Rajoy da moral al PP con la rebaja de impuestos, el freno a Mas y el fin de ETA
  1. España
Arremete contra Rubalcaba en clave electoral

Rajoy da moral al PP con la rebaja de impuestos, el freno a Mas y el fin de ETA

El presidente del Gobierno ha clausurado la Convención Nacional del PP con un discurso en clave interna destinado a dar aliento a sus bases

Foto: Mariano Rajoy, en su intervención. (Efe)
Mariano Rajoy, en su intervención. (Efe)

Mariano Rajoy ha clausurado la convención nacional del PP con un discurso en clave interna dirigidoa dar moral a sus bases con la recuperación de su compromiso de bajar impuestos y las promesas de frenar el secesionismo en Cataluña y combatir a ETA hasta su “disolución incondicional”. En lo que también ha sido su primer mitin preelectoral ante los próximos comicios europeos, se ha ensañado con Alfredo Pérez Rubalcaba, “vicepresidente del Gobierno que llevó a España al borde de la ruina” y uno de los causantes “del calvario de la gente”.

El jefe del Ejecutivo se ha empleado ante los 2.000 dirigentes, cargos y militantes del PP reunidos en Valladolid para señalarles el nuevo camino de la esperanza en la recuperación económica y revitalización política que sostiene que su gabinete ha ganado para España, con el apoyo de su partido más el sacrificio y comprensión de los ciudadanos.

Ante la práctica totalidad de susministros y barones autonómicos (faltaba Esperanza Aguirre), Rajoy ha repetido su conocido discurso sobre la superación de la crisis, pero esta vez haciendo hincapié en la responsabilidad y el sufrimiento de los españoles para conseguir ese objetivo. “Muchos creían que la crisis se iba a llevar por delante a España y al final es España la que se va a llevar a la crisis por delante gracias a los esfuerzos de los españoles” y “los españoles nos hemos rescatado solos”, ha proclamado en el auditorio Miguel Delibes de la capital castellana.

Como se trataba de dar moral preelectoral a los reunidos, el presidente del Gobierno ha vuelto a anunciar la reforma fiscal con bajada de impuestos con el reconocimiento de que si al principio de la legislatura hizo lo contrario, ahora podrá cumplir el antiguo programa electoral gracias a la recuperación. “Ahora sí habrá reducción de impuestos y durante varios años”, ha apuntado entre los aplausos de sus partidarios.

De nuevo se ha reafirmado en su programa de reformas, incluida las de la enseñanza que encabeza José Ignacio Wert y la de Administración encomendada a Soraya Sáenz de Santamaría y Cristóbal Montoro. También ha reiterado su compromiso de hacer cumplir la Constitución y la ley ante los que se proponen violarla (Artur Mas) y combatir a los que siembran la discordia entre los españoles o pretenden encaminar a España hacia la Edad Media (el mismo). Para cerrar las heridas o dudas sobre su actitud ante ETA, el jefe del Ejecutivo ha sentenciado que seguirá la misma política antiterrorista hasta conseguir “la disolución final y con todas las consecuencias” de la banda.

Convención Nacional del PP. (Efe)Lo más novedoso del discurso de Rajoy han sido sus ataques a Alfredo Pérez Rubalcaba, a quien ha calificado como uno de los principales responsables de la ruina en que dejó el Gobierno del PSOE a España en 2011. “Y ahora dice que viene lo peor y lo que me molesta es que se siembre el desánimo. Lo único que pido es un poquito de respeto a las esperanzas de la gente”, ha soltado en referencia a la línea que sigue en la oposición su secretario general. Para el presidente del PP está claro que su oponente es “parte destacada en la causa del calvario” que pasan millones de ciudadanos por el hundimiento de la economía y las tasas de paro.

Rajoy ha terminado su discurso-mitin en la convención nacional del PP con más mensajes de esperanza para los suyos al dar por hecho que “este partido va a ganar las elecciones europeas” y que lo que deben hacer sus dirigentes y militantes es explicar que “en España hay un partido y un Gobierno que garantiza el futuro de todos cuyo principal ideal es España y el bienestar de los españoles”.

Mariano Rajoy Recuperación económica Crisis Alfredo Pérez Rubalcaba
El redactor recomienda