave nacional, González se centró en sacar pecho de cómo se recupera Madrid. “El año pasado, en este mismo debate, decía que esta era la región que mejor había resistido la crisis. Hoy podemos afirmar que Madrid es la región que está liderando la recuperación económica de España”. El presidente también aprovechó el pleno, en el que estuvieron presentes su mujer, Lourdes Cavero, y una de sus tres hijas, para explicar el beneficio de las últimas rebajas fiscales anunciadas por el Ejecutivo madrileño. “Es una rebaja que beneficia a la inmensa mayoría de los madrileños. Y les pongo un ejemplo: una pareja de 30 años que entre los dos perciban menos de 30.000 euros no pagaran nada de IRPF en nuestra región”.

No hubo ni una sola mención a las apuestas del Gobierno regional que se evaporaron a mitad de legislatura como Eurovegas, el complejo de lujo y ocio que el magnate Sheldon Adelson prometió levantar en Alcorcón, o los Juegos Olímpicos de 2020, un proyecto que encabezaba la alcaldesa Botella. Atrás quedaron también las disputas con la delegada del Gobierno, con quien la Comunidad de Madrid ha mantenido algún rifirrafe por la instalación de una pantalla gigante en Sol para ver la final de la Champions y por cómo se informaba sobre algunos sucesos, como el del pederasta de Ciudad Lineal. Cifuentes declaró ante los medios que González había ofrecido un discurso “muy completo y muy acertado”.

Antes de que acabara el debate, en el que solo habló el presidente –hoy toca el turno a los portavoces de la oposición–, los 16 trabajadores de la cafetería de la Asamblea de Madrid que fueron despedidos en agosto por el Grupo Cantoblanco se manifestaron a las puertas de la Asamblea para reclamar sus puestos de trabajo. “Nos han cambiado por unas máquinas de vending”, se quejaba una exempleada a El Confidencial. El Grupo Cantoblanco, dirigido por el presidente de CEIM, Arturo Fernández, decidió unilateralmente rescindir el contrato con la Asamblea de Madrid en agosto. Ayer, fueron muy pocos los diputados y los miembros de la Cámara autonómica que se acercaron hasta la cafetería, donde se colocaron tres máquinas que ofrecían refrescos, cafés y algo de comer, tras haber resultado imposible que otra empresa se hiciera cargo del servicio de restauración.

Moncloa Sol Madrid
El redactor recomienda