gestionados con sOCIEDADes SIN ÁNIMO DE LUCRO

La UDEF investiga la red de un exconsejero de la Junta que logró 47 millones para cursos

La investigación del presunto fraude masivo cometido en Andalucía con los fondos públicos para la formación de trabajadores continúa extendiendo sus tentáculos fuera de Málaga.

Foto: Susana Díaz toma de posesión de su cargo como presidenta de la Junta  en presencia de los dos expresidentes José Antonio Griñán (i), y Manuel Chaves (EFE)
Susana Díaz toma de posesión de su cargo como presidenta de la Junta en presencia de los dos expresidentes José Antonio Griñán (i), y Manuel Chaves (EFE)

La investigación del presunto fraude masivo cometido en Andalucía con los fondos públicos para la formación de trabajadores está hallando numerosos indicios delictivos fuera de Málaga, la provincia en la que se centraron las primeras pesquisas. Según fuentes cercanas a la operación Edu, los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía manejan un borrador que atribuye a una sola de red societaria integrada por casi una veintena de mercantiles, asociaciones y fundaciones el ingreso de más de 47 millones de euros en ayudas para la organización de cursos para trabajadores. Detrás de ese sofisticado entramado presente en varias provincias andaluzas se encontraría Ángel Ojeda Avilés, exconsejero de Hacienda de la Junta e histórico dirigente del Partido Socialista de Andalucía.

El informe preliminar que tiene en su poder la UDEF, al que ha tenido acceso este diario, señala que Ojeda Avilés habría utilizado firmas de las que era máximo responsable para tejer una compleja estructura societaria con la que habría captado decenas de subvenciones públicas para formación de desempleados. La red actuaba en al menos tres niveles. Primero, Ojeda Avilés creó una larga lista de sociedades dedicadas supuestamente a la formación que recibieron subvenciones como cualquier otra empresa de ese sector. Después, utilizó esas sociedades para, en combinación con otras ajenas a la trama, crear asociaciones que también percibieron ayudas para organizar cursos. Y por último, el exconsejero de Hacienda agrupó esas asociaciones para, en un tercer nivel, constituir fundaciones que también se habrían beneficiado de un goteo constante de subvenciones de la Junta.

Ángel Ojeda Avilés.
Ángel Ojeda Avilés.

Los nombres de las firmas que componen ese entramado fueron especialmente escogidos para proyectar una imagen de máxima seriedad y aparentar que representaban a grandes colectivos, pero los investigadores sostienen que tenían una función meramente instrumental y que detrás de ellas sólo se encuentra Ojeda Avilés. En total, el borrador que maneja la UDEF atribuye al entramado del exconsejero de Hacienda (1979-1982) la captación de más de 47 millones de euros de fondos públicos en subvenciones. Una parte destacada de ese dinero pertenece a los programas de formación remunerada que puso en marcha el Ejecutivo de Manuel Chaves para apaciguar a la plantilla de Delphi tras el cierre de la factoría.

Empresas, asociaciones y fundaciones

Entre las sociedades del histórico dirigente del socialismo andaluz que habrían percibido ayudas para formación se encontrarían Qualitaire Consulting SL, Quality & International Aeronautical Service SL, Educanet SL, HASA Asistencial SL, HASA Huelva Asistencial SL, HASA Sevilla Asistencia SL y Prevención de Riesgos de Seguridad, Calidad Prescal SL, ITSA Inspecciones Técnicas Internacionales y Desarrollo Organizacional de Personas y Productividad. Todas estas sociedades figuran como beneficiarias de subvenciones en una o más convocatorias.

Pero, según las fuentes consultadas por este diario, Ojeda Avilés también habría utilizado esas mercantiles para crear hasta ocho asociaciones supuestamente inocuas y sin ánimo de lucro con las que consiguió aún más ayudas. Combinando esas sociedades y con otras ajenas a la trama, habría constituido la Asociación de Apoyo a la Integración Humanitas, Asociación de Empresas Aeronáuticas, Asociación para la Sociedad de la Información Innova, Asociación para la Calidad Europea Inteca, Asociación de Apoyo al Medio Ambiente Natura, Asociación de Empresas de Base Tecnológica Ebatec, Asociación de Prevención de Riesgos Laborales Prevengo y Asociación Andaluza de Empresas de Base Tecnológica.

El diputado socialista y expresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves. (EFE)
El diputado socialista y expresidente de la Junta de Andalucía, Manuel Chaves. (EFE)

La tercera pata de la trama de Ojeda Avilés la compondrían fundaciones supuestamente sin ánimo de lucro. Combinando las asociaciones que controlaba casi aleatoriamente, creó la Fundación para el Desarrollo e Integración de Inmigrantes, la Fundación de la Formación Profesional para el Empleo, la Fundación para la Sociedad de la Información, la Fundación de Apoyo a la Integración, la Fundación de Autónomos y Emprendedores y la Fundación para la Sociedad de la Innovación. Todas ellas fueron constituidas a partir de 2010 y también aparecen como perceptoras de fondos públicos.

Un entramado para escapar de la Justicia

Los investigadores creen que el entramado no sólo habría permitido a Ojeda Avilés captar ayudas públicas sin concentrar todos los fondos en una sola marca, sino que también le habría servido para ceder la realización de los cursos a otras firmas de su propiedad ocultando así la pista del dinero. Además, el hecho de que las asociaciones y las fundaciones fueran empresas sin ánimo de lucro le permitió presentarse a convocatorias de la Junta que estaban reservadas exclusivamente para entidades de este tipo. La última gran ventaja que ofrecen las asociaciones y fundaciones es que, por sus especiales características, están sometidas a menos control que las sociedades mercantiles convencionales. Por ejemplo, es imposible conocer en el registro mercantil quiénes son los administradores de esas entidades. Pero los investigadores de la operación Edu ya habrían descubierto la identidad que se esconde tras los 47 millones en ayudas.

Ojeda Avilés ya ha tenido que enfrentarse a un procedimiento judicial en Algeciras por hechos similares a los que se investigan en la operación Edu. Este otro caso, que continúa abierto, comenzó en 2012 después de que la profesora de una de sus empresas, Asociación de Apoyo al Medio Ambiente Natura, asegurara que el exconsejero de Hacienda inflaba los salarios de sus empleados para justificar el destino de las subvenciones que recibía y que, después, les reclamaba que devolvieran la mitad de sus nóminas. Ese caso afecta en principio a una sola empresa de la red de Ojeda Avilés. Los agentes que están desarrollando la operación Edu ya tiene información sobre todas ellas.

España
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios